Imprimir Correo electrónico

Cover 1

Introducción

Belice está situado en América Central; limita al norte con México, al oeste y al sur con Guatemala y al este con el mar Caribe; su territorio abarca un total de 22.700 Km.2 El país tiene una población culturalmente diversa, calculada en 318.479 habitantes (159.462 hombres y 158.973 mujeres) (1). Belice está dividido en seis distritos administrativos: Belice, Cayo, Corozal, Orange Walk, Stann Creek y Toledo. La población del país está constituida por cuatro grupos étnicos principales: los criollos, los garífunas, los mayas y los mestizos. El cuadro 1 indica la distribución de la población por grupos étnicos. En la figura 1 se muestra la estructura de la población del país, por edad y por sexo.

Figure 1

Toledo y Corozal, considerados los distritos más pobres del país, tenían tasas de pobreza familiar de 46,4% y 46,1%, respectivamente (2). Durante el período reportado (2006–2010), el producto interno bruto (PIB) per cápita permaneció sin grandes variaciones en alrededor de US$ 4.070, y la moneda beliceña se mantuvo estable y vinculada al dólar de los Estados Unidos (US$ 1,00 = 2,00 dólares de Belice [BZ$]). La tasa de inflación descendió de 6,4% en 2008 a −1,1% en 2009, la más baja en más de un decenio (2). A pesar del clima de austeridad económica, el gobierno siguió aumentando su compromiso con la salud pública al asignarle un porcentaje mayor del PIB al sector de la salud y fortalecer las alianzas con organismos nacionales e internacionales de cooperación técnica.

Table 1

Determinantes Y Desigualdades En Salud

Las desigualdades en salud entre los beliceños se comprenden mejor si se consideran la posición socioeconómica, la residencia en zonas urbanas en contraste con las rurales, el género y el grupo étnico. Según los últimos datos disponibles (2005), la tasa de alfabetización de adultos fue de 94,7% (94,6% en los hombres y 94,8% en las mujeres) (2). En 2006, la encuesta por conglomerados de indicadores múltiples (MIC, por sus siglas en inglés) (3) reveló que solo 58,7% de los niños en edad escolar asistieron a escuelas secundarias.

La esperanza total de vida al nacer aumentó de 69,3 años en 2006 a 76,9 años en 2010 (74,9 para los hombres y 78,8 para las mujeres). La tasa global de fecundidad fue de 2,8 niños por mujer en 2010. La tasa global de dependencia descendió de 81% en 2002 a 66% en 2009, debido a la disminución de la tasa de dependencia infantil.

Se clasificó como pobre a 42% de la población del país,1 porcentaje que representa un aumento con respecto a la tasa de 2002 (33,5%); 16% de los habitantes vivían en condiciones de pobreza extrema. La pobreza era mayor en las zonas rurales (55%) que en las urbanas (28%). En particular, 50% de los niños de Belice vivían por debajo del umbral de pobreza (2). Belice no estaba en camino de alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) relacionados con la erradicación del hambre y la pobreza extrema para 2015) (4). En 2009, la tasa de desempleo de fue de 23,1%, lo que constituye un aumento de 2,8% con respecto a la tasa registrada en 2000. Si bien la participación femenina en la enseñanza superior superaba la participación masculina (2:1), la tasa de desempleo entre las mujeres duplicaba a la de los hombres (16,7%) en 2009. En ese mismo año, el desempleo fue más alto en el distrito de Cayo (26,2%), seguido de Corozal (24,5). En 2003, el gobierno introdujo una pensión sin aportaciones para las mujeres mayores de 65 años como una forma de combatir la pobreza. En 2007, este beneficio se extendió a los hombres de más de 67 años de edad (5).

Medio Ambiente Y Seguridad Humana

ACCESO DE LA POBLACIÓN A AGUA POTABLE Y SANEAMIENTO

Hasta 2010, más de 25% de los hogares beliceños urbanos y rurales carecían de acceso a un abastecimiento permanente de agua potable. En el distrito de Toledo, 10,3% de los hogares dependían de ríos, estanques, arroyos, riachuelos y manantiales como su fuente primaria de abastecimiento de agua. Este es el porcentaje más alto en el país (el promedio nacional es de 2,1%) y vuelve a Toledo especialmente vulnerable a las enfermedades transmitidas por el agua. En 2009, en 73,5% de los hogares del país había mejorado el saneamiento (según las normas para la elaboración de informes sobre los ODM) y 64,4% tenían inodoros con descarga de agua (1).

RESIDUOS SÓLIDOS

Según los cálculos de 2006, Belice producía anualmente más de 200.000 toneladas de residuos sólidos provenientes de las viviendas y los establecimientos comerciales; la generación de residuos sólidos per cápita era de 1 kg a 1,5 kg por día (6). Aproximadamente 50% de los hogares no contaban con un servicio municipal de recolección de basura y casi 30% de la basura era quemada, lo cual aumentaba el riesgo de sufrir enfermedades transmitidas por vectores (por ejemplo, el dengue) y respiratorias (por ejemplo, el asma) (1).

AMBIENTE LABORAL Y SALUD DE LOS TRABAJADORES

Los datos recopilados por la Junta de Seguridad Social, por medio de las solicitudes de rembolso por servicios médicos relacionados con lesiones sufridas en el trabajo, revelaron que se registraron 2.529 solicitudes en 2006 y 2.471 en 2007. En el mismo período, el número de días de licencia con goce de sueldo aumentó de 45.717 a 57.088 y la mayor cantidad de días de licencia pagados correspondió al sector de la construcción y al sector agrícola (7). La Junta de Seguridad Social era la única dependencia gubernamental que administraba el seguro relacionado con lesiones laborales durante el período de notificación y cubría a los trabajadores de los sectores público y privado estructurado. El Objetivo Estratégico 4 del Plan Estratégico 2010–2014 para el Personal Sanitario de Belice (8) procura proporcionar entornos de trabajo más seguros para los grupos más vulnerables del país.

SEGURIDAD VIAL

Conforme a las estadísticas oficiales del gobierno, los accidentes de tránsito fueron la sexta causa principal de muerte en todos los grupos de edad en 2006, y la octava y la quinta causas principales en 2007 y 2008, respectivamente. En 2006 y 2007, 75,8% y 79,4% de las muertes por estos accidentes correspondieron a los hombres, respectivamente. En 2006, 66,7% y, en 2007, 65,1% de los fallecidos eran asalariados, es decir que estaban ocupados en actividades remuneradas (9). En 2006, 53% de los participantes en accidentes de transporte eran mestizos, mientras que en 2007 44,4% eran criollos y garífunas. En 2006 y 2007, la mayoría de las defunciones por accidentes de transporte (62,1% y 76,2%, respectivamente) se produjeron en la ciudad de Belice. En términos generales, los accidentes de transporte afectaron con mayor frecuencia a los grupos etarios de 15 a 29 años (30%) y 45 a 59 años (23,8%). Según los datos de 2007, el costo directo de los accidentes de transporte ascendió a US$ 245.775 (9).

VIOLENCIA

El número de homicidios pasó de 103 en 2008 a 132 en 2010, lo que representa un aumento de 29% en ese período (10). De hecho, en 2010 los homicidios marcaron un récord nunca antes alcanzado, con una tasa de 40 homicidios por 100.000 habitantes. En 2006 y 2009, hubo respectivamente 1.622 y 2.161 casos notificados de violencia doméstica. Las mujeres constituyeron 90,7% de las víctimas en 2006 y el 85,2% en 2009. La mayoría de las víctimas femeninas de la violencia doméstica pertenecían al grupo de 20 a 39 años de edad y las integrantes de este grupo representaron 76,6% de las víctimas en 2006 y 68,4% en 2009 (11).

DESASTRES

El último huracán que golpeó Belice fue Richard, en 2010. La tormenta afectó a aproximadamente dos terceras partes de la población; se calcularon daños por valor de US$ 24,6 millones: US$ 7,3 millones correspondientes a viviendas perdidas o dañadas y US$ 17,3 millones por pérdidas agrícolas (12). El costo estimado del huracán Dean en 2007 fue de US$ 89,5 millones. En 2008, la tormenta tropical Arthur provocó considerables inundaciones en Belice, especialmente en el sur, y causó cinco defunciones. En 2010, Belice se convirtió en el primer país del Caribe en elaborar un plan de respuesta de salud mental para los desastres.

CAMBIO CLIMÁTICO Y EFECTOS SOBRE LA SALUD

Los efectos del cambio climático amenazaron a los sectores económicos más importantes del país, incluidas la agricultura, la pesca, la energía y el turismo. Un estudio realizado en 2008 evaluó las repercusiones del cambio climático sobre la salud, específicamente en relación con el dengue, que es endémico en el país. El estudio concluyó que la variabilidad prevista del clima y problemas tales como la sequía, las estaciones de lluvia prolongadas y las temperaturas en ascenso, exacerbarán el potencial de brotes dengue y dengue grave (13).

SEGURIDAD ALIMENTARIA Y NUTRICIONAL

Si bien el consumo calórico llegó a 2.846 calorías, valor que supera la meta de 2.250 calorías recomendada para la población, los altos niveles de pobreza y las desigualdades en los ingresos impidieron a las poblaciones más vulnerables alcanzar esta meta. Belice siguió muy atrasado en su esfuerzo por lograr el ODM 1 (reducir a la mitad el porcentaje de personas que padezcan hambre) (4).

Condiciones De Salud Y Sus Tendencias

PROBLEMAS DE SALUD DE GRUPOS ESPECÍFICOS DE POBLACIÓN

Salud materna y reproductiva

En 2006, 2008 y 2009, la tasa de mortalidad materna en Belice fue respectivamente de 85,3 por 100.000 nacidos vivos (seis defunciones), 42,5 por 100.000 (tres defunciones) y 53,9 por 100.000 (cuatro defunciones). Si bien la tasa de mortalidad materna ha descendido considerablemente desde el nivel alcanzado en 2005 (134,1 por 100.000 nacidos vivos), Belice no había progresado lo suficiente como para lograr el ODM 5 (mejora de la salud materna) (4). Prácticamente todas las defunciones maternas fueron provocadas por causas obstétricas, como la eclampsia y la hemorragia posparto (14).

Niños (menores de 5 años)

La cobertura de vacunación en el período 2006–2010 promedió 96% con las vacunas antituberculosa (BCG); contra la difteria, la tos ferina y el tétanos (DPT); la antipoliomielítica oral, y la vacuna contra el sarampión, la parotiditis y la rubéola (MMR). En 2006, 2007 y 2008 hubo 100, 77 y 140 mortinatos, respectivamente (14). En 2006, 76,9% de los nacimientos se produjeron en un hospital; para 2009, esta cifra había subido a 90,6%. En 2006, hubo 1.015 bebés de peso bajo al nacer (menos de 2.500 g), pero este número disminuyó a 653 en 2009 (15). Belice no podrá reducir a tiempo la mortalidad en los niños menores de 5 años a 5,9 por 1.000 nacidos vivos, lo cual significa que no está en camino de lograr la meta 5 del Objetivo de Desarrollo del Milenio 4 (reducir en dos terceras partes, entre 1990 y 2015, la tasa de mortalidad de los niños menores de 5 años) (4). En 2006 y 2007, la principal causa de hospitalización de niños menores de 1 año fueron las infecciones respiratorias agudas, que en promedio representaron 27% de todas las causas. Sin embargo, en 2008 y 2009 la principal causa fueron "otros trastornos originados en el período perinatal," que en promedio constituyeron 21,5% de todas las causas. Las anomalías congénitas (15,6%) fueron la principal causa de muerte en 2006.2 La hipoxia, la asfixia perinatal y otros trastornos respiratorios fueron las principales causas de muerte, con 27,3%, 21,2% y 21,1% del total de defunciones en 2007, 2008 y 2009, respectivamente. Otros trastornos originados en el período perinatal también representaron 21,1% de las defunciones en 2009. Como el país tenía solo un patólogo, no se efectuó la necropsia en todas las defunciones de lactantes.

En el período 2006–2009, 55,2% de las defunciones en este grupo de edad correspondieron a varones (11). La tasa de mortalidad infantil en 2009 fue de 17,9 por 1.000 nacidos vivos, lo que constituye una disminución de la tasa de 19,7 registrada en 2006, pero todavía está por encima de la tasa de 15,6 correspondiente a la Región (15). En 2008, 52,4% (3.703) de los bebés de hasta 1 mes de edad y 35,4% (2.501) de los niños de hasta 4 meses de edad eran alimentados exclusivamente al pecho (11).

Niños (1 a 9 años de edad)

En 2006 y 2007, las principales causas de hospitalización de los niños de 1 a 4 años de edad fueron "la bronquitis (crónica y no especificada), el enfisema y el asma", que en promedio generaron 13,6% de las hospitalizaciones. Las principales causas en 2008 fueron enfermedades infecciosas intestinales (12,4%) y, en 2009, traumatismos, envenenamientos y algunas otras consecuencias de causas externas (8,9%). Las infecciones respiratorias agudas y el ahogamiento y la sumersión accidentales causaron el porcentaje más alto de defunciones en 2006 (alrededor de 11%, cada una de esas causas), seguidas de las enfermedades de la circulación pulmonar y otras formas de enfermedad del corazón, los accidentes de tránsito y enfermedades del sistema nervioso distintas de la meningitis (aproximadamente 8% cada causa). En 2007, las principales causas de muerte en este grupo de edad fueron las infecciones respiratorias agudas, los accidentes causados por fuegos y llamas, las deficiencias nutricionales y las anemias, el ahogamiento y la sumersión accidentales, la infección por el VIH/sida y enfermedades del sistema nervioso distintas de la meningitis; cada una de esas causas provocó 8,7% de las defunciones. En 2008, las principales causas fueron las enfermedades infecciosas intestinales, las deficiencias nutricionales y las anemias y los accidentes de transporte, con cerca de 11% de las defunciones atribuibles a cada causa (7). La tasa de mortalidad de niños menores de 5 años fue de 24,8 por 1.000 nacidos vivos en 2006, y de 22,6 en 2009.

En el grupo de 5 a 9 años de edad, las principales causas de hospitalización fueron "la bronquitis (crónica y no especificada), el enfisema y el asma" (12,2%) en 2006. En 2007, las principales causas de hospitalización fueron las infecciones respiratorias agudas (12,9%), mientras que los traumatismos, los envenenamientos y algunas otras consecuencias de causas externas dieron lugar al mayor número de hospitalizaciones en 2008 y 2009 (13,1% y 19,3%, respectivamente). En 2006 y 2008, la principal causa de muerte en niños de este grupo de edad fueron los accidentes provocados por fuegos y llamas (28,6% y 22,2%, respectivamente); en 2007, las principales causas de muerte fueron enfermedades del sistema nervioso distintas de la meningitis (27,3%) y, en 2009, los accidentes de tránsito y los causados por fuegos y llamas (22,2% cada causa) (11).

Niños y adolescentes (10 a 19 años de edad)

En el grupo etario de 10 a 14 años la apendicitis, las hernias de la cavidad abdominal y las obstrucciones intestinales fueron las principales causas de hospitalización (11,2%) en 2006; en 2007, las complicaciones del embarazo, el parto y el puerperio generaron 9,7% de las hospitalizaciones y en 2008 y 2009, los traumatismos, los envenenamientos y algunas otras consecuencias de causas externas fueron las principales causas de hospitalización (12,5% y 17,1%, respectivamente). Eran menores de 15 años 24,8% de las adolescentes madres de 6.977 nacidos vivos entre 2006 y 2009 (3). Las principales causas de muerte en este grupo de edad fueron los accidentes de transporte (20%) en 2006, el ahogamiento y la sumersión accidentales en 2007 y en 2008 (28,6% y 41,7%, respectivamente) y los homicidios y las lesiones infligidas intencionalmente por otras personas (16,7%) en 2009. En el grupo de 10 a 14 años de edad no hubo ningún caso nuevo de sida en 2006, pero entre 2007 y 2009 se presentaron tres casos (todos en mujeres).

Entre 2006 y 2009, la principal causa de hospitalización en las adolescentes de 15 a 19 años de edad fueron las complicaciones del embarazo, el parto y el puerperio, con un promedio anual de 72,5% de las defunciones. Del número total de madres de nacidos vivos entre 2006 y 2009, aproximadamente 24,3% eran adolescentes de 15 a 19 años de edad. La principal causa de muerte –en 2006 y 2009– fueron los homicidios y las lesiones provocadas intencionalmente por otros (24,2% y 22,2%, respectivamente); los accidentes de tránsito fueron la principal causa en 2007 y 2008 (22,2% y 14,3%, respectivamente). Hubo siete casos de infección por VIH/sida (tres mujeres y cuatro hombres) en esta cohorte entre 2006 y 2009 (11).

Adultos (20 a 59 años de edad)

En el período 2006–2008, la principal causa de muerte en la cohorte de 20 a 29 años de edad fueron lesiones en "eventos no especificados, de intención indeterminada", que alcanzaron un promedio de 26% durante esos años; en 2009, los homicidios y las lesiones provocadas intencionalmente por otras personas representaron el 29,8% de las defunciones en ese grupo de edad. En las personas de 30 a 39 años de edad, las principales causas de muerte fueron la infección por VIH/sida en 2006 y 2007 (24,5% y 17,7% de las defunciones, respectivamente), las lesiones en "eventos no especificados, de intención indeterminada" en 2008 (15,8%) y la infección por VIH/sida en 2009 (23,3%). Entre 2006 y 2009, la principal causa de muerte en la población de 40 a 49 años de edad fue la infección por VIH/sida, que provocó en promedio 17,2% de las defunciones en este grupo durante esos años. En las personas de 50 a 59 años de edad, la principal causa de muerte fue la diabetes sacarina, que provocó en promedio 14,9% de las defunciones en el período 2006–2009 (11).

Adultos mayores (60 o más años de edad)

La proporción de personas de 60 o más años de edad aumentó de 4,7% de la población general en 2006 a 7,1% en 2009 (la razón hombre: mujer era de 1.00:0,92). Entre 2006 y 2009, la principal causa de hospitalización en este grupo de edad fue la diabetes sacarina. La principal causa de muerte en este grupo de edad fue la diabetes sacarina en 2006 y 2008 y la cardiopatía isquémica en 2009 (11). A partir de 2008, el fondo de pensión sin aportaciones que tiene el país proporcionó US$ 50 (BZ$ 100) al mes a las personas de edad más necesitadas por conducto de la Junta de Seguridad Social de Belice. En 2009, el número de adjudicatarios del fondo de pensión era de 4.297 (64,9%, mujeres, y 35,1%, hombres), cantidad que representaba 18,1% de las personas en este grupo de edad. En 2010, solo 37,3% de los adultos mayores recibieron sus medicamentos en forma gratuita; sin embargo, esos medicamentos representaban desembolsos para 61% para estos pacientes. Un estudio también reveló que las personas de edad con ingresos limitados gastaron sumas considerables en medicamentos de venta con receta, que mermaban su capacidad de compra de otros productos y servicios (14).

La familia

Los niveles de la pobreza familiar aumentaron de 24,5% en 2002 a 31% en 2009 (2). En 2006, 18,2% de los niños vivían con una madre soltera, a pesar de que el padre estaba vivo; los hombres eran la cabeza de 73,3% de las familias, y había fallecido al menos uno de los progenitores de 5,1% de los menores de 18 años de edad. En 2009, correspondió a Toledo el nivel más alto de hacinamiento3 (60%) en los hogares rurales, muy por encima del promedio nacional (13%). La encuesta por conglomerados de indicadores múltiples efectuada en 2006 (3) indicó que ese año 31,2% de la población tenía necesidades no atendidas de servicios de planificación familiar. Las necesidades de planificación familiar no atendidas fueron mayores en las mujeres de 15 a 19 años de edad (45,4%). En los grupos étnicos, las mayores necesidades no atendidas de estos servicios afectaban a los garífunas (34,3%) (3).

MORTALIDAD

Entre 2006 y 2008, la tasa de mortalidad por todas las causas fue de 5,5 por 1.000 habitantes. Durante este mismo período, la mortalidad por enfermedades transmisibles fue de 84,2 por 100.000 habitantes, considerablemente superior a la tasa general de 49 en la Región; los hombres tuvieron una tasa de mortalidad por estas enfermedades mayor (107,4) que la registrada en las mujeres (61,8). Entre 2006 y 2008, se calculó una subnotificación de las defunciones de 19,2%, porcentaje que representa un aumento significativo con respecto al 12,8% calculado en 2005 (16). Se estima que 8,5% de todas las defunciones entre 2006 y 2009 eran atribuibles a la diabetes, que fue la principal causa de muerte a lo largo de estos años. Esto constituyó un aumento de 18% sobre el porcentaje correspondiente al período entre 2001 y 2005. En 2009, las cinco principales causas de muerte en los hombres fueron los homicidios y las lesiones infligidas intencionalmente (8,8%), la infección por VIH/sida (8%), la cardiopatía isquémica (7%), la diabetes sacarina (5,6%) y las enfermedades cerebrovasculares (5,5%). En las mujeres, las principales causas de muerte fueron la diabetes sacarina (13,6%), la cardiopatía isquémica (8,7%), las enfermedades cerebrovasculares (7,2%), las enfermedades de la circulación pulmonar y otras formas de cardiopatía (6,5%) y las infecciones respiratorias agudas (6,2%) (11). En 2010, aproximadamente 62% de las defunciones por las 10 principales causas de muerte correspondieron a las enfermedades no transmisibles (14) (cuadro 2).

Table 2

Morbilidad

Enfermedades transmisibles

Enfermedades transmitidas por vectores

El principal vector de la malaria en Belice fue Anopheles albimanus, aunque también se informó acerca de otros mosquitos vectores. Los casos de malaria disminuyeron considerablemente (de 844 a 150) entre 2006 y 2010. Esta notable disminución ocurrió gracias a los esfuerzos concertados del Ministerio de Salud, que incluyeron una mayor vigilancia, la eliminación de los focos y la identificación de casos en las principales zonas endémicas. Durante 2006 y 2007, en Stann Creek se registraron aproximadamente 50% de los casos de malaria que se produjeron en todo el país, mientras que Toledo notificó un porcentaje similar en el período 2008–2009 (11). Belice estaba bien encaminado para detener la propagación de la malaria para 2015 y lograr así el ODM 6 (combatir el VIH/sida, la malaria y otras enfermedades) (4). En 2007, hubo 137 casos de dengue confirmados por el laboratorio; los casos aumentaron a 292 en 2009 (habían circulado los cuatro serotipos). Los datos de 2009 revelaron que hubo 87 casos clínicamente confirmados de fiebre del dengue grave y, en 2010, la cifra aumentó a 293 casos. El número de casos de enfermedad de Chagas detectados mediante el tamizaje en el Banco Nacional de Sangre subieron de 13 en 2006 a 45 en 2010. Hubo 15 casos de enfermedad de Chagas en 2007, 23 en 2008 y 35 en 2009. Entre 2006 y 2009, se registraron 35 casos de hepatitis B y 52 casos clínicos de parotiditis. No hubo ningún caso de fiebre amarilla, sarampión, tétanos, rubéola, difteria o tos ferina en el período reportado (11).

VIH/Sida y otras infecciones de transmisión sexual

Desde 1986 a 2009, se notificaron 5.045 casos de infección por VIH y 963 defunciones por esa infección. En 2008, hubo 425 casos de infección por VIH (201 hombres, 224 mujeres) y se notificaron 365 casos en 2009 (177 hombres, 186 mujeres y 2 casos cuyo sexo no se indicó). En 2009, se calculó que la prevalencia de la infección por VIH era de 2,3%. Belice tiene la tasa más alta de prevalencia de infección por VIH en América Central y la tercera más alta en el Caribe. Se produjeron 82 defunciones relacionadas con el sida (54 hombres, 28 mujeres) en 2008 y 101 (67 hombres, 34 mujeres) en 2009, lo que representa un aumento de 23%. En 2009, la infección por VIH/sida fue la tercera causa principal de muerte. Ese año, se examinó para detectar VIH a un total de 9.236 personas, de las cuales 4,9% tuvieron resultados positivos. Stann Creek presentó la tasa más elevada de seropositividad (7,8%), seguido del Distrito de Belice (4,3%). En 2009 y 2010, respectivamente 90% y 93,2% de las embarazadas que asistieron a consultorios de asistencia prenatal fueron sometidas a pruebas para detectar el VIH; 39 y 53 de esas mujeres tuvieron resultados positivos en 2009 y 2010, respectivamente. Los datos de 2010 indicaron que hubo 55 partos de mujeres con infección por el VIH/sida; un recién nacido murió y 54 recibieron terapia antirretrovírica (ARV) en el momento del parto. Entre 2006 y 2009, se registraron 1.638 casos de infección por VIH, de los cuales 3,4% (57) sufrían una coinfección por el bacilo tuberculoso y por VIH (14). Entre 2009 y 2010, hubo 198 pacientes nuevos que recibieron terapia antirretrovírica y el número total de personas a quienes se administró esa terapia subió a 1.053 personas (523 hombres y 530 mujeres) (14).

Tuberculosis

Entre 2006 y 2009, los casos nuevos de tuberculosis promediaron 83 por año; 58,6% de ellos eran hombres (14). Los dos grupos étnicos más afectados fueron los criollos y los mestizos. Aproximadamente 90% de todas las infecciones nuevas ocurrieron en los distritos de Belice, Stann Creek, Cayo y Toledo. En el distrito de Belice se presentaron 50,6% de todos los casos nuevos de tuberculosis de 2009, pero en 2010 ese distrito tuvo solo 29,3% de los casos nuevos debido a un brote en la parte del norte del país. La tasa de cura de la tuberculosis fue de 83% en 2008, lo que representa una mejora considerable con respecto a la tasa de 52% del año de la proyección (1995). Hasta 2010, se registraron dos casos de tuberculosis multirresistente (14). Belice ha avanzado hacia la meta de detener la propagación de la tuberculosis para 2015 (4).

Enfermedades emergentes

No se notificaron casos de cólera, síndrome respiratorio agudo grave (SARS) o gripe aviar en seres humanos durante el período reportado.

Enfermedades crónicas no transmisibles

Enfermedades cardiovasculares

Las enfermedades cardiovasculares fueron la quinta causa principal de muerte en 2006 y 2010. En 2010 hubo 341 defunciones por enfermedades cardiovasculares, de las cuales 53% correspondieron a hombres y 47% a mujeres. Ese año, 71,6% de esas defunciones ocurrieron en la población de 65 o más años de edad. En 2009, la cardiopatía isquémica provocó 7,7% del total de defunciones, lo que representa un aumento sustancial sobre el 5,9% de las defunciones que generó esta causa en 2005 (11).

Neoplasias malignas

Las neoplasias malignas del cuello uterino no especificadas provocaron la mayoría de las hospitalizaciones relacionadas con neoplasias en 2006 (9,2%) y 2007 (7,2%). La mayoría de los ingresos en hospitales por esas causas en 2008 se debieron a neoplasias malignas del tejido linfático y de los órganos hematopoyéticos (7,8%) y a tumores malignos de la tráquea, los bronquios y el pulmón (10,3%) en 2009 (8). En 2007, diversos tipos de cáncer representaron 21% del total de defunciones relacionadas con enfermedades no transmisibles y 14,2% de las defunciones por todas las causas (15). En 2006 y 2008, los tumores malignos de la próstata provocaron el porcentaje más alto (17%) de defunciones relacionadas con neoplasias, mientras que los tumores malignos de los órganos digestivos y del peritoneo, excluyendo los tumores del estómago y del colon, causaron la mayoría de las defunciones relacionadas con neoplasias (17,7%) en 2007 y 2009 (7). De 2006 a 2008 la tasa de mortalidad por neoplasias malignas fue de 85,7 por 100.000 habitantes, con una tasa mayor en los hombres (95,5/100.000) que en las mujeres (77,7/100.000) (16). Considerando todas las defunciones debidas a neoplasias malignas en 2008 y 2009, el cáncer de próstata en los hombres y el cáncer del cuello del útero sin otra especificación en las mujeres fueron las principales causas de defunción por neoplasias malignas. Las defunciones causadas por el cáncer de mama en las mujeres están en aumento: hubo 8 defunciones en 2006, 12 en 2008 y 14 en 2009 (11).

Diabetes

Según la encuesta de 2009 de la Iniciativa Centroamericana de Diabetes (CAMDI, por sus siglas en inglés), alrededor de 13,1% de la población de Belice padecía diabetes, la cual afectaba a más mujeres (17,6%) que hombres (8,3%) (17). Considerando todas las hospitalizaciones relacionadas con la diabetes durante el período 2006–2009, los hombres representaron 65% de las hospitalizaciones y las mujeres, 35%. Entre 2005 y 2009, 3,1% de las hospitalizaciones por todas las causas se debieron a la diabetes. Entre 2006 y 2009, la diabetes fue la principal causa de muerte en las personas de 50 a 59 años de edad (11).

Hipertensión

Las enfermedades hipertensivas figuraron entre las 10 principales causas de hospitalización entre 2006 y 2009. Merece particular atención el hecho de que fue la segunda causa principal de muerte en 2006, con más defunciones en las mujeres (53) que en los hombres (31). Entre 2007 y 2009, el número de defunciones por enfermedades hipertensivas fue aproximadamente el mismo para ambos sexos. Sin embargo, en 2009 el número de defunciones masculinas aumentó en alrededor de 74% (de 23 a 40) (11).

Enfermedades nutricionales

Desnutrición

Los datos de la encuesta por conglomerados de indicadores múltiples efectuada en 2006 revelaron que 6,1% de los niños menores de 5 años tenían pesos moderadamente inferiores al normal y alrededor de 18% sufrían retardo del crecimiento.4 En 2006, el retardo del crecimiento fue más evidente (cerca de 50%) en los niños de ascendencia maya, principalmente concentrados en el distrito de Toledo, lo que sugiere que los factores culturales y socioeconómicos tienen alguna influencia (3). Las defunciones por deficiencias nutricionales y anemia en niños menores de 1 año aumentaron de 2,1% en 2006 a 4,7% en 2008, mientras que en los niños de 1 a 4 años de edad aumentaron de 5,4% a 11,4% en esos mismos años (16).

Obesidad

En 2008 71% de la población tenía exceso de peso (65,4% de los hombres y 76,6% de las mujeres). De este grupo, 34,9% fueron considerados obesos (20,4% de los hombres y 45,4% de las mujeres) (18). En 2006, los mestizos representaron el porcentaje más alto de personas con sobrepeso u obesidad (69,5%), mientras que las personas de ascendencia asiática oriental presentaron la prevalencia más baja (53,8%). Los distritos que informaron los porcentajes más altos y más bajos de personas con sobrepeso y obesidad en 2006 fueron Corozal (77,6%) y Toledo (52,3%). En 2008, 1.150 niños menores de 1 año y 1.190 niños de 1 a 4 años de edad eran obesos (17).

Trastornos mentales

En 2006, la esquizofrenia (40%) y los trastornos del humor (afectivos) (29%) fueron las enfermedades más frecuentes tratadas en el hospital Rockview (19); esta tendencia siguió entre 2007 y 2009 y se repitió en el entorno de la atención primaria de salud. El hospital Rockview, con 50 camas, fue cerrado en 2008 y sus pacientes fueron trasladados al Centro Palm View. En 2008, hubo 11 suicidios (10 hombres, 1 mujer) y 5 de ellos ocurrieron en Corozal. En 2010, se registraron 9 suicidios (7 hombres, 2 mujeres), 4 de ellos en el Distrito de Belice (14).

Otros problemas de salud

Salud oral

Los servicios de salud oral no estaban incluidos en el seguro de la Junta de Seguridad Social ni en el programa del Seguro Nacional de Salud del país. El número de dentistas permaneció constante en el período de notificación: 40 dentistas, la mayoría de ellos en las zonas urbanas. Los datos sobre el uso de los servicios odontológicos públicos durante el período 2006–2009 revelaron que la asistencia odontológica se concentraba en las extracciones dentales más que en la atención preventiva o de restauración (14).

Salud ocular

Debido a los limitados datos disponibles, se desconocía la magnitud de los problemas de salud ocular en Belice. En 2008, el Consejo de Belice para Personas con Discapacidad Visual, una organización no gubernamental que presta servicios de oftalmología en nombre del Ministerio de Salud, informó que había 1.523 personas ciegas en el país y 80 de ellas eran escolares. En 2008, hubo 125 pacientes nuevos tratados por retinopatía diabética, hecho que refleja el aumento de la prevalencia de la diabetes en los habitantes (20).

Factores de riesgo y protección

Tabaquismo

En 2008, se calculó que las tasas de la prevalencia del consumo diario de tabaco ajustadas por edad eran de 4,1% para ambos sexos; sin embargo, la prevalencia de fumar a diario fue mucho mayor en los hombres (7,7%) que en las mujeres (0,5%) (18). En un informe de 2009, la Iniciativa Centroamericana de Diabetes indicó que 50,6% de las personas que señalaron que eran fumadores tenían entre 20 y 39 años de edad (17). En 2008, 7,7% de las personas en edad escolar informaron que habían fumado por lo menos una vez en los 30 días anteriores a una encuesta sobre factores de riesgo de diabetes, hipertensión y enfermedades crónicas (11,7% eran varones y 4,4%, mujeres) (21).

Alcoholismo

Los datos disponibles indicaron que aproximadamente un tercio de la población consume bebidas alcohólicas habitualmente (17). Se calcula que el consumo anual de alcohol en Belice es de 8,6 litros de alcohol puro por persona (nivel considerado alto) (22). No se dispuso de datos sobre el consumo de alcohol según sexo o grupo étnico.

Drogas ilegales

Según la Resolución Presidencial sobre el Tránsito de las Principales Drogas Ilegales o los Principales Países Productores de Drogas Ilegales, expedida por la Casa Blanca en septiembre de 2011, Belice ha sido identificado como uno de los 22 principales países del mundo de tránsito de drogas ilegales o productores de ellas. Sin embargo, Belice no tiene una oficina centralizada que organice, reúna o coordine información relacionada con las drogas ilegales.

Políticas, Sistema De Salud Y Protección Social

POLÍTICAS DE SALUD

En 2010, el gobierno puso en marcha una política de desarrollo nacional llamada "Horizonte 2030," que incluye una sección dedicada a la salud de la población. Durante 2006–2010 el gobierno elaboró varios planes a corto plazo relacionados con la salud: la Estrategia Nacional y Plan de Acción para la Eliminación de la Pobreza 2007, la Agenda Sanitaria 2007–2011, el Plan Estratégico 2010–2014 del Sistema Nacional de Información Sanitaria, la Estrategia de Promoción de la Salud y Educación Sanitaria 2009–2010 y el Plan de Servicios Hospitalarios 2009–2011. El Ministerio de Salud tiene un plan estratégico nacional a mediano plazo. En 2010, tras una evaluación conjunta de la capacidad efectuada en Belice por la OPS y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), llamada "Eficacia de la Ayuda," se recomendaron mejoras en la vigilancia, la evaluación y la planificación de la salud a largo plazo. No se pusieron en marcha iniciativas interinstitucionales fundamentales para intensificar reformas en el sector de la salud durante el período de notificación.

DESEMPEÑO DE LOS SISTEMAS DE SALUD

El programa del Seguro Nacional de Salud, que comenzó a operar en 2005, adquirió paquetes definidos de atención primaria de instituciones tanto públicas como privadas. Algunos de los servicios incluidos en el paquete son: consultas médicas, monitoreo de los pacientes con hipertensión, diabetes sacarina, infección por VIH/sida y cáncer; intervenciones quirúrgicas menores, y planificación y orientación familiar. El paquete cubrió a 35% de la población en el sur de la ciudad de Belice y en los distritos meridionales de Stann Creek y Toledo. Se eximía de un copago mínimo cuando se consideraba que era una barrera para el acceso al servicio; el restante 65% de la población fue cubierto por el sistema nacional de salud pública. El Seguro Nacional de Salud se financió con las aportaciones a la seguridad social de los empleados.

LEGISLACIÓN EN SALUD

La constitución de Belice no incluye como un derecho el acceso a los servicios de salud. El marco jurídico para la salud en Belice data de 1970 y está establecido en dos leyes: la Ley de Salud Pública y la Ley de Instituciones y Servicios de Salud y sus disposiciones subsidiarias. La Ley sobre el Ejercicio de la Medicina en Belice, que legisla la práctica de la medicina, ha sido sometida a una evaluación desde 2000.

GASTO Y FINANCIAMIENTO EN SALUD

En 2009, el presupuesto del Ministerio de Salud representó 3,3% del PIB. Los fondos para salud pública fueron asignados por el Ministerio de Finanzas (cuadro 3). El modesto crecimiento de la asignación per cápita para la salud se explica en parte por factores tales como la distribución gratuita de tratamientos con antirretrovíricos, la expansión de las redes de atención primaria y los aumentos de personal y servicios. La mayor parte del presupuesto del Ministerio de Salud se asignó a los sueldos de personal sanitario y al hospital para referencia de pacientes; por ejemplo, en 2009, el Hospital Karl Heusner Memorial recibió 50% del presupuesto sanitario (14).

El gasto privado en la salud como porcentaje del gasto sanitario total disminuyó de 33% en 2006 a 29% en 2010; sin embargo, en el mismo período los gastos de los pacientes aumentaron de 32% a 42% (23).

Table 3

POLÍTICAS DE DESARROLLO DE RECURSOS HUMANOS

Belice ha tenido un plan sobre recursos humanos para la salud, pero no cuenta con una política al respecto. La formulación de esa política sigue siendo una prioridad que será apoyada por el Observatorio de Recursos Humanos en Salud de Belice y un sistema nacional de recursos humanos para la información sanitaria.

SERVICIOS DE SALUD

La red de servicios del Ministerio de Salud abarca cuatro regiones parcialmente descentralizadas (norte, central, occidental y sur). No había ninguna canasta básica definida de servicios a nivel de distrito. Durante 2006–2010 el país tenía 6 hospitales, 8 policlínicas, 34 centros de salud y 38 puestos de salud. Tres de los hospitales son regionales y prestan servicios de atención primaria y secundaria; los otros tres son hospitales de la comunidad que proporcionan servicios mínimos de atención primaria y secundaria. El Laboratorio Central de Análisis Clínicos es el laboratorio nacional de referencia del país y está clasificado como de "nivel 1" según los requisitos ordinarios de bioseguridad. Durante el período reportado, las mujeres usaron los servicios de salud más que los hombres, lo que indica la necesidad de servicios orientados a problemas de salud de los hombres. En general, los habitantes de las zonas rurales concurrieron a establecimientos de atención primaria con más frecuencia que a los hospitales. A pesar del objetivo declarado del programa del Seguro Nacional de Salud de eliminar las barreras al acceso a una variedad de servicios, persistieron las desigualdades en las comunidades remotas, fundamentalmente debido a los obstáculos relacionados con la distancia y el transporte. El sector privado ofreció servicios secundarios y terciarios de salud así como servicios de diagnóstico e imagenología (24).

Medicamentos y tecnología en salud

Hasta 2010 no existía ninguna política nacional de medicamentos ni un sistema de farmacovigilancia. Las pruebas y el control de la calidad de los medicamentos se efectúan en el Laboratorio de Investigación y Pruebas de Fármacos del Caribe, donde el tiempo de respuesta puede ser de varios meses. El comité de farmacia y terapéutica del país examina la farmacopea nacional cada cinco años. Las actividades de adquisición y distribución son reglamentadas por el Comité de Contratos de Precios Máximos. En 2006, se gastaron US$ 4.118.280 en medicamentos en el sector público, en comparación con US$ 4.837.771 en 2010. Si bien no se cobraba nada por los productos farmacéuticos en el punto de prestación del servicio, la carencia de ciertos medicamentos seguía siendo una barrera. El limitado acceso a equipo y tecnología era un reto causado por las restricciones presupuestarias, la falta de protocolos de mantenimiento preventivo y la carencia de personal capacitado (14).

Conocimiento, Tecnología, Información Y Gestión De Recursos

PRODUCCIÓN CIENTÍFICA EN SALUD

No se institucionalizaron iniciativas de investigación científica. Las organizaciones no gubernamentales y los organismos internacionales generalmente inician y financian proyectos de investigación para satisfacer su demanda de información. El conocimiento de la situación sanitaria de la población se basó en las encuestas y los informes ordinarios compilados por el Sistema Nacional de Información Sanitaria. En 2008, se puso en marcha un sistema de recopilación de datos ubicado en la web, que contribuyó al acervo de datos actuales del sector de la salud.

RECURSOS HUMANOS

En 2009, había 39,7 profesionales de la salud por 10.000 habitantes y, por lo tanto, se habían alcanzado las metas establecidas en la iniciativa "Llamado a la Acción" de Toronto (24). El distrito de Belice tenía la tasa más alta de prestadores de atención de salud (57,4 por 10.000 habitantes), mientras que el distrito de Cayo tenía la más baja (25,7 por 10.000 habitantes). Los voluntarios cubanos, que representaban 3,5% del personal sanitario, estaban principalmente ubicados en las zonas rurales. En el cuadro 4 se muestra el número de profesionales de la salud que trabajaban en el país en 2006, 2007 y 2009. Con respecto a los recursos humanos en salud, las mayores carencias fueron las de enfermeros, inspectores de salud pública, médicos y farmacéuticos. La Universidad de Belice ofrece programas de capacitación para enfermeros, parteras, enfermeras de atención primaria, los enfermeros rurales, farmacéuticos, técnicos de laboratorios de análisis clínicos, funcionarios de salud pública y asistentes sociales. Dado que Belice no cuenta con ninguna escuela de medicina, el acceso y apoyo a los estudios de medicina se obtiene fuera del país. La tasa de deserción de los estudiantes en los programas de capacitación en salud es de 66% y la tasa de aprobación anual de los enfermeros en el examen de certificación es de aproximadamente 50%. No está acreditado el programa de capacitación en salud de la Universidad de Belice (25).

Table 4

Salud Y Cooperación Internacional

La asistencia oficial para el desarrollo en Belice ha adoptado cada vez más la forma de cooperación técnica. El cuadro 5 muestra las principales fuentes y la naturaleza de la asistencia externa. Otros donantes son el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), la Asociación Pancaribeña contra el VIH/sida (PANCAP) y varias universidades. Fue difícil evaluar la ayuda total recibida y las contribuciones relativas de cada donante, porque ningún mecanismo centralizado realizó el seguimiento o el monitoreo de la cooperación técnica y financiera externa.

Table 5

Síntesis Y Perspectivas

El gobierno, conjuntamente con organismos internos y externos, buscó continuamente mecanismos para afrontar los desafíos sociales y económicos del país. Si bien se han logrado avances en la salud (por ejemplo, ampliar y mantener una cobertura nacional de vacunación elevada y equitativa, alcanzar la meta de eliminación de la malaria, proporcionar suplementos de micronutrientes a todos los niños menores de 5 años y extender el enfoque de hospital amigo del lactante a todos los principales nosocomios del país), la carga de enfermedades no transmisibles y la violencia entre 2006 y 2009 amenazaron erosionar tales logros. Dada la alta prevalencia de enfermedades no transmisibles y sus factores de riesgo, así como el aumento constante de los actos de violencia, es esencial adoptar un enfoque multisectorial que incluya la participación del sector privado. Debido a su tasa ascendente de pobreza, es poco probable que Belice logre el ODM 1 (erradicar la pobreza extrema y el hambre). A pesar de que se efectuaron varias intervenciones orientadas a mitigar la pobreza en los distritos más pobres del país, persistieron las disparidades en materia de salud, en particular en los grupos de población maya. Un reto clave estriba en acelerar los esfuerzos encaminados a reducir la mortalidad infantil y en la niñez para cumplir el ODM 4 (reducir en dos terceras partes la mortalidad de los niños menores de 5 años).

Si se ha de procurar la equidad y una mejor salud para todos, será necesario ampliar el sistema de información sanitaria del país e incluir la recopilación sistemática de datos para vigilar las desigualdades, especialmente entre los diversos grupos étnicos del país y entre ambos sexos.

También se debe revaluar este sistema con el fin de garantizar la integridad estadística, incluidas la exactitud, la comparabilidad, la coherencia, el carácter integral y la transparencia de los datos. Hay que considerar también la posibilidad de llevar a cabo intervenciones con miras a reducir la tasa de deserción estudiantil (66%) en los programas de capacitación en salud y aumentar la tasa de aprobación (cerca de 50%) de los enfermeros en el examen de certificación. Finalmente, es preciso intensificar los esfuerzos para cumplir con el compromiso de aplicar plenamente el Reglamento Sanitario Internacional antes de que finalice 2012.

Referencias

  1. Statistical Institute of Belize. 2010 Population and Housing Census. Belmopan: Statistical Institute of Belize; 2010.
  2. Halcrow Group Limited; The Belize National Assessment Team. Belize Country Poverty Assessment 2009. Belmopan: Halcrow Group Limited; The Belize National Assessment Team; 2010.
  3. Statistical Institute of Belize; United Nations Children's Fund. Monitoring the Situation of Children and Women: Multiple Indicator Cluster Survey 2006. Belmopan: Statistical Institute of Belize; Nueva York: UNICEF; 2006.
  4. United Nations Development Program. Belize MDG Scorecard and Outlook Report, 2010: Millennium Development Goals. Belmopan: PNUD; 2010.
  5. Health Age International. The Feasibility of a Universal Pension. Londres: Health Age International; 2011.
  6. Roches A. Solid Waste Management in Belize (presentación en PowerPoint). Belmopan: Department of the Environment; 2006.
  7. Pan American Health Organization/World Health Organization. Belize Country Cooperation Strategy 2008–2011. Washington, DC: OPS; 2009.
  8. Belize, Ministry of Health; Pan American Health Organization. The Belize Health Workforce Strategic Plan 2010–2014. Belize: Ministry of Health; Washington, DC: OPS; 2010.
  9. Belize, Ministry of Health; Pan American Health Organization. Estimation of the Economic Impact of Road Traffic Injuries in Belize. Belmopan: Ministry of Health; Washington, DC: OPS; 2010.
  10. 7 News Belize. Belize Murder Rate Among World's Highest [Internet]; 2011. Se puede encontrar en: (http://www.7newsbelize.com/printstory.php?func = print&nid = 18620 Consultado el 31 de agosto de 2011.
  11. Belize, Ministry of Health. Health Statistics of Belize 2005–2009. Belmopan: Ministry of Health; 2010.
  12. National Emergency Management Organization. Damage Assessment and Needs Analysis. Hurricane Richard. Initial Assessment Report, Belize, Central America. Belmopan: NEMO; 2010.
  13. Vanzie E. Assessment of the Impact of Climate Change on Belize's Health Sector: Dengue and Dengue Hemorrhagic Fever. Belmopan: Ministry of Health; 2008.
  14. Belize, Ministry of Health, Epidemiology Unit. Belmopan: Ministry of Health; 2010.
  15. Pan American Health Organization. PAHO Mortality Database. Health Indicators by Countries and Years (Interactive data tables) [Internet]. Se puede encontrar en: http://www.paho.org/hq/index.php?option = com_content&task = blogcategory&id = 2391&Itemid = 2392/ Consultado el 21 de julio de 2011.
  16. Organización Panamericana de la Salud. Situación de salud en las Américas: indicadores básicos 2010. Washington, DC: OPS; 2011.
  17. Pan American Health Organization. The Central American Diabetes Initiative: Survey of Diabetes, Hypertension, and Chronic Disease Risk Factors: Belize. Washington, DC: OPS; 2006.
  18. World Health Organization. Global Status Report on Noncommunicable Diseases 2010. Ginebra: OMS; 2011.
  19. Belize, Ministry of Health; World Health Organization. WHO–AIMS Report on Mental Health System in Belize. Ginebra: OMS; Belmopan: Ministry of Health; 2009.
  20. Belize, Ministry of Health; Pan American Health Organization. National Eye Health Plan for Belize 2010–2014. Belize: Ministry of Health; Washington, DC: OPS 2010.
  21. Belize, Ministry of Health; U.S. Centers for Disease Control and Prevention; Pan American Health Organization. Global Youth Tobacco Survey Amongst School Children Ages 13–15. Belmopan: Ministry of Health; Atlanta: CDC; Washington, DC: OPS; 2008.
  22. The Caribbean Community. Strategic Plan of Action for the Prevention and Control of Noncommunicable Diseases for Countries of the Caribbean Community 2011–2015. CARICOM; 2011.
  23. World Health Organization. National Health Accounts: Belize. Ginebra: OMS; 2010.
  24. Pan American Health Organization. Health Systems Profile Belize: Monitoring and Analyzing Health Systems Change/Reform. Washington, DC: OPS; 2009.
  25. Pan American Health Organization. Baseline Indicators: Tracking Regional Goals for Human Resources for Health. Washington, DC: OPS; 2009.
  26. Belize Medical and Dental Council; Belize Nurses and Midwives Council; The Pharmacists Board. Belmopan; 2007–2009.
  27. Belize, Ministry of Health, International Cooperation Officer. Belmopan: Ministry of Health; 2011.

Notas

1En Belice se define la pobreza como la falta de bienestar a causa de la inseguridad, la vulnerabilidad, la inequidad y las necesidades no satisfechas. Las familias en condiciones de pobreza extrema o grave son aquellas en las que el gasto es inferior al costo mínimo de la canasta alimentaria necesaria para proporcionar una alimentación saludable a un hombre adulto.

2Signos, síntomas y trastornos poco definidos; no se incluyeron las causas residuales y otras causas de muerte.

3Tres o más personas por dormitorio.

4Niños menores de 5 años cuya estatura es inferior a dos desviaciones estándares por debajo de la mediana de la talla para la edad, establecida en el patrón de la OMS y el Centro Nacional de Estadísticas de Salud de los Estados Unidos.

Última actualización el Jueves 11 de Abril de 2013 16:28