OPS/OMS TRANSFIERE AL MINISTERIO DE SALUD IMPORTANTE LABORATORIO DE SALUD AMBIENTAL

Imprimir Correo electrónico

27 de enero de 2006
Palabras del Dr. Manuel Peña, Representante de la OPS/OMS en el Perú

Las condiciones del ambiente físico es, sin dudas, una de las determinantes sociales que más influye sobre la salud y el bienestar. Desde comienzos de la década de los sesenta fue tomando cuerpo en algunos círculos y grupos profesionales la idea de “constituir un centro internacional de ingeniería sanitaria” para apoyar a los países en el enfrentamiento de sus problemas de salud ambiental.

La Asociación Interamericana de Ingeniería Sanitaria (AIDIS) planteó oficialmente la creación de un Centro Panamericano de Ingeniería Sanitaria y en 1966, la División de Saneamiento Ambiental de la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS) evaluó la creación de dicho centro. Se solicitó la opinión de autoridades gubernamentales y académicas en varios países de la Región y hubo gran receptividad frente a la idea. Hubo dos ciudades que presentaban las mejores condiciones para ser la sede del Centro, éstas eran Lima y Caracas, con ligera ventaja para la primera; por lo que se tomó la sabia decisión de elegir Lima como anfitriona.

En 1967 una misión de la OPS visitó esta ciudad para iniciar formalmente las negociaciones con las autoridades peruanas para la instalación del centro que ya se empezaba a conocer por la sigla de CEPIS. Estas negociaciones se prolongarían hasta 1970. Sin embargo, se ha considerado el 10 de septiembre de 1968 como fecha de su fundación.

El gobierno peruano se comprometió a ceder un terreno adecuado y a construir lo que es hoy el edificio del CEPIS.

Desde su inicio el CEPIS funcionó como “el centro de tecnología ambiental” de la Organización Panamericana de la Salud y como tal formaba parte de la División de Salud y Ambiente de la OPS.

Por mucho tiempo el CEPIS, desarrolló actividades apoyando las políticas y los programas generales de cooperación técnica y los proyectos específicos de salud ambiental, tanto nacionales, regionales y multinacionales, que se decidían en los cuerpos directivos de la OPS.

Prestó también colaboración y recibió apoyo de otras áreas técnicas de la Oficina Central de la OPS y de las Representaciones de la OPS/OMS en los países.

Se desarrollaron sistemas de información, promovió y apoyó investigación aplicada, formación y actualización de recursos humanos y contribuyó al fortalecimiento de las instituciones de salud ambiental.

Los avances en los niveles de salud de la población, los avances científicos y tecnológicos y sobre todo el desarrollo alcanzado por los Recursos Humanos en los países, plantearon el reto de analizar y reformular una nueva visión de la Cooperación Técnica desplazándose de un enfoque de tipo asistencial hacia el nuevo enfoque de desarrollar capacidades nacionales y promover redes de intercambio de conocimientos y experiencias entre los países.

La Organización Panamericana de la Salud reconociendo el alto nivel científico técnico de la Dirección General de salud Ambiental, y previa consulta y estrecha coordinación con el Ministerio de Salud, ha tomado la decisión de transferir a ese Ministerio el laboratorio de control ambiental del Centro Panamericano de Ingeniería Sanitaria y Ciencias del Ambiente-CEPIS.

Esta transferencia consistirá en la entrega de equipos, algunos de ellos de última generación, instrumentos de tecnología de punta, reactivos químicos e instalaciones de alto nivel técnico y de seguridad, además de un inmueble de 1,889 metros cuadrados que comprende el edificio para el laboratorio y áreas construidas para almacén y vigilancia.

Esta transferencia también incluye un aspecto fundamental, que es un Plan de Transferencia especial de Cooperación técnica para el bienio 2006-2007, referido exclusivamente al funcionamiento y desarrollo del laboratorio y que se sumará a las actividades regulares de cooperación técnica en el área de salud ambiental para las instituciones nacionales que brinda la OPS.

Señora Ministra, señoras y señores, estamos convencidos que el fortalecimiento y desarrollo de las capacidades nacionales contribuirá no sólo a profundizar en el análisis para la toma de decisiones y la implementación de políticas relacionadas con los riesgos ambientales y a la vigilancia del cumplimiento de las leyes y reglamentos correspondientes; sino también a que Perú sea líder en Salud Ambiental para la subregion andina y América Latina.