POLÍTICAS DE RECURSOS HUMANOS DE SALUD Y POLÍTICAS DE INVERSIONES EN SALUD

Imprimir Correo electrónico

26 de enero de 2006
Palabras del Dr. Manuel peña, Representante de la OPS/OMS en el Perú

Saludos:
Quiero comenzar, Señora Ministra, expresando a usted y a todo el personal que participó en este esfuerzo, mi más sincera felicitación porque han hecho posible que el Perú cuente ahora con Políticas Nacionales de Recursos Humanos de Salud y con Políticas Sectoriales para las Inversiones en Salud.

El Perú es ahora uno de los pocos países latinoamericanos que ha definido Políticas de Recursos Humanos y seguramente será llamado a compartir esta experiencia con otros países. Estas políticas servirán para orientar la regulación, la planificación y la gestión de los recursos humanos, vitales para el desempeño efectivo del sistema de salud y sus instituciones, así como para la satisfacción de los trabajadores de salud.

Como lo expresó el Doctor Rómulo Carrión, un viraje en la concepción del recurso humano, una mejor comprensión de la amplitud del campo de los recursos humanos y la participación protagónica de múltiples actores, permitieron al país realizar un análisis situacional más integral y a partir de ello, formular los ocho lineamientos de política nacional, cuya vigencia se hace hoy de conocimiento público.

Por una feliz coincidencia, esta ceremonia de promulgación de las políticas ocurre al comenzar 2006, año en el que el Día Mundial de la Salud que celebraremos el 7 de abril, estará dedicado a honrar a los Trabajadores de Salud, reconociéndolos como el recurso más importante para proteger la salud de las poblaciones. Ese día,
además, la OMS hará el lanzamiento de la Década de los Recursos Humanos 2006-2015 a fin de que la comunidad global, durante los diez años siguientes concentre su atención en los desafíos de los recursos humanos, desarrollando y apoyando las capacidades de mujeres y hombres que trabajan en salud para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio en el año 2015. Podríamos decir entonces, Señora Ministra que, con estos Lineamientos de Política Nacional de Recursos Humanos de Salud, el Perú está iniciando, por anticipado y con buen pié, la Década de los Recursos Humanos de Salud.

En el país, estamos apreciando los últimos tiempos que el tema de los recursos humanos de salud viene ganando visibilidad en los medios de comunicación social, especialmente los asuntos sobre condiciones laborales, formación y migración de profesionales. Es de esperar que las Políticas de Recursos Humanos, y los debates y procesos que de ellas se deriven sean también materia de interés social convocando la atención y la acción constructiva de actores políticos, económicos, académicos, colegiados, gremiales, y de toda la sociedad, estimulando y fortaleciendo esfuerzos conjuntos en este campo. Por esto, alrededor de estos Lineamientos de Política de Recursos Humanos, mediante un compromiso sostenido del Estado, de las diversas instituciones y de la sociedad civil, será necesario desencadenar, tanto a nivel nacional como descentralizado, espacios de interacción social para construirles viabilidad, generando las condiciones y los procesos que permitan hacerlos realidad.

También es el Perú uno de los escasos países que ha definido Políticas Sectoriales para las Inversiones en Salud, aunque como la mayoría dispone de tiempo atrás de una regulación general del Estado para las inversiones públicas, en este caso el Sistema Nacional de Inversión Pública-SNIP.

El tema de las inversiones es desde siempre controversial, no solo en el campo académico sino en la Administración Pública misma. Es por ello que quisiera que me permitan, por un momento, reflexionar alrededor de la naturaleza misma de la inversión, ya que desde la perspectiva de la economía, se la concibe como la generación o acumulación de bienes de capital. Sin embargo, desde la perspectiva
social la inversión se entiende como el proceso de creación de riqueza, y por lo tanto ésta abarca no solo a los bienes materiales de infraestructura y equipamiento, sino a los bienes no materiales como la tecnología y el conocimiento. Esta perspectiva hace que se perciba la inversión en su verdadera dimensión, no como un gasto sino como una apropiación o construcción de riqueza. El país es más rico en cuanto más inversiones realice y el sector salud es más rico en virtud de las inversiones que efectúe.

Es en la naturaleza de la inversión en donde radica la importancia de la política por el Ministerio adoptada, porque le permitirá al sector privilegiar la dedicación de recursos públicos nacionales y recursos extranjeros a la creación de riqueza en salud, con responsabilidad, con eficacia y con eficiencia.

En esta oportunidad quiero, una vez más, ratificarle, Señora Ministra, el compromiso de la Organización Panamericana de la Salud para acompañar al país en estos esfuerzos, ya que como lo indica la disciplina de la Planificación, con la promulgación de las políticas se da inicio a un arduo proceso de desarrollo que requiere la formulación de metas y de planes operacionales que le indiquen al sector el camino para poner en práctica y dar cumplimiento a los anhelos de las políticas.
Gracias.

Última actualización el Martes 01 de Septiembre de 2009 16:36