TALLER SOBRE MORTALIDAD MATERNA

Imprimir Correo electrónico
25 de mayo de 2010

Discurso del Dr. Mario Valcarcel, Representante OPS/OMS a.i.

Señor Ministro de Salud, Dr. Oscar Ugarte Ubilluz
Dra. Nidia  Vilchez, Ministra de la Mujer y Desarrollo Social
Sr. Esteban Caballero, Representante de UNFPA

En el marco de la Cumbre del Milenio, 147 jefes de estado y representantes de 191 países suscribieron la Declaración y los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

La Declaración del Milenio es el Documento Marco y hace referencia a valores fundamentales para la convivencia internacional y dentro de cada país, como son:  La libertad, igualdad, tolerancia, respeto por la naturaleza y responsabilidad común.  A su vez los ODM constituyen la Agenda Programática mediante la cual se quiere dar cumplimiento a los principios plasmados en la Declaración.

En total se definieron 8 objetivos y 18 metas a ser alcanzadas para el 2015.

El objetivo No. 5 trata sobre mejorar la salud materna y plantea como meta la Reducción de la Mortalidad Materna en ¾ partes entre 1990 y el 2015, considerando como indicador la razón de mortalidad materna, así como la proporción de partos atendidos por personal de salud calificado.

La mortalidad materna constituye un grave problema social y de la salud pública, que revela inequidades en las condiciones de vida; es un reflejo del estado de salud de la mujer en edad reproductiva y su acceso a los servicios de salud y a la calidad de la atención que reciben, incluido el acceso a la anticoncepción como derecho a decidir libremente tener o no hijos, como es el debatido uso del anticonceptivo oral de emergencia.  Asimismo, hay que considerar como condicionantes y determinantes causales de mortalidad materna a la violencia de género, la presión socio cultural en torno a la maternidad, incluso en las adolescentes; la ausencia de servicios de información y provisión de anticonceptivos; la falta de políticas de educación de la sexualidad y desigualdades de acceso a los servicios de salud reproductiva, en especial en la población rural e indígena; los embarazos precoces en adolescentes; y el aborto inseguro.

El objetivo de mejorar la salud materna depende directa e indirectamente de otros objetivos del milenio como mejorar la educación, particularmente de madres y niñas, pero también de hombres; el acceso a agua potable, la lucha contra las enfermedades transmisibles en general y en especial del VIH, la sífilis y la malaria en las gestantes, la mejoría de las condiciones nutricionales, la equidad de género y el acceso a medicamentos esenciales.

Además el diagnóstico precoz y tratamiento oportuno del cáncer de cuello de útero, sobre todo en las zonas rurales y del cáncer de mama, así como la diabetes e hipertensión, enfermedades crónicas no transmisibles, no consideradas en los objetivos del milenio.

Por lo tanto, la mortalidad materna refleja y representa el funcionamiento de todo un sistema de salud en interacción con el entorno en que vive la población y en particular de las mujeres.

Las muertes maternas son el resultado de problemas sociales, económicos, biológicos y logísticos de los sistemas de salud.

En muchas ocasiones ocurren por falta de acceso o por una deficiente aplicación de conocimiento y tecnologías en el manejo del embarazo, del parto o puerperio.
La reducción de la muerte materna requiere de acciones coordinadas y de un trabajo continuo.  Las acciones deben necesariamente ir desde el interior de las familias hasta las políticas nacionales de salud y económicas.

Ante una muerte materna, habría que determinar la causa, por ejemplo, hemorragia o pre eclampsia, así como considerar cuáles factores estaban presentes para no acceder oportunamente a recibir atención.

En Perú, con una razón de mortalidad de 103 x 100,000 NV de acuerdo a estimado por INEI (ENDES 2009) para el período 2004-2009 y si consideramos las evidencias mostradas por estudios internacionales, tenemos que las principales causas de muerte para un indicador alrededor de 100 x 100,000 NV, están las hemorragias, los abortos inseguros, la pre-eclampsia y el parto obstruido.  En relación a la primera, debemos intervenir garantizando acceso a sangre segura, fundamentalmente en las comunidades rurales, el uso de métodos anticonceptivos efectivos para evitar embarazos no deseados, y para las dos últimas causas garantizar una atención prenatal de calidad y un parto con personal profesional calificado y adoptando en el trabajo de parto en poblaciones indígenas sus costumbres culturales.

Asimismo, a las causas de no acceso están la lejanía de los servicios, la falta de capacitación del personal que asiste, ausencia de insumos, falta de recursos económicos o de seguro de salud, entre otras.

Sin embargo, en Perú se ha podido disminuir la mortalidad materna estimada de 265 x 100,000 NV en 1996 a 103 X 100,000 NV para el período 2004-2009.  Este logro debido precisamente a los avances alcanzados en disminuir la pobreza, elevar la educación, en el incremento de partos por profesionales, en disminuir las enfermedades transmisibles, uso de anticonceptivos con la consecuente disminución de la tasa global de fecundidad, así como mayores coberturas y aseguramiento universal gratuito, priorizando las regiones más pobres con un predominio rural.

No obstante, aún persisten grandes brechas de inequidad entre regiones, provincias, distritos y localidades, siendo imprescindible la estratificación de las acciones en los sitios de mayor pobreza, desnutrición, mortalidad materna y cáncer de útero que generalmente inciden en las mismas poblaciones rurales actualmente priorizadas por el Ministerio de Salud, la Estrategia Crecer, el Programa Juntos, en alianza con agencias del sistema de Naciones Unidas, otros organismos de cooperación internacional y ONGs en apoyo a los gobiernos regionales, locales y a la ciudadanía en un país descentralizado.

Asimismo, a pesar de los éxitos alcanzados, la cifra de mortalidad materna en el país tiene un rezago en comparación con la serie cronológica de la mortalidad materna en países industrializados como Canadá y Estados Unidos en algo más de 50 años, por lo que aún tenemos un largo camino por recorrer todos juntos y si tenemos y si mantenemos la cohesión, seguro lograremos la meta fijada de 66 x 100,000 NV para el 2015.

Muchas gracias.
 

Última actualización el Miércoles 26 de Mayo de 2010 17:00