OPS/OMS llama a redoblar esfuerzos contra la tuberculosis que afecta a las poblaciones vulnerables en las ciudades de las Américas

Imprimir Correo electrónico

En 2011 se estima que hubo 268.000 casos nuevos y cerca de 30.000 muertes por esta enfermedad en la región

Washington, D.C., 20 de marzo de 2013 (OPS/OMS)- La Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) llama a redoblar esfuerzos en la prevención y el control de la tuberculosis en las Américas, en especial en las poblaciones más vulnerables que viven en las grandes ciudades.

Pese a los avances que la región ha logrado en el control de la tuberculosis, en América Latina y el Caribe esta enfermedad sigue siendo la segunda causa de muerte por un agente infeccioso después del virus del VIH/sida.

En 2011, se estima que en las Américas hubo unos 268.000 casos nuevos de tuberculosis y unas 30.000 muertes incluyendo a personas con VIH/sida. Sin embargo, se calcula que en el mismo período no se diagnosticaron unos 60.000 casos nuevos de tuberculosis, la mayoría de ellos en zonas urbanas.  

“Llamamos a fortalecer los esfuerzos para llegar a la meta de cero muertes por tuberculosis, una meta que se puede alcanzar sólo si cada habitante de las Américas puede tener una vida saludable y acceso a servicios de salud de calidad sin temor a empobrecer por usarlos”, afirmó la Directora de la OPS, Carissa F. Etienne, en un evento por el Día Mundial de la Tuberculosis, este 19 de marzo, en la sede.

La carga de la tuberculosis varía según el país y se concentra en las poblaciones más vulnerables, como las minorías étnicas, las poblaciones migrantes, y las que tienen dificultades para acceder a la atención médica. Estas poblaciones suelen vivir en barrios marginales de las ciudades, donde las condiciones de vida conllevan al hacinamiento, entre otros problemas, así como también influye la desigualdad económica, el desempleo y la violencia. En las ciudades de América Latina uno de cada cuatro habitantes vive en la pobreza.

“La fragmentación de los sistemas de salud, la falta de un cuidado integral para los pacientes y la falla en adaptar el cuidado a las necesidades de las poblaciones más vulnerables, como las minorías étnicas, las mujeres y los niños, contribuyen a una situación en la que no todos tienen los beneficios de un diagnóstico a tiempo y de un tratamiento para la tuberculosis”, dijo la doctora Etienne.



Este año, la OPS/OMS utiliza el eslogan “Terminemos con la tuberculosis durante nuestra generación. Es un compromiso de todos”. La prevención y el control de la tuberculosis se pueden mejorar a través de estrategias multisectoriales que hagan énfasis en la educación, en un mayor acceso a los servicios de salud, en la mejora en las condiciones de vivienda y de vida en general, y en la provisión de servicios de saneamiento en áreas marginales.

“Un ‘compromiso de todos’ significa que los ministerios de salud, de desarrollo humano, de economía, vivienda, educación y otros sean llamados a poner el control de la tuberculosis como prioridad en sus agendas de trabajo”, afirmó la doctora Etienne.

Con el apoyo de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID por su sigla en inglés), la OPS/OMS está implementando una iniciativa para el control de la tuberculosis en las grandes ciudades de América Latina y el Caribe con un abordaje integral de la salud según las necesidades de las comunidades más vulnerables, que incluyen acciones con educación, trabajo, desarrollo urbano y salud.

“Esperamos llegar a ese momento donde ningún país tenga tuberculosis y exista cobertura universal en salud”, afirmó el asistente administrativo para la Salud Mundial de USAID, Ariel Pablos-Méndez, quien destacó los logros y desafíos de las Américas en este terreno.

En un panel sobre acciones integrales exitosas en el control de la tuberculosis en ciudades, el viceministro de Salud de Perú, José Del Carmen Sara, se refirió a la experiencia en Lima, donde una alianza multisectorial encabezada por las máximas autoridades del país unió a distintas áreas del Estado en el control de la tuberculosis. Las intervenciones fueron desde la atención médica hasta la vivienda y promoción del empleo en poblaciones vulnerables.

Por su parte, el ministro de Salud de Guyana, Bheri S. Ramsaran, explicó que en su país se está desarrollando una estrategia integral contra la tuberculosis que ha llevado a descentralizar los servicios, además de ejecutar programas de vivienda, entre otros puntos.

El vicealcalde de Guarulhos en Sao Paulo, Brasil, Carlos Derman, presentó la experiencia en su ciudad para combatir a esta enfermedad, tanto en la detección a nivel de atención primaria como en poblaciones específicas. La jefa de intervenciones en Salud de Bogotá, Colombia, Ana Zulema Jiménez Gómez, habló sobre las distintas intervenciones que se realizaron en ciudad, entre ellas con minorías indígenas que viven en la periferia de la ciudad

Entre 1990 y 2011, en las Américas hubo una reducción del 61% en la mortalidad por tuberculosis, y un 62% de baja en la prevalencia de esta enfermedad. El progreso logrado en la región se debe, en gran parte, a la ejecución de la estrategia “Alto a la Tuberculosis” de la OMS y OPS, que se basa en el diagnóstico oportuno, el tratamiento universal y las combinaciones adecuadas de medicamentos antituberculosos.

Aun así, los países de las Américas todavía enfrentan desafíos como la propagación de la tuberculosis multirresistente y la aparición de la tuberculosis extensamente resistente; el aumento de personas con tuberculosis y VIH/sida; y las debilidades del sistema de atención de salud en países con una elevada carga de tuberculosis.

Acerca de la tuberculosis

La tuberculosis es causada por Mycobacterium tuberculosis, una bacteria que afecta los pulmones con mayor frecuencia. Una de cada tres personas en todo el mundo tiene tuberculosis latente, lo que significa que están infectadas pero no tienen ningún síntoma activo de la enfermedad y no pueden transmitirla.

La tuberculosis se transmite a través del aire cuando quienes tienen la infección pulmonar activa tosen, estornudan o escupen. El riesgo de que alguien infectado se enferme durante el transcurso de su vida es de 10%. Sin embargo, las personas con inmunodeficiencia, como quienes tienen la infección por el VIH, desnutrición o diabetes, o los consumidores de tabaco, tienen un riesgo mayor de enfermarse. Los síntomas de tuberculosis pulmonar incluyen tos de más de dos a tres semanas de duración, adelgazamiento, fiebre, sudores nocturnos, inapetencia y tos con sangre. La enfermedad es curable, pero puede ser mortal si no se trata. El tratamiento suele durar seis meses y cuesta US$100 en muchos países en desarrollo.

Día Mundial de la Tuberculosis, 24 de marzo

El Día Mundial de la Tuberculosis conmemora la fecha en la que el doctor Robert Koch anunció que había descubierto el bacilo causante de la tuberculosis. Cuando lo anunció en 1882, en Berlín, la tuberculosis hacía estragos en Europa y las Américas, en tanto mataba a una de cada siete personas. El descubrimiento de Koch abrió el camino para diagnosticar y curar la enfermedad.

Enlaces de interés 

Fuente: OPS/OMS

Última actualización el Viernes 22 de Marzo de 2013 11:39