IX CONGRESO LATINO AMERICANO DE MEDICINA SOCIAL

Imprimir Correo electrónico

11 de agosto de 2004
Palabras del Dr. Manuel Peña, Representante OPS/OMS en el Perú

Distinguidos Señores Miembros de la Mesa de Honor
Distinguidos señores y señoras.-   

Es un alto honor para mi participar en esta Ceremonia Inaugural del IX Congreso Latinoamericano de Medicina Social que tiene por lema: Salud un Derecho a Conquistar.

 

Represento, en esta oportunidad, a la Directora de la Organización Panamericana de la Salud, Dra. Mirta Roses, quien por razones del todo ajenas a su voluntad no puede estar aquí, como hubiera sido su deseo. Por mi intermedio, la Dra. Roses envía un cordial y fraterno saludo a todos los participantes que desde muchos países de nuestro hemisferio, y desde todas las regiones del Perú, han acudido a esta histórica ciudad de Lima, a debatir sobre el derecho a la salud.

Hay dos reflexiones que, en el marco del nuevo rumbo que la Dra. Roses está imprimiendo a la acción de nuestra Organización, deseo hacer en esta ocasión. Una es sobre la relación de nuestra Organización con el movimiento de Medicina Social, tanto como corriente de pensamiento alternativo y renovador sobre la determinación y la expresión de la salud en la sociedad, pensamiento propio de nuestra América Latina; y también de la Medicina Social como militancia sanitaria por la justicia social en salud.

 

La otra reflexión es sobre el Derecho a la Salud, esa condición de ciudadanía que es preciso conquistar y garantizar para todas las personas.

 

La Medicina Social en su origen está indisolublemente unida a la acción de la OPS. A lo largo de varias décadas de los dinámicos sesenta, numerosos funcionarios, amigos y consultores de nuestra Organización fueron impulsores y animadores de una nueva manera de pensar y de actuar sobre la Salud en nuestras desiguales e injustas sociedades, que se dio en llamar Medicina Social.

 

Hitos de la historia de la Medicina Social, y de la Asociación Latinoamericana de Medicina Social (ALAMES), como Cuencia I y Cuenca II, Xochimilco y Río de Janeiro, entre otros, nos traen a la memoria las contribuciones del inolvidable Juan César García, de Miguel Márquez, de Carlos Vidal, María Isabel Rodríguez, José

Roberto Ferreira y José Teruel, entre otros.

 

Pero junto a ellos estuvieron, contribuyendo desde sus universidades, gremios y otros lugares de trabajo, otros compañeros de esa empresa pionera de renovación política y conceptual, como Emma Rubín de Celis, Francisco Rojas Ochoa,

Hugo Mercer, Carlos Bloch, Asa Cristina Laurell, Hesio Cordeiro, José Carlos Escudero, Edmundo Granda, Saúl Franco, entre otros.

 

Quiero recordar también a queridos e inolvidables compañeros que ya no están con nosotros; algunos de ellos que cayeron por sus ideas y su práctica sanitaria social: Emiro Trujillo, Héctor Abad, Alberto Vasco, Herman Vargas….

 

Honrando esta historia común, nuestra Directora ha planteado, en esta fase de desarrollo de la Medicina Social y de la acción de ALAMES, la necesidad de que, como parte de una amplia estrategia de conformación de redes institucionales para la defensa de la salud en nuestros países, una nueva forma de colaboración entre la OPS y ALAMES, basada en programas y acciones comunes, trascendiendo la esporádica colaboración con motivo de reuniones o congresos. Una acción colaborativa más orgánica, compartiendo proyectos comunes y, sobretodo, orientada por objetivos comunes como el logro de hacer efectivo para TODOS LOS CIUDADANOS DE NUESTROS PAISES EL DERECHO A LA SALUD, y la redefinición de las reformas sanitarias que transformen los sistemas de salud, en el marco de sistemas de protección social universales e inclusivos, es una forma de honrar la contribución y el esfuerzo de nuestros precursores compañeros.

 

El tema de este noveno Congreso de ALAMES, la Salud un derecho a conquistar, coincide con uno de los principios que nuestra Organización ha definido en el presente período bajo el liderazgo de Mirta Roses. Esa conquista es una empresa colectiva que requiere de la movilización de todas las instituciones, estatales y de la sociedad civil, organizaciones, asociaciones, grupos y personas comprometidas con el logro del derecho a la salud. Es lo que llamamos en la OPS, la movilización de las redes de defensores de la salud como derecho.

 

Por ello, es muy grato participar en esta Inauguración y contribuir modestamente con nuestro aporte y nuestra propia gente a tratar de que este Noveno Congreso de ALAMES constituya un paso efectivo, sólido, en el largo camino para alcanzar el derecho a la salud de todos los ciudadanos de América Latina.

 

Les deseo el mayor de los éxitos en los trabajos programados.

 

Muchas gracias.

Última actualización el Miércoles 09 de Septiembre de 2009 11:00