Imprimir Correo electrónico

Cover 1

Introducción

Bermuda está constituida por un grupo de más de 100 pequeñas islas diseminadas en una superficie de más de 53 km2 en el Océano Atlántico. La masa continental más cercana es el estado de Carolina del Norte (Estados Unidos), a unos 1.000 km al noroeste. Town Hill es el punto más elevado de las islas, con una altura aproximada de 79 metros. El clima subtropical es moderado, con temperaturas que varían entre 18 °C y 31 °C y una precipitación media anual de 1.400 milímetros.

Bermuda es el más antiguo territorio autónomo de ultramar del Reino Unido y su gobierno se basa en el modelo Westminster de democracia parlamentaria. Consta de un Gobernador, un Vicegobernador, un gabinete y la legislatura. El territorio está dividido en nueve distritos: Sandys, Southampton, Warwick, Paget, Pembroke, Devonshire, Hamilton, Saint George's y Smith's. La capital, Hamilton, está situada en el distrito de Pembroke, que es el más densamente poblado. Las siete islas más grandes están unidas por puentes.

El producto interno bruto (PIB) per cápita de Bermuda ascendió a US$ 86.875 en 2009 (1), uno de los más altos del mundo. Se calcula que el PIB real creció alrededor de 33% entre 2000 y 2008 pero la economía ingresó en una coyuntura general descendente durante la recesión mundial. Entre 2008 y 2009 cayó de US$ 4.200 millones a US$ 3.800 millones y el PIB per cápita se redujo 6,3%.

Según el censo de 2010, la población de Bermuda era de 64.327 habitantes, un aumento de 9,9% con respecto a la de 1991 (2). Los habitantes de 65 y más años de edad representaban 13,5% de la población en el año del censo, lo que significa un aumento de 60,9% desde 1991. Asimismo, las personas de menos de 15 años constituían 16,4% de la población, mientras que en 1991 la proporción era de 19,5%. El aumento de la población de personas de edad y la disminución de la población de menos de 15 años fue una tendencia que se mantuvo entre 2000 y 2010. En ese mismo período la tasa anual de crecimiento de la población se ha mantenido en 0,56% (3). La esperanza de vida al nacer era de 77,9 años en 2000 y aumentó a unos 80,6 años (83,9 años para las mujeres y 77,4 años para los hombres) a fines de 2010 (4). En la figura 1 se muestra la distribución de la población por grupo de edad y sexo para 1991 y 2010. En 2007, los años de vida potencial perdidos antes de los 70 años de edad ascendieron a 6.954 por 100.000 habitantes para los hombres y a solo 1.886 para las mujeres (4).

Figure 1

Según el análisis preliminar de los datos del Censo de 2010, 54% de los habitantes consideraron que eran de raza negra, 31% de raza blanca, 8% de raza mixta ("blanca y negra", "negra y otra" y "blanca y otra"), 4% de raza asiática y 2% de "otra" raza. De las personas que participaron en el censo 79% tenían el estatuto de ciudadano de Bermuda, 69% de la población dijo haber nacido en el territorio y 29% informó que habían nacido en otro país. Casi la mitad de la población declaró pertenecer a alguna confesión: Anglicana (16%), Católica (15%), Metodista Episcopal Africana (9%) y Adventista del Séptimo Día (7%).

Determinantes Y Desigualdades En Salud

En 2007, aproximadamente el ingreso del 11% de todos los hogares era de menos de US$ 36.605 por año, es decir por debajo del umbral de bajos ingresos (5). Se calculó que en 2007 el gasto en atención de salud variaba entre US$ 2.270 para un único adulto y US$ 3.404 para un hogar integrado por una pareja de progenitores y dos hijos. Estas cifras incluían un gasto uniforme para el seguro de salud y los gastos en efectivo para los elementos sanitarios de venta libre como las vitaminas, las vendas y las aspirinas. Según los cálculos, en 2007 los gastos en concepto de alimentos y artículos de atención personal variaban entre US$ 3.326 para un único adulto y US$ 7.912 para una familia de cuatro personas.

El dólar de Bermuda está vinculado con el dólar de los Estados Unidos con una relación de 1:1. El índice de precios al consumidor en 2010 fue de 112,2 (para un índice de 100 en abril de 2006). Se calculó que la inflación entre 2006 y 2010 fue de 2,9% anual, con un máximo de 4,8% en 2008. El turismo representaba aproximadamente 28% del PIB, pero se ha producido un cambio de orientación hacia las finanzas internacionales. Casi todos los bienes de consumo eran importados. El gasto público per cápita creció de US$ 8.150 en 2000 a US$ 14.413 en 2008, lo que representa un aumento de 76,9%. La proporción del PIB nominal correspondiente al gasto público también creció en el mismo período, de 14,5% en 2000 a 15,5% en 2008. La inflación promedio anual, según mediciones del índice de precios al consumidor de Bermuda (IPC), fue de 3,2% entre 2006 y 2010. El aumento promedio anual del índice de precios de la salud y la atención personal fue de 6,8% entre 2006 y 2010.

La educación es obligatoria hasta los 17 años de edad y gratuita en las escuelas públicas. En un estudio realizado en 2006 sobre la alfabetización y las aptitudes para la vida de los adultos, se comprobó que 62% de los adultos en Bermuda tenían un nivel adecuado o superior para el alfabetismo en prosa, 54% lo tenía para el alfabetismo documental y 46% para las nociones elementales de cálculo aritmético. En 2010 el porcentaje bruto de matriculación en la escuela primaria fue de 92% (6). En 2006 (último cálculo), la tasa de alfabetización fue de 98,5% (98% para los hombres y 99% para las mujeres) (7).

Medio Ambiente Y Seguridad Humana

ACCESO DE LA POBLACIÓN A AGUA POTABLE Y SANEAMIENTO

Aunque el acceso al agua potable y el saneamiento en Bermuda es universal (8) se exige por ley a todas las unidades privadas de vivienda y todos los complejos de departamentos que recojan y almacenen las aguas pluviales en tanques adecuados. Como la base del terreno de Bermuda es de piedra caliza no se puede distribuir el agua potable mediante cañerías (excepto en algunas zonas comerciales) y tampoco existe un sistema centralizado de recolección de aguas residuales para atender a las necesidades de los hogares. Todas las casas familiares deben utilizar pozos negros profundos cuya limpieza periódica está a cargo de empresas privadas (9). La sección de Salud Ambiental del Departamento de Salud y el Laboratorio Central del gobierno se ocupan del control de calidad del agua.

CONTAMINACIÓN DEL AIRE

Según el Libro Verde sobre la política nacional de energía publicado por el Ministerio de Energía en 2009, Bermuda se ubicó en el decimoquinto lugar del mundo en lo relativo a las emisiones de carbono per cápita, ya que produce 11 toneladas por habitante, es decir más que naciones industrializadas como Alemania y el Reino Unido. Bermuda depende casi exclusivamente del petróleo para la producción de electricidad y genera unos 751 gramos de dióxido de carbono por kilovatio–hora de electricidad vendida (en comparación con 422 gramos en el Reino Unido). Los gastos de electricidad del territorio también se encuentran entre los más altos del mundo y su costo fue de 42,5 centavos por kilovatio–hora en 2008, de los cuales 48% representó el costo de ajuste de los combustibles. Se calcula que la densidad de vehículos es de 2.300 por milla cuadrada. La economía de combustible y las emisiones de dióxido de carbono no se tienen en cuenta en los derechos de importación y la renovación de licencias y hay pocos incentivos para utilizar automóviles de bajo consumo de combustible.

SEGURIDAD VIAL

Según el informe Health in Review de 2011, publicado por el Consejo Sanitario de Bermuda, la tasa de muertes por accidentes de tránsito por 100.000 habitantes, normalizada según la edad, fue de 28,2 en ese territorio, mientras que en los países pertenecientes a la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) fue de 9,2. Para los hombres, la tasa fue de 59,0 en Bermuda, comparada con 14,9 en los países de la OCDE. Entre 2006 y 2010 el promedio anual de accidentes de tránsito notificados fue de 2.534, y en ellos 872 personas sufrieron traumatismos y 14 fallecieron. Entre 2006 y 2010, los grupos de edad en los que se produjeron el mayor número de accidentes fueron los de las personas de 31 a 40 años y de 41 a 50 años. La tasa en ambos grupos fue de 21%.

VIOLENCIA

El número total de delitos registrados en 2010 en Bermuda fue de 4.575, la cifra más baja de delitos denunciados desde 2000. De hecho, el número total de delitos registrados en 2010 fue 14% más bajo que el año anterior. A pesar de la reducción de las cifras totales de delitos, los de carácter violento continuaron siendo motivo de preocupación para los funcionarios de salud pública y de seguridad y para la población de la isla en general. En 2010 se produjeron 36 agresiones sexuales mientras que las cifras para 2006 y 2009 fueron 55 y 28, respectivamente. En 2010 se registraron 114 agresiones graves y 516 agresiones de otro tipo, mientras que las cifras para 2006 fueron 135 y 426, respectivamente, y para 2009, 110 y 592. Según la Health Survey of Adults and Children de 2006, 8,4% de los adultos dijeron haber sido víctimas de maltratos físicos por un compañero íntimo alguna vez en su vida.

DESASTRES

Bermuda se ha salvado de los principales desastres naturales desde que el huracán Fabián azotó las islas en 2003 provocando cuatro muertes y daños importantes. Los sucesos más graves ocurridos entre 2006 y 2010 fueron tres huracanes de categoría 1 (el huracán Florence en septiembre de 2006, el huracán Bill en agosto de 2009 y el huracán Igor en septiembre de 2010) y la tormenta tropical Bertha, en julio de 2008. Bermuda también sufrió otros sucesos meteorológicos graves, con ráfagas de viento que excedían los 50 nudos. No se informó de ninguna lesión o daños de infraestructura muy importantes como consecuencia de estos sucesos.

CAMBIO CLIMÁTICO

Los datos del Departamento de Salud Ambiental del Ministerio de Salud para 2008 indican que en Bermuda se notificaron 564 casos de enfermedades relacionadas con el medio ambiente. La mayoría (483 casos, u 86%) se clasificó en la categoría de enfermedades de las vías respiratorias.

SEGURIDAD ALIMENTARIA Y NUTRICIONAL

Bermuda se ha vuelto cada vez más dependiente de las fuentes de alimentos del exterior para satisfacer sus necesidades ya que importa 80% de estos productos. La Oficina de Salud Ambiental del Ministerio de Salud asegura su inocuidad mediante la inspección y la concesión de licencias a los establecimientos alimentarios, las granjas de producción lechera, las plantas de pasteurización y los mataderos, y mediante la promoción de buenas prácticas de manipulación de alimentos en los establecimientos en los que se sirven este tipo de productos. Junto con la Universidad de Bermuda se dictan cursos de manipulación de alimentos.

Condiciones De Salud Y Sus Tendencias

PROBLEMAS DE SALUD DE GRUPOS ESPECÍFICOS DE POBLACIÓN

Salud materna y reproductiva

Entre 2006 y 2009 hubo un promedio de 824 nacimientos por año, ligeramente menos que el promedio de 833 nacimientos anuales registrados en los hospitales entre 2000 y 2004. La tasa total de fecundidad se mantuvo constante en alrededor de 1,76 niños por mujer, que está por debajo del nivel de reemplazo de la población. Entre 2006 y 2010 solo se produjo una defunción materna. Se calcula que el porcentaje de embarazadas que reciben atención prenatal y el porcentaje de nacimientos asistidos por personal capacitado es superior a 99%. El número de muertes prenatales se mantuvo estable entre 2006 y 2009, con un promedio de 2,5 por año.

Lactantes (menores de 1 año de edad)

La tasa de mortalidad de menores de 1 año entre 2006 y 2009 fue variable, con 3,8 defunciones por 1.000 nacidos vivos en 2006, 4,7 en 2007, 4,9 en 2008 y 1,2 en 2009 (tres defunciones en 2006, tres en 2007, cuatro en 2008 y una en 2009). Las cinco principales causas de muerte de los lactantes durante ese período fueron los trastornos respiratorios y cardiovasculares específicos del período perinatal (26%), los trastornos relacionados con la duración de la gestación y el crecimiento fetal (20%), el síndrome de muerte súbita de los lactantes (13%), las anomalías congénitas (13%) y las complicaciones maternas del embarazo (7%). Más de la mitad de las defunciones de lactantes durante este período fueron defunciones de recién nacidos.

En 2009, la cobertura de vacunación fue de 96% para la vacuna DPT 3+Hib3, 96% para la tercera dosis de la vacuna antipoliomielítica y 95% para la primera dosis de vacuna contra el sarampión, la parotiditis y la rubéola. La proporción de bebés de peso bajo al nacer fue de 2,2% entre 2006 y 2008 (8, 10).

Niños (1 a 14 años de edad)

Hubo dos defunciones de niños menores de 5 años entre 2006 y 2010. Asimismo, durante este período se notificaron 760 casos de fiebre y síntomas respiratorios y 769 casos de gastroenteritis en niños de este grupo de edad. Los principales motivos de hospitalización en este grupo fueron las enfermedades de las vías respiratorias (38% de todas las hospitalizaciones), los traumatismos, las intoxicaciones y otras causas externas (10%) y las enfermedades infecciosas y parasitarias (7%). Se produjeron tres defunciones de niños de entre 5 y 14 años de edad durante el período examinado. Estas defunciones se debieron a trastornos metabólicos, enfermedades del aparato digestivo y agresiones.

Adolescentes (15 a 19 años de edad)

Entre 2006 y 2009 hubo 10 defunciones en el grupo de edad de 15 a 19 años. Todas las víctimas fueron varones. Las principales causas de muerte en este grupo de edad fueron los accidentes de tránsito y las agresiones. Desde 2006 hasta 2010 los principales motivos de hospitalización de los varones de este grupo de edad fueron los traumatismos, las intoxicaciones y otras causas externas (50%), los trastornos mentales y de conducta (10%) y las enfermedades de las vías respiratorias (7%). Para las mujeres del mismo grupo de edad, las principales razones de hospitalización fueron los embarazos y los partos (41%), los traumatismos, las intoxicaciones y otras causas externas (11%), las enfermedades de las vías respiratorias (11%) y los trastornos mentales y de conducta (7%).

Adultos (20 a 64 años de edad)

Desde 2006 a 2009 ocurrieron 329 defunciones de adultos de 20 a 64 años de edad. De estos, 233 (71%) fueron hombres, por lo que la razón de mortalidad hombre:mujer fue de 2,4:1. Las principales causas de muerte de los hombres fueron las externas (principalmente accidentes de tránsito), las enfermedades del aparato circulatorio y las neoplasias malignas. Para las mujeres los principales motivos de muerte fueron las neoplasias malignas y las enfermedades del aparato circulatorio.

Las causas de hospitalización en este grupo de edad entre 2006 y 2010 variaron según el género. En el caso de los hombres fueron las lesiones, las intoxicaciones y otras causas externas (23%), los trastornos mentales y de conducta (18%) y las enfermedades del aparato digestivo. En cambio, para las mujeres fueron los embarazos y los partos (45%), las enfermedades del aparato digestivo (8%), los traumatismos, las intoxicaciones, las causas externas y las neoplasias (6% en total).

Adultos mayores (65 y más años de edad)

En 2009, la edad promedio de muerte fue de 75,3 años para las mujeres y de 68,0 años para los hombres y de 71,4 años para este grupo de edad en su conjunto. Las principales causas de muerte de las personas de más de 60 años fueron las enfermedades del aparato circulatorio, las neoplasias malignas, las enfermedades del aparato respiratorio, y las enfermedades endocrinas, nutricionales y metabólicas, como la diabetes. En 2009, las principales causas de hospitalización en este grupo de edad fueron las enfermedades del aparato circulatorio (25%), del aparato digestivo (10,6%) y de las vías respiratorias (9,4%).

La familia

El número de matrimonios entre residentes de Bermuda se mantuvo relativamente estable mientras que el número de divorcios aumentó ligeramente durante el período examinado. La mayoría de los divorcios ocurren durante los primeros cinco a nueve años de matrimonio y entre las parejas del grupo de edad de 25 a 44 años.

Trabajadores

En 2009 se informó de un total de 58 sucesos en el lugar de trabajo, resultantes de una variedad de causas, como los resbalones, los tropezones y las caídas, las descargas eléctricas y las situaciones de violencia en el lugar de trabajo. Los resbalones, los tropezones y las caídas representaron 31% de estos sucesos. Entre 2006 y 2010 se notificaron tres casos de traumatismos mortales relacionados con el trabajo.

Personas con discapacidad

En la Health Survey of Adults and Children de 2006, 10,7% de los entrevistados dijeron tener una condición o discapacidad limitantes. De las personas encuestadas, 11,6% de las mujeres informaron de una discapacidad y lo mismo ocurrió con 9,8% de los hombres. Trece por ciento de los encuestados de 55 a 64 años edad y 14,2% de los de más de 65 años informaron de alguna discapacidad, mientras que en el grupo de adultos de entre 18 y 34 años de edad la proporción fue de 4,8% (11).

MORTALIDAD

En 2009, la tasa bruta de mortalidad en Bermuda fue de 714,9 por 100.000 habitantes. En cuanto al porcentaje de defunciones, el primer lugar lo ocupa el grupo de edad de 65 a 69 años, con 16%, seguido del grupo de 80 a 84 años, con 13,8%.

Entre 2000 y 2007, la tasa de mortalidad general se redujo de 8,0 por 1.000 habitantes (8,6 para los hombres y 7,6 para las mujeres) a 7,0 por 1.000 habitantes (7,7 para los hombres y 6,3 para las mujeres). Esas tasas disminuyeron especialmente entre 2000 y 2002 y posteriormente se mantuvieron relativamente estables (figura 2) (4).

Figure 2

Las enfermedades del aparato circulatorio y las neoplasias malignas fueron invariablemente las principales causas de muerte en Bermuda, tanto para los hombres como para las mujeres. En 2007, 47,4% de las defunciones fueron causadas por enfermedades de las vías respiratorias, 25,1% por cáncer, 11,4% por causas externas (4,3% por accidentes de transporte) y 5,5% por enfermedades transmisibles. El mismo año, la tasa de mortalidad ajustada para el cáncer fue de 18,5 para los hombres y 10,2 para las mujeres (casi la mitad de estas defunciones se debieron al cáncer del aparato digestivo, las vías respiratorias y los órganos intratorácicos). Las causas externas (como las muertes por accidentes de tránsito, los homicidios y los suicidios) fueron los principales motivos de muerte, con una tasa de mortalidad ajustada de 31,8 defunciones por 100.000 habitantes (59,5 para los hombres y 6,5 para las mujeres). La tasa de mortalidad ajustada debida a las enfermedades transmisibles fue de 8,6 defunciones por 100.000 habitantes (13,3 para los hombres y 4,6 para las mujeres) (12).

Morbilidad

Enfermedades transmisibles

Enfermedades transmitidas por vectores

En Bermuda se han registrado casos esporádicos de malaria y dengue, todos los cuales eran importados. En el territorio no existe la especie de mosquito capaz de transmitir los virus del dengue. La vigilancia y la investigación de todos los casos presuntos de dengue y malaria y el control de la población de mosquitos son esenciales para prevenir la transmisión local. Desde 2006 hasta 2010 hubo cinco casos importados de malaria y cuatro casos importados de dengue. No hubo ningún caso de otras enfermedades transmitidas por vectores durante el período que se examina.

Enfermedades prevenibles por vacunación

La incidencia de enfermedades prevenibles por vacunación es nula o muy baja. No se registró ningún caso confirmado de tétanos, tétanos neonatal o difteria durante el período 2006–2010. No ha habido notificación de casos de sarampión desde 1991 y de poliomielitis desde hace más de 25 años. Sin embargo, entre 2006 y 2010 hubo dos casos de parotiditis, dos de rubéola y dos casos de tos ferina, todos ellos confirmados y algunos asociados a viajeros.

Zoonosis

No hubo ninguna notificación de enfermedades zoonóticas, incluida la rabia, durante el período que se examina.

Enfermedades desatendidas y otras infecciones relacionadas con la pobreza

Hubo un caso importado de lepra en 2007.

VIH/Sida y otras infecciones de transmisión sexual

La epidemia de infección por el VIH/sida se reconoció por primera vez en Bermuda en 1982. Entre 1982 y fines de 2010 se habían registrado 733 casos acumulados de infección por el VIH, 555 casos acumulados de sida y 438 muertes de personas con la infección por el VIH/sida. A fines de 2010 se calculaba que la prevalencia de la infección por el VIH/sida era de 0,46% y el número de personas con VIH/sida ascendía a 295. La mayoría de los casos de infección por el VIH/sida y la mayor cantidad de muertes por esta causa se han producido en hombres negros de entre 25 y 44 años de edad. En conjunto, los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, los contactos heterosexuales y los usuarios de drogas inyectadas representan cada uno alrededor de 30% de todas las infecciones por el VIH. El contacto sexual ha sido la vía más frecuente de transmisión desde fines de los años ochenta y entre 2006 y 2010 el contacto heterosexual fue el mayor riesgo notificado para los hombres negros mientras que los nuevos casos notificados de usuarios de drogas inyectadas han sido escasos. La mayoría de las personas con VIH/sida son varones negros, naturales de Bermuda, de sexo masculino y tienen entre 45 y 64 años de edad. Se los considera de riesgo a través del contacto heterosexual. Los patrones de riesgo de las mujeres de Bermuda son los mismos, cualesquiera sean su raza o edad, siendo el contacto heterosexual el principal factor de riesgo. No se ha notificado ningún caso de transmisión materno–infantil o de transmisión resultante de la exposición a la sangre o los hemoderivados desde 1998. Desde 1988 se practica el tamizaje universal de todas las embarazadas.

Las infecciones de transmisión sexual (ITS) siguen siendo un problema de salud pública importante en Bermuda. En 2004 se dispuso de una prueba mejorada para las infecciones por clamidias y las tasas de infección alcanzaron un máximo de 540 casos en 2007. Desde entonces han disminuido y el promedio anual de casos entre 2008 y 2010 fue de 424. En 2010 se notificó el diagnóstico de 31 casos de gonorrea, lo que representa una reducción de 52% desde 2005. Se comprobó que esta disminución ocurrió en todos los grupos de edad y en ambos géneros. Los diagnósticos de sífilis disminuyeron significativamente entre 2005 y 2010, con una caída de 70%.

Tuberculosis

La tuberculosis no es endémica en Bermuda. Entre 2006 y 2010 hubo ocho casos importados de tuberculosis con baciloscopía positiva (SS+).

Enfermedades emergentes

Durante la pandemia de gripe por A (H1N1) de 2009, Bermuda envió 112 muestras a laboratorios de referencia en el extranjero para que se realizaran las pruebas correspondientes. De ellas, 32 (28,6%) fueron positivas para el virus A (H1N1), que incluía dos casos clasificados como "infección adquirida en el extranjero" y dos casos de no residentes (visitantes). No se ha notificado ningún caso de cólera en Bermuda en muchos años. La vigilancia de esta enfermedad aumentó después del terremoto de 2010 en Haití pues muchos habitantes de Bermuda viajaron a Haití para prestar asistencia.

Enfermedades crónicas no transmisibles

Enfermedades cardiovasculares

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte de mujeres y hombres en Bermuda y afectan a la población de adultos mayores en proporción mucho mayor. Entre 2006 y 2008, 39% de todas las defunciones de varones y 38% de todas las de mujeres se debieron a estas enfermedades. La mayoría fueron causadas específicamente por cardiopatías isquémicas y en segundo lugar por enfermedades cerebrovasculares. La edad promedio de muerte por enfermedad cardiovascular fue de 77 años (73 años para los hombres y 82 años para las mujeres). Las enfermedades cardiovasculares requieren un número elevado de días de hospitalización, superado solo por los trastornos mentales y de conducta. Diez por ciento de todas las internaciones se debieron a estas enfermedades: 9% para las mujeres y 12% para los hombres.

Neoplasias malignas

El número de defunciones debidas a las neoplasias malignas solo fue superado por las causadas por las enfermedades cardiovasculares. Desde 2006 hasta 2008 las neoplasias malignas representaron 23,0% de todas las defunciones. Para los hombres, las neoplasias malignas que causaron el mayor número de defunciones fueron las de las vías respiratorias y los órganos intratorácicos, seguidas de las del aparato digestivo y de las de los órganos genitales. Para las mujeres, las neoplasias malignas que más muertes causaron fueron las del aparato digestivo, seguidas de las neoplasias malignas de las mamas y de las de las vías respiratorias y los órganos intratorácicos. Según la Health Survey de 2006, el cáncer de mama fue una de las principales causas de mortalidad por cáncer en las mujeres. En la misma encuesta, 76,6% de los hombres de 40 o más años de edad informaron que se sometían a pruebas para detectar cáncer de próstata, ya sea mediante el antígeno prostático específico o un tacto rectal.

Diabetes

Se ha calculado que en Bermuda aproximadamente 8.000 personas (12,7% de la población) sufren de diabetes y que otros 8.000 corren el riesgo de contraerla. La Health Survey de 2006 reveló que el número de negros que dijeron haber sido diagnosticados con diabetes (15,9%) duplicaba el de los blancos (8,2%). De las personas encuestadas, 23,4% de las de más de 65 años de edad informaron que se les había diagnosticado diabetes, mientras que en el grupo de edad de 35 a 54 años la proporción era de 7,8%. La educación también era un factor determinante: 17,0% de quienes tenían una educación secundaria o menos informaron sufrir de diabetes, en comparación con 9,1% para quienes tenían un nivel de educación superior. La diabetes daba cuenta de 5% de todas las defunciones (3% de todas las defunciones de hombres y 7% de todas las de mujeres).

Enfermedades crónicas de las vías respiratorias

La Health Survey of Adults and Children de 2006 (11) indicó que 13,1% de la población adulta había sufrido de asma en algún momento de su vida y 9,3% informó sufrir esa dolencia cuando se realizó la encuesta. En ese momento, la proporción de mujeres que notificaron sufrir de asma era mayor que la de hombres (11,9% y 6,4%, respectivamente). Del mismo modo, la proporción era mayor en las personas de entre 18 y 34 años de edad (13,7%) que en las de otros grupos de edad. Las enfermedades de las vías respiratorias dan cuenta de 6,0% de todas las defunciones. Estas se debieron principalmente a neumonías en el caso de las personas de edad, seguidas de las enfermedades crónicas de las vías respiratorias inferiores.

Hipertensión

En la Health Survey de 2006, la cuarta parte de los adultos encuestados informó que sufrían de hipertensión. Esta condición era más frecuente en los negros (29,5%) que en los blancos (20,4%) y más común en las personas mayores de 65 años de edad (45,5%) que en las de entre 35 y 54 años (15,7%). La prevalencia tenía relación con el nivel de educación: 31,2% de las personas con una educación secundaria o menos dijeron sufrir de hipertensión en comparación con 20,6% de las que habían alcanzado un nivel de educación superior. Asimismo, la incidencia también exhibía una correlación inversa con los ingresos: 38,7% de los adultos de los hogares con ingresos inferiores a US$ 50.000 informaron sufrir de hipertensión, en comparación con 23,2% de los adultos de hogares de ingresos medios y 16,9% de los de hogares de ingresos altos.

Enfermedades nutricionales

Los trastornos metabólicos fueron la causa de 381 hospitalizaciones (230 mujeres y 151 hombres). La mayoría de estos (82%) se debieron a trastornos que afectaban los fluidos, los electrólitos y el equilibrio acido–base. Además, hubo 74 hospitalizaciones por gota y 48 por sobrepeso, obesidad y otros tipos de hiperalimentación. Entre 2006 y 2008 hubo cinco defunciones cuya causa subyacente fue la obesidad morbosa.

Deficiencia de micronutrientes

Entre 2006 y 2010 hubo 14 hospitalizaciones por deficiencias nutricionales (8 hombres y 6 mujeres). Los hospitalizados fueron mayormente personas de edad. La edad promedio del conjunto fue de 66 años (58 para las mujeres y 73 años para los hombres) y las hospitalizaciones se debieron principalmente a la malnutrición proteinocalórica.

Trastornos mentales

En el período examinado, los trastornos mentales y de conducta dieron cuenta de 6% de todas las hospitalizaciones. De todas las personas internadas por este motivo 4% fueron mujeres y 10% fueron hombres. Las principales causas de las hospitalizaciones de hombres fueron por trastornos relacionados con las sustancias psicoactivas (31%), la esquizofrenia, los trastornos esquizotípicos y delirantes (30%) y los trastornos debidos al abuso de alcohol (14%). Para las mujeres, las principales causas fueron los trastornos del estado de ánimo o afectivos (29%), la esquizofrenia y los trastornos esquizotípicos y delirantes (25%) y el abuso de alcohol (10%). Los trastornos mentales y de conducta también dieron cuenta de la mayor cantidad de días–paciente de hospitalización y ocuparon el segundo lugar en cuanto a la duración de la hospitalización, solo superada por las enfermedades del sistema nervioso (13).

Otros problemas de salud

Salud oral

En Bermuda, el índice de dientes cariados, perdidos y obturados (CPO–D) ha sido muy bajo y disminuyó durante el período que se examina. En 2009, los niños de 12 años de edad tenían solo 0,54 dientes cariados, perdidos u obturados (4).

Salud ocular

El número de operaciones quirúrgicas por cataratas con hospitalización disminuyó significativamente entre 1997 y 2010 debido a un perfeccionamiento de las técnicas y al envejecimiento de la población. En el período 1997–1998 se llevaron a cabo 346 operaciones quirúrgicas por cataratas con hospitalización y en el período 2009–2010 solo se efectuaron 9. Sin embargo, en este último período se realizaron cirugías sin hospitalización. En los últimos años ha aumentado el número de operaciones quirúrgicas de cataratas en pacientes ambulatorios.

Factores de riesgo y protección

Tabaquismo

En la National Drug Consumption Survey de 2009, realizada por el Departamento Nacional de Control de Medicamentos (14), se observó que casi la mitad (49,3%) de todos los entrevistados de 16 a 65 años de edad dijo haber habido fumado cigarrillos por lo menos una vez en su vida. Según la encuesta denominada Communities That Care Youth Survey de 2007, 21,9% de los estudiantes de Bermuda dijeron haber fumado cigarrillos por lo menos alguna vez en su vida (15). La encuesta titulada Bermuda Youth Tobacco Strategy Survey llevada a cabo en 2007 reveló que de los jóvenes que habían fumado alguna vez, cerca de 19% había consumido cigarrillos en uno o dos días y 13% dado una o dos caladas en esos días durante el mes previo a la encuesta (16). Desde 2007 se han instituido políticas de no fumar en todo los espacios públicos cerrados.

Alcoholismo

La encuesta National Drug Consumption Survey de 2009 indicó que 89,2% de los entrevistados de 16 a 65 años de edad informaron que habían bebido una bebida alcohólica por lo menos una vez en su vida. La proporción de hombres que respondió de esa manera fue de 90,0% y la de mujeres de 87,5%. Entre 2006 y 2010 hubo 137 hospitalizaciones por consumo excesivo de alcohol (que correspondieron a personas de entre 15 y 81 años de edad). Los hombres daban cuenta de 77% de esa cifra (14).

Drogas ilegales

Los datos de la encuesta National Drug Consumption Survey de 2009 indican que 37% de los entrevistados dijeron haber usado marihuana por lo menos una vez en su vida y 7,5% declararon consumirla habitualmente. De las personas encuestadas, 10,7% dijeron haber usado hachís, 4,6% habían usado cocaína, 2,8% habían usado morfina, 1,7% habían usado estimulantes y 1,0% habían usado inhalantes (0,1% informó que usaban habitualmente estos productos) (14).

Actividad física

De los residentes encuestados para la Health Survey of Adults and Children in Bermuda de 2006, 17,6% de los adultos respondieron que llevaban una vida sedentaria (es decir, no realizaban actividades físicas moderadas ni siquiera durante 10 minutos durante una semana normal). Esto era más frecuente en los hombres (19,5%) que en las mujeres (15,8%). Los negros (21,7%) y los asiáticos y otras razas (27,3%) eran más sedentarios que los blancos (11,4%).

Obesidad

En la Health Survey de 2006, 64% de los entrevistados dijeron que su peso corporal era superior al normal (40% con sobrepeso y 24% obesos), lo que representaba un aumento en relación con la encuesta realizada en 1999, cuando 57% informaron que su peso corporal estaba por encima del normal. El exceso de peso era más probable en los hombres mientras que las mujeres tenían mayores probabilidades de ser obesas. La tasa de sobrepeso era de 47,5% en los hombres y 33,0% en las mujeres, mientras que las tasas de obesidad eran de 20,1% y 27,6%, respectivamente. Solo 27% de los negros (26,8%) informaron que su peso era normal, en comparación con 45,6% de los blancos y 57,6% de los asiáticos. La encuesta indicó que el índice de masa corporal era normal para 70,7% de los niños. Sin embargo, 5,5% tenía un peso inferior al normal, 3,5% estaban excedidos de peso y 20,3% eran obesos. Las niñas (28,0%) tenían mayores probabilidades de estar excedidas de peso o ser obesas que los niños (19,7%) (11).

Políticas, Sistema De Salud Y Protección Social

POLÍTICAS DE SALUD Y EL PAPEL DE LA RECTORÍA EN SALUD

El enunciado de la misión del Ministerio de Salud es: "Promover y proteger el bienestar físico, mental y social de la comunidad y velar por que las personas y los grupos tengan acceso a los servicios apropiados y el apoyo necesario para mantener o lograr un óptimo bienestar físico, mental o social." El marco normativo de la salud, que protege y promueve la salud de la población, está establecido en la Ley de Salud Pública de 1949, la Ley de Seguro de Salud de 1970, la Ley de la Junta de Hospitales de Bermuda de 1970 y la ley del Consejo Sanitario de Bermuda de 2004, así como diversas normas que sustentan estas leyes, como las normas para los profesionales de la salud.

La Junta de Hospitales de Bermuda está a cargo del hospital King Edward VII Memorial, el Mid–Atlantic Wellness Instituto (que se ocupa de la atención psiquiátrica y de salud mental) y el centro de urgencias Cordero–Foggo Urgent Care Centre.

DESEMPEÑO DE LOS SISTEMAS DE SALUD

El gobierno garantiza que las personas y los grupos específicos de población, como los pobres, puedan acceder a servicios apropiados de atención de salud. Para ayudar a mitigar los efectos de la pobreza, los programas del gobierno brindan asistencia financiera, atención primaria de salud gratuita o subsidiada, y hospitalizaciones subsidiadas para las poblaciones vulnerables.

La Ley de Seguro de Salud de 1970 estableció el modelo del sistema de salud de Bermuda. El territorio no cuenta con ningún sistema universal de seguro de salud financiado por el gobierno sino que el acceso a los planes de seguros de enfermedad se logra por conducto de empresas privadas, organismos públicos y empleadores. Según el Censo de 2000 de Bermuda, 95% de la población estaba cubierta por algún tipo de póliza de seguro de salud, pero en 2009 solo 83,6% de la población dijo estar cubierta por un seguro de salud.

En conjunto, el uso del sistema de atención de salud y los servicios que ofrece es generalizado. Los servicios especializados más utilizados son los servicios de diagnóstico, los servicios de rehabilitación y el tratamiento de las enfermedades crónicas.

GASTO Y FINANCIAMIENTO EN SALUD

Según el informe de las National Health Accounts de Bermuda para 2010, durante el ejercicio económico de 2009 los gastos públicos y privados en concepto de salud ascendieron a US$ 557,7 millones, lo que representa un 9,2% del PIB de 2008 u US$ 8.661 por persona (17). Los gastos de salud del sector público representaron 27,9% (US$ 155,8 millones) de los gastos sanitarios y 14% de los desembolsos totales del gobierno de Bermuda (US$ 1.100 millones) en 2009. La atención primaria de salud pública, la promoción de la salud, la administración sanitaria y el funcionamiento del sistema de hospital de Bermuda se financiaron con fondos públicos. Los gastos privados para la atención de salud ascendieron a US$ 401,9 millones (72,1% del gasto total en esta materia), de los cuales 74% se dedicaron a los gastos de los seguros de salud. Los gastos de los hogares destinados a la salud, como los seguros de salud, los copagos, los honorarios pagados a los proveedores de atención sanitaria y otros gastos sanitarios en efectivo, ascendieron a US$ 81,3 millones (14,6% de todos los gastos sanitarios) en el ejercicio económico de 2009.

SERVICIOS DE SALUD

En Bermuda, la atención primaria de salud está principalmente a cargo de los médicos privados. Los dos hospitales de Bermuda, el King Edward VII Memorial Hospital y el Mid Atlantic Wellness Institute, son administrados por la Junta de Hospitales de Bermuda y brindan casi toda la atención de salud secundaria en Bermuda. La Junta y el gobierno están a cargo de diversos establecimientos de atención a largo plazo. Los establecimientos de atención de enfermería especializada son los siguientes: Lefroy House (57 camas), la Unidad de Atención Prolongada en el King Edward VII Memorial Hospital (90 camas) y un nuevo establecimiento residencial de atención de enfermos terminales. En 2009, la Junta de Hospitales abrió el Lamb–Foggo Urgent Care Centre, con cuatro salas para el tratamiento de enfermedades y traumatismos leves. Bermuda tiene tres establecimientos de educación diferencial para los niños con discapacidad o deficiencias.

Los sistemas de atención de salud públicos y privados colaboran estrechamente en la prestación de servicios de atención de salud. La responsabilidad por la salud pública recae en el Ministerio de Salud, que incluye al Departamento de Seguridad Social, el Departamento de Salud, la Junta de Hospitales de Bermuda y el Consejo Sanitario de Bermuda. Hay un gran sector privado de atención de salud que emplea el sistema de honorarios por servicios prestados.

Bermuda importa medicamentos de venta con receta del Brasil, el Canadá, los Estados Unidos, la India, Israel y la Unión Europea. Desde 2005 Bermuda tiene dos unidades de resonancia magnética nuclear y dos equipos de tomografía computarizada.

Conocimiento, Tecnología, Información Y Gestión De Recursos

PRODUCCIÓN CIENTÍFICA EN SALUD

Entre 2006 y 2010, el Centro de Diabetes de la Junta de Hospitales de Bermuda participó en varias pruebas internacionales de investigación, como el estudio epidemiológico de evaluación de la reducción de la diabetes usando medicamentos con ramipril y rosiglitazona (conocido como EPI DREAM por sus siglas en inglés), el estudio del trandolapril y el verapamilo de liberación lenta y la resistencia a la insulina (conocido como STAR por sus siglas en inglés), la prueba de reducción de los resultados con la intervención inicial de glargina (conocida como ORIGIN por sus siglas en inglés) y la prueba del Registro Mundial de Episodios Coronarios Agudos (conocido como GRACE por sus siglas en inglés).

El Ministerio de Salud mantiene un sitio web que incluye una guía de los servicios de salud disponibles en el territorio y proporciona información pública sobre temas, entre ellos las actividades de promoción de la salud. La Junta de Hospitales de Bermuda y el Consejo Sanitario de Bermuda también tienen sitios web con información acerca de sus servicios de atención de salud.

RECURSOS HUMANOS

Durante el período 2006–2010, Bermuda tuvo recursos humanos suficientes para satisfacer las necesidades de salud. Durante este período, el número de médicos aumentó y lo mismo ocurrió con el número de médicos especialistas visitantes. En 2008, había 35 médicos especialistas en medicina familiar y seis médicos especializados en salud pública (es decir 6,37 médicos de atención primaria por 10.000 habitantes). Según la Employment Survey realizada en 2009 por el Departamento de Estadística (18) había 157 médicos matriculados y en ejercicio en las islas, una razón aproximada de 24,4 médicos por 10.000 habitantes. Las enfermeras siguieron representando el mayor grupo de proveedores de atención sanitaria en el territorio, con un total de 559 en 2009 (86,8 por 10.000 habitantes), lo que significa un aumento de 21% (98 enfermeras) respecto de la cifra de 2008. Sin embargo, esta cifra representa una disminución significativa de las más de 800 enfermeras matriculadas que trabajaban en Bermuda en 1999. En 2009 había 67 dentistas o higienistas dentales (10,4 por 10.000 habitantes) y un optometrista por 10.000 habitantes. En 2007, 58,5% de los médicos, 28,6% de los dentistas, 75,0% de los farmacéuticos y 66,2% de las enfermeras no eran naturales de Bermuda.

CAPACITACIÓN DE PERSONAL DE SALUD

En la Universidad de Bermuda se puede cursar la carrera de auxiliar de enfermería que capacita a estudiantes para ocupar puestos de nivel de ingreso en el sector de atención de salud.

En 2009 había 125 programas de capacitación permanente para médicos, con un total de 3.519 asistentes.

EL MERCADO LABORAL PARA PROFESIONALES DE LA SALUD

En Bermuda continuaron las dificultades para retener a las enfermeras. Para resolverlo, se ha ampliado el número de países en los que se contratan y aumentado su propia capacidad de capacitación. En enero de 2008, la tasa de vacantes de enfermeras de hospital era de 5%, mientras que en 2007 era de 6,4%.

Salud Y Cooperación Internacional

En agosto de 2008, la Junta de Hospitales de Bermuda anunció un acuerdo de colaboración con el Dana Farber Cancer Institute de Partners Healthcare System (Boston, Massachusetts, Estados Unidos de América) con el objeto de mejorar las posibilidades de los pacientes de realizar consultas a distancia con los especialistas médicos mediante un robot. En 2009, los pacientes de Bermuda efectuaron consultas con más de 90 especialistas de la Lahey Clinic en Boston mediante el uso del robot, que actualmente se está utilizando cerca de 20 veces por mes. Los médicos especialistas reciben la habilitación de la Junta para prestar atención a distancia en situaciones de emergencia o facilitar el trabajo de los especialistas visitantes. Tres hospitales de los Estados Unidos colaboran con la Junta de Hospitales de Bermuda en determinadas especialidades: el Massachusetts General Hospital en traumatología, el hospital de la Universidad Johns Hopkins en cuidados intensivos y anestesiología y la Universidad Howard en psiquiatría y ciencias de la conducta. La organización Accreditation Canada acredita todos los servicios que se prestan en el King Edward VII Memorial Hospital y el Mid–Atlantic Wellness Institute.

Bermuda mantiene una relación activa con las siguientes organizaciones: la Iniciativa de Cooperación para la Salud en el Caribe (CCH), el Centro de Epidemiología del Caribe (CAREC), la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Síntesis Y Perspectivas

Bermuda tiene un alto nivel de salud. Se ubica en el vigésimo tercer lugar del mundo en lo que respecta a la esperanza de vida, la tasa de natalidad se mantiene estable, la tasa de mortalidad infantil ha descendido en forma sostenida desde los años cincuenta y la esperanza de vida al nacer aumentó de 64,85 años en 1950 a 79,37 años en 2010. Sin embargo, la proporción de la población menor de 15 años está disminuyendo al tiempo que aumenta la proporción de habitantes cuya edad supera los 60 años.

La mayoría de las principales causas de muerte en Bermuda están relacionadas con las enfermedades y afecciones crónicas no transmisibles causadas por factores vinculados con el modo de vida, como la inactividad y los regímenes alimentarios deficientes. Las enfermedades del aparato circulatorio y las neoplasias malignas son invariablemente las principales causas de muerte. Preocupan especialmente el aumento de casos de obesidad, diabetes, hipertensión y otros factores de riesgo de cardiopatías y complicaciones cardiológicas (los accidentes cerebrovasculares, la insuficiencia renal, etc). Las causas y las consecuencias de estas afecciones están interrelacionadas y la Health Survey of Adults and Children in Bermuda de 2006 puso de manifiesto que el deterioro de los modos de vida estaban asociado con estos problemas sanitarios.

En 2006 se puso en marcha la Estrategia nacional de promoción de la salud denominada "Well Bermuda". Desde entonces el Departamento de Salud ha colaborado con una amplia gama de asociados del gobierno y la comunidad para mejorar la promoción de la salud en Bermuda. La estrategia aborda las enfermedades crónicas no transmisibles y algunos otros problemas de salud, y plantea una concepción para mejorar la salud de la población de Bermuda, con metas claras y objetivos por lograr como comunidad. El Departamento ha adoptado el lema "personas sanas en comunidades saludables". Con los asociados relacionados con la salud pública se están adoptando medidas para llevar esta concepción a buen puerto mediante la vigilancia continua de la salud de la población y la ejecución de intervenciones coordinadas.

En 2011 se encargó al Consejo de Salud de Bermuda la elaboración de un Documento de consulta sobre el plan nacional de salud. La finalidad de este plan es colocar al sistema de salud de Bermuda en el siglo XXI. Su objetivo es aprovechar los puntos fuertes, establecer nuevas metas para el sistema de salud, trazar el rumbo de las reformas necesarias para modernizar el sector de la salud, corregir las brechas existentes y definir un plan detallado para lograr un sistema de atención de salud más equitativo y sostenible para Bermuda.

Referencias

  1. Bermuda, Department of Statistics. Gross Domestic Product Report. Hamilton: Department of Statistics; 2010.
  2. Bermuda, Department of Statistics. 2010 Census of Population & Housing. Final Results. Hamilton: Department of Statistics; 2011.
  3. Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud. Iniciativa Regional de Datos Básicos en Salud. Washington, DC: OPS/OMS; 2010.
  4. Bermuda Health Council. Health Statistics and Information [Internet]; 2011. Acceso: 10 de julio de 2012.
  5. Bermuda, Department of Statistics. Low Income Thresholds. A Study of Bermuda Households in Need. Hamilton: Department of Statistics; 2008.
  6. The World Bank. Data Bank by Country. Bermuda. Washington, DC: The World Bank; 2012.
  7. Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud. Iniciativa Regional de Datos Básicos en Salud. Washington, DC: OPS/OMS; 2006.
  8. Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud. Situación de salud en las Américas: indicadores básicos 2010. Washington, DC: OPS/OMS; 2010.
  9. Forbes KA. Bermuda's Architecture [Internet]. Acceso: 10 de julio de 2012.
  10. Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud. Situación de salud en las Américas: indicadores básicos 2011. Washington, DC: OPS/OMS; 2011.
  11. Bermuda, Department of Health. Health Survey of Adults and Children in Bermuda, 2006. Hamilton: Department of Health; 2007.
  12. Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Saud. Iniciativa Regional de Datos Básicos en Salud. Generador de cuadros [Internet]. Acceso: 10 de julio de 2012.
  13. Bermuda, Department of Health. Mental Health Services. Hamilton: Department of Health; 2009.
  14. Bermuda, Department for National Drug Control. National Household Survey 2009. Results of the National Drug Consumption Survey. Hamilton: Department for National Drug Control; 2010.
  15. Bermuda, Department for National Drug Control. Communities That Care Youth Survey. Hamilton: Department for National Drug Control; 2007.
  16. Bermuda, Department for National Drug Control; Department of Statistics. Youth Tobacco Survey 2007. Report on the Results of the Bermuda Youth Tobacco Survey 2007. Hamilton: Department for National Drug Control; 2007.
  17. Bermuda Health Council. National Health Accounts Report 2010: Bermuda Health System Finance and Expenditure for Fiscal Year 2008–2009. Hamilton: Bermuda Health Council; 2010.
  18. Bermuda Government, Department of Statistics. Employment Survey. Hamilton: Department of Statistics; 2009.
Última actualización el Jueves 11 de Abril de 2013 16:26