FORO INTERNACIONAL DE RADIACIONES NO IONIZANTES Y SUS POSIBLES EFECTOS EN LA SALUD

Imprimir Correo electrónico

20 de junio de 2006
Palabras del Dr. Manuel Peña, Representante de la OPS/OMS en el Perú

Saludos:
Agradezco al Instituto Nacional de Investigaciones y Capacitación de Telecomunicaciones ( INICTEL) la organización de este evento, el cual se lleva a cabo en un momento muy oportuno ya que estamos recibiendo en nuestra  epresentación de OPS/OMS muchas comunicaciones, de diversas personas: amas  e casa, profesores, alcaldes, congresistas, etc. preocupados por la posible  epercusión sobre la salud que tenga la rápida expansión de la telefonía celular y su red de antenas.

Como respuesta a ello hemos preparado, junto con INICTEL, un cuadrifolio que explica este tema de la telefonía móvil y la salud. Pero pareciera que los mitos vencen a las realidades y por más evidencias científicas que se tienen, éstas aún no son suficientes para atenuar las preocupaciones de la ciudadanía en general.

La OMS, como parte de su mandato de proteger la salud pública, y en respuesta a la preocupación pública por los efectos sobre la salud de la exposición a Campos electromagnéticos (CEM) creó en 1996 un Proyecto Internacional para evaluar las pruebas científicas de los posibles efectos sobre la salud de los CEM en el intervalo de frecuencia de 0 a 300 GHz. El Proyecto CEM fomenta las investigaciones dirigidas a rellenar importantes lagunas de conocimiento y a facilitar el desarrollo de normas aceptables internacionalmente que limiten la exposición a CEM.

Es necesario esclarecer científicamente los posibles efectos sobre la salud de la exposición a campos eléctricos y magnéticos estáticos y variables en el tiempo. Los CEM de todas las frecuencias constituyen una de las influencias del entorno más comunes y de crecimiento más rápido sobre las que existe una creciente ansiedad y especulación. Hoy en día, todas las poblaciones del mundo están expuestas a CEM en mayor o menor grado, y conforme avance la tecnología el grado de exposición continuará creciendo.

Por ello, incluso un pequeño efecto sobre la salud de la exposición a CEM podría producir un gran impacto en la salud pública. Se ha planteado la posibilidad de que la exposición a campos magnéticos de frecuencias extremadamente baja (FEB) por ejemplo de la red eléctrica (50/60 Hz), podría producir un incremento de la incidencia de cáncer en niños y otros efectos perjudiciales para la salud.

Los campos de radiofrecuencia (RF) se utilizan muy ventajosamente en numerosos ámbitos de la vida cotidiana, como la transmisión de radio y televisión, las telecomunicaciones, los teléfonos móviles, el diagnóstico y tratamiento de enfermedades y también en la industria, para el calentamiento y sellado de materiales. Con la rápida introducción de dispositivos de telecomunicación móviles, se ha prestado especial atención a los problemas asociados con la exposición de la cabeza a los campos cercanos de RF emitidos por la pequeña antena radiante de los teléfonos móviles. Además, persiste la preocupación por la posibilidad de que la exposición a campos de RF pulsados y de modulación de amplitud pueda ocasionar efectos específicos sobre la salud.

Nunca se han evaluado de forma acuciosa los posibles efectos sobre la salud de los campos estáticos. Dada la rápida expansión de los dispositivos médicos y la inminente introducción, posiblemente a gran escala, de sistemas de transporte por levitación magnética que utilizan campos magnéticos estáticos de gran intensidad, es necesario evaluar de forma adecuada los posibles impactos sobre la salud de los campos estáticos.

En 1997 se elaboró una agenda de investigación en el marco del Proyecto Internacional CEM de la OMS, con el fin de facilitar y coordinar la investigación sobre los posibles efectos perjudiciales para la salud de las radiaciones no ionizantes. En años sucesivos, este programa ha sido objeto de exámenes y mejoras periódicas.

La agenda de investigación de radiofrecuencias tuvo un importante avance gracias a la contribución de un comité especial integrado por expertos invitados, reunidos en Ginebra en junio de 2003.

El comité examinó las investigaciones realizadas en las áreas de epidemiología, estudios de laboratorio en seres humanos y dosimetría. El examen se circunscribió a las radiofrecuencias, ya que los posibles efectos de las radiaciones no ionizantes de los campos estáticos, de las frecuencias de banda ancha y las de frecuencias eléctricas se examinarían por separado.

La agenda de investigación de radiofrecuencias define como investigación de carácter prioritario aquella cuyos resultados contribuyen a evaluar el riesgo que entraña para la salud la exposición a las radiofrecuencias.

A fin de aumentar al máximo la eficacia de los programas de investigación de gran envergadura, se recomienda a los organismos de financiación públicos y privados que aborden la agenda de investigación de la OMS de manera coordinada. Esta coordinación permitirá minimizar la duplicación innecesaria de tareas y asegurar que los estudios considerados de carácter prioritario a los fines de la evaluación de riesgos para la salud finalicen a su debido tiempo.

Hay que tener en cuenta que si bien los estudios epidemiológicos y los estudios de laboratorio en seres humanos se ocupan directamente de las variables de evaluación relativas a la salud, los estudios celulares y en animales permiten examinar las relaciones de causalidad y la plausibilidad biológica.

Con el fin de atender las necesidades de la evaluación prevista de riesgos para la salud, y tener una mayor comprensión científica de los posibles efectos de las radiaciones de radiofrecuencia, cada área de actividad se examinará en función de los estudios en curso, de las necesidades urgentes o a corto plazo y de las necesidades futuras o a largo plazo

  • Estudios en curso: estudios que estén llevándose a cabo en este momento, que sean fundamentales para la evaluación de la OMS del riesgo de las radiofrecuencias y puedan finalizarse a tiempo para tal fin.
  • Necesidades urgentes o a corto plazo: estudios que no se han iniciado todavía pero que deberán emprenderse lo antes posible. Los resultados de estos estudios son cruciales para evaluar el riesgo de las radiofrecuencias.
  • Necesidades futuras o a largo plazo: estudios cuyos resultados no se esperan antes de la evaluación del riesgo de las radiofrecuencias. Estos estudios tienen un carácterprioritario y proporcionarán datos esenciales para el examen futuro de la exposición a las radiofrecuencias.

Como podrán observar, la OMS está tomando muy en serio su papel. Es por eso que cuando recibimos la invitación para inaugurar el evento, no dudamos por un instante en hacerlo.
Hemos tenido la oportunidad de revisar los temas que se expondrán y los expositores. Estamos muy complacidos con ambos.
A los participantes les deseamos el mejor de los éxitos en este día y a los organizadores nuestra felicitación y eterno apoyo.
DECLARO INAUGURADO EL EVENTO.
Gracias.



 

Última actualización el Lunes 31 de Agosto de 2009 16:45