Imprimir Correo electrónico

Cover 1

Introducción

Jamaica, con una superficie terrestre de 11.424 km2, es el mayor país de habla inglesa del Caribe. Está situado a 150 km al sur de Cuba y 160 km al oeste de Haití. La isla tiene una costa plana y estrecha, donde se concentra la producción agrícola, pero gran parte del terreno es montañoso; el punto más alto de la isla, Blue Mountain Peak, tiene una altura de 2.256 m. El país se divide en 14 parroquias. Su capital, y ciudad más grande, es Kingston, ubicada en la costa sudoriental; otros centros de población importantes son Montego Bay, Spanish Town y Portmore. La población de Jamaica se calculaba en 2,7 millones en 2010, y la densidad de población es de aproximadamente 250 personas por km2.

Jamaica obtuvo la independencia del Reino Unido en 1962, es miembro de la Commonwealth y ha mantenido una democracia constitucional estable durante 50 años. El país tiene el sistema parlamentario como forma de gobierno, con un poder legislativo que comprende el Senado y la Cámara de Representantes. El Gabinete de Ministros encarna el poder ejecutivo del gobierno y está encabezado por el Primer Ministro. Jamaica ha sido una democracia estable desde su independencia en 1962, con tradiciones bien establecidas de participación democrática.

Los rubros primarios de la economía jamaiquina son el sector servicios (principalmente el turismo y los seguros), que representa cerca de 60% del PIB, y la minería. Las remesas representan casi 15% de los ingresos de divisas, las exportaciones de bauxita y alúmina constituyen cerca de 10% y el turismo representa otro 10%. Además de los minerales, el país exporta prendas de vestir, azúcar, bananos y ron.

Según el Informe sobre desarrollo humano del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo de 2011, el Índice de Desarrollo Humano (IDH) de Jamaica aumentó 0,5% anual, para pasar de 0,589 en 1980 a 0,727 en 2011. El país ocupa la posición 79 en el IDH (de 187 países con indicadores comparables) (1).

La esperanza de vida al nacer aumentó de 38 años en 1900 a poco más de 73,1 años en 2009, mientras que la tasa de mortalidad infantil descendió de 174,3 defunciones por 1.000 nacidos vivos a 14,6 en el mismo período.

Entre 1970 y 2009, el perfil de edad y las razones de dependencia de la población muestran una disminución de la proporción de niños (0–14 años) y aumentos de la población en edad de trabajar (15–64 años), así como de la población de adultos mayores dependientes (mayores de 65 años) (véase la figura 1). La tendencia general concuerda con la transición demográfica en curso hacia el envejecimiento de la población (2). La proporción cada vez menor de la población de niños ha reducido el tamaño de los hogares; se observa una media de 3,2 personas por hogar, con un promedio de 1,0 niño por familia. Jamaica siguió registrando una proporción relativamente alta de hogares encabezados por mujeres, con 45,5%.

Figure 1

Determinantes Y Desigualdades En Salud

La tasa de alfabetización de Jamaica era de 89% en 2009 (3). El grado de matriculación a nivel preescolar (porcentaje bruto) llegó a 112,97 en 2010. Durante los 36 últimos años, este indicador ha aumentado en forma sostenida, subiendo de su valor mínimo de 43,61 en 1974 a su máximo valor en 2010. Las cifras relativas al índice de paridad de género (2008) a nivel de la escuela primaria fueron de 0,97 y 1,04 a nivel secundario y de 1,04 y 2,22 a nivel terciario (4).

A pesar del modesto crecimiento a largo plazo, Jamaica ha logrado avances considerables en la reducción de la pobreza desde que comenzó a monitorear las condiciones de vida, en 1988. La pobreza ha disminuido de 30,5% en 1989 a 9,9% en 2007. Con un creciente desempleo y la reducción de las remesas (que representó 16% del PIB en 2009) a raíz de la crisis económica mundial, la incidencia de la pobreza aumentó a 16,9% en 2009. La pobreza llegó a afectar a cerca de 17,6% de la población en 2010 (tercer año consecutivo de aumento) debido a la grave contracción económica que siguió a la crisis mundial.

El punto más vulnerable del éxito de Jamaica es una persistente plaga social, como el desempleo entre los jóvenes, el cual alimenta la criminalidad, el comportamiento antisocial y la participación en pandillas. Los legisladores están examinando con interés un estudio del Banco Mundial sobre el desarrollo de la juventud en el Caribe, en el cual se muestra una reducción de los ingresos netos totales de hasta US$ 157.000 en el caso de los hombres y US$ 115.000 en el de las mujeres que abandonan la escuela tempranamente (5).

El país notificó una tasa de migración neta negativa de 7,42 migrantes por 1.000 habitantes en 2009. Los altos niveles de emigración (16.330 en 2009) han afectado seriamente la vida familiar, sobre todo en el caso de aquellos niños que quedan a cargo de sí mismos o de familiares, así como el mercado de trabajo (en razón de la emigración de trabajadores instruidos y capacitados), las remesas (fuente importante de ingresos de divisas) y la estructura de población (a causa de las bajas tasas de crecimiento neto de la población) (6).

Medio Ambiente Y Seguridad Humana

ACCESO DE LA POBLACIÓN A AGUA POTABLE Y SANEAMIENTO

En 2009, 72,5% de los hogares jamaiquinos recibía agua potable a través de tuberías y grifos; para 13,7% de los hogares, las aguas pluviales recogidas en tanques eran la fuente principal de agua, mientras que 6,2% obtenía el agua potable por medio de tomas públicas. Las familias de la zona metropolitana de Kingston tenían el mayor acceso a agua por tuberías en sus residencias (cobertura de 96,9%), en comparación con el 86,3% que se alcanza en otras zonas metropolitanas. En las zonas rurales, solo 46,0% recibía agua por tuberías en sus residencias (7).

En 2009, 67,6% de los hogares informaron tener acceso a sanitarios, y 32,3% dijo que utilizaba letrinas. En la zona metropolitana de Kingston, 87% de los hogares notificaron tener acceso a sanitarios; en otras zonas metropolitanas, este acceso fue de 75,3%, mientras que en las zonas rurales el porcentaje era de 47,8%. En términos generales, 76% de las instalaciones de sanitarios no estaban conectadas a un sistema de cloacas; en las zonas rurales, este porcentaje alcanzaba hasta 95,1% (7).

RESIDUOS SÓLIDOS

Los hogares jamaiquinos utilizan tres métodos principales para eliminar la basura. La mayoría de los hogares (63,5%) usaba un servicio de recolección de basura, con la quema como segundo método más común (33,5% de hogares), seguida de la descarga en vertederos con 3,2%. La zona metropolitana de Kingston y otras poblaciones representaban, respectivamente, 92,1% y 84,4% de los hogares atendidos por un sistema de recolección de basura. El porcentaje en las zonas rurales fue de 33,9% (7).

DEGRADACIÓN DEL MEDIO AMBIENTE

La deforestación, la destrucción de humedales, la eliminación de pastos marinos y la degradación de los arrecifes de coral han traído consigo la pérdida de diversidad biológica en el país. Además, el crecimiento de la población y la expansión de la actividad agrícola, industrial y comercial, han dado lugar a una competencia intensa por la tierra, lo que ha conducido a la invasión y fragmentación del hábitat natural. La degradación de las tierras, la fragmentación del hábitat y la introducción de especies exóticas invasoras son desafíos fundamentales para la diversidad biológica a los cuales debe hacerse frente. Entre las principales inquietudes ambientales destacan la deforestación, la erosión de suelos, las presiones de la población, la extracción de caliza y bauxita, el cultivo a pequeña y gran escala en laderas de montaña y la falta de conciencia del público en cuanto a conservación. La deforestación causa la masiva erosión de los suelos y una excesiva sedimentación de los cursos de agua, lo que da lugar a la inundación de las zonas más bajas. Hasta hace poco, los bosques interiores eran muy inaccesibles; sin embargo, la continua construcción de carreteras en estas áreas conducirá inevitablemente a la tala selectiva y a una mayor deforestación.

El turismo también ejerce presiones sobre el ambiente. Por ejemplo, el turismo masivo se ha desarrollado y promovido principalmente alrededor de las zonas costeras de Jamaica, y esos recursos son especialmente vulnerables a la degradación. Una planificación inadecuada de complejos turísticos, con prácticas inadecuadas de saneamiento y eliminación de residuos sólidos, ha afectado la calidad del agua y los ecosistemas costeros, especialmente en los principales destinos turísticos del norte y noroeste de la isla (8, 9).

CONTAMINACIÓN DEL AIRE

En Jamaica, los principales factores que deterioran la calidad del aire exterior son las emisiones o los contaminantes atmosféricos de los negocios y las industrias, los vehículos automotores y la incineración de campos de caña de azúcar y de residuos sólidos a cielo abierto en vertederos y en traspatios. Las cantidades de estas emisiones aumentan con el crecimiento poblacional, el uso de energía, el número de vehículos que transitan en el país y las deficientes prácticas domésticas e industriales, todo lo cual exacerba la contaminación. Jamaica tiene actualmente 57 estaciones de monitoreo de la calidad del aire, 46 de las cuales están ubicadas fuera de la región de Kingston y St. Andrew. Las empresas de bauxita poseen y operan 41 de estas estaciones, que representan 72% de todas las estaciones y 90% de las actividades de control del aire ambiental que se lleva a cabo en las parroquias fuera de la capital del país.

PLAGUICIDAS

Jamaica importó 2.512,77 toneladas de plaguicidas en 2005 y 3.056,31 toneladas en 2010. La adopción de prácticas agrícolas más respetuosas del medio ambiente reduciría la cantidad de plaguicidas usados, lo que beneficiaría al sector agropecuario.

SEGURIDAD VIAL

En el año 2009, los hombres representaron 58% (10.351) de los pacientes tratados por lesiones sufridas en accidentes viales y el 42% restante (7.392) fueron mujeres. Las personas de 20 a 29 años de edad representaron más de 30% (5.545) de todas las lesiones, porcentaje uniforme para ambos sexos en este grupo de edad.

VIOLENCIA

La violencia es sin duda uno de los mayores desafíos de Jamaica: la tasa de homicidios fue de 60 por 100.000 habitantes en 2008. En este sentido, Jamaica refleja las tendencias de la violencia interpersonal que también se manifiestan en América Latina y otros países del Caribe; las tasas de mortalidad más elevadas producto de la violencia se observan entre los hombres de 15 a 29 años de edad. A pesar de la elevada tasa de homicidios, Jamaica sigue siendo un destino turístico sobresaliente, porque contadas veces la violencia ha afectado a ciudadanos no jamaiquinos. La violencia en Jamaica es generalmente perpetrada por hombres contra hombres, pobres contra pobres y jóvenes contra jóvenes. La mitad de las personas recluidas en centros correccionales de alta seguridad por delitos mayores en 2007 eran hombres de entre 17 y 30 años de edad. La razón de hombres a mujeres que cometen delitos graves es de 49:1.

En 2008, 77% de los homicidios se cometieron con armas de fuego. Jamaica se ha convertido en un punto de trasbordo de armas de fuego entre Estados Unidos y América del Sur, y este comercio de armas ha aumentado su disponibilidad en el país. La criminalidad y la violencia han indudablemente contribuido al estancamiento del crecimiento de Jamaica. Un estudio del Banco Mundial realizado en 2002 concluyó que el costo de la criminalidad y la violencia en 2001 equivalió a 3,7% del PIB.

Jamaica registró la tasa más elevada de homicidios del mundo, con 62 asesinatos por 100.000 habitantes en 2009. Según el libro verde preparado por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social en 2006, la elevada incidencia de homicidios y violencia en Jamaica puede atribuirse principalmente a la violencia doméstica, conflictos relacionados con drogas y pandillas, represalias y linchamientos públicos, "tribalismo" político y descomposición del orden social.

DESASTRES

Debido a su ubicación geográfica, Jamaica es especialmente vulnerable a los peligros naturales como huracanes, tormentas tropicales, inundaciones y terremotos, todos los cuales pueden perturbar las vidas de sus habitantes, dañar la infraestructura y constreñir gravemente sectores clave de la economía, entre ellos la agricultura.

El impacto de la tormenta tropical Nicole en 2010 y las lluvias que le acompañaron se sintió en toda Jamaica, con daños sustanciales en las parroquias del corredor sudeste al sudoeste y secciones del sur de las parroquias del norte. El nivel de inundación o daño sufrido en las áreas afectadas parece guardar relación directa con la geomorfología, ubicación y naturaleza del desarrollo que se realiza en estas zonas. Dieciséis personas supuestamente perdieron la vida tras este suceso, 14 de las cuales se confirmaron muertas. Entre los fallecidos se encontraban seis niños de entre 0 (recién nacidos) y 14 años de edad. Nueve personas murieron por inmersión y 10 por aplastamiento.

El Gobierno de Jamaica comisionó el mejoramiento del código nacional de construcción tras la grave temporada de huracanes de 2004, y se ha promovido la adopción de medidas para reducir el riesgo y ayudar a garantizar la operación de servicios esenciales durante los huracanes y tormentas tropicales.

CAMBIO CLIMÁTICO

Jamaica corre un riesgo particularmente alto en razón de la intensidad y frecuencia de las tempestades, a medida que el calentamiento del planeta sigue afectando los niveles del mar y las temperaturas de la superficie marina. Preocupa a los expertos en salud pública que si esta tendencia continúa, las crecientes temperaturas y el aumento de las precipitaciones pluviales e inundaciones aumentarán el riesgo de transmisión de enfermedades transmisibles como la malaria, el dengue y la leptospirosis.

Condiciones De Salud Y Sus Tendencias

PROBLEMAS DE SALUD DE GRUPOS ESPECÍFICOS DE POBLACIÓN

Salud materna y reproductiva

Los asuntos relacionados con la salud reproductiva son la principal razón por la que las mujeres contactan todos los niveles del sistema de salud. Existen otros problemas de salud importantes como las infecciones de transmisión sexual, la diabetes, la hipertensión y el cáncer. La salud reproductiva de las mujeres se monitorea por medio de una red de consultorios prenatales y posnatales.

Según la Encuesta de Salud Reproductiva de Jamaica 2008–2009, 87,1% de las mujeres asistieron a cuatro o más visitas prenatales durante su embarazo y solo 1,3% no recibió atención prenatal (10). Cerca de 60% de las embarazadas tuvieron su primera visita prenatal en el primer trimestre. Aproximadamente 93% de los nacimientos notificados tuvo lugar en un hospital público y 5% en otros establecimientos de salud, entre ellos hospitales privados o centros de maternidad rurales; 1% de los partos ocurrió en el hogar. La tasa de fecundidad en adolescentes fue de 71 por 1.000 nacimientos en mujeres de 15 a 19 años de edad, y 15% de los nacimientos ocurrió en el grupo de edad de 10 a 19 años.

La razón de mortalidad materna para Jamaica en 2008 fue de 89 por 100.000 nacidos vivos (11).

Lactantes

En 2009, 12,1% de los recién nacidos tuvo peso bajo al nacer (12). Datos del Resumen clínico mensual del Ministerio de Salud indican que en 2008 43,1% de los niños fueron exclusivamente amamantados por seis semanas, observándose un aumento a 45,1% en 2009. Estas tasas son considerablemente inferiores al 47,1% observado en 2001.

La cobertura de vacunación en 2010 para los niños menores de 1 año fue de 95% para la tuberculosis (BCG), 94% para la difteria, tétanos y tos ferina (DPT), la Haemophilus influenzae tipo b (Hib), la hepatitis B (HepB) y la poliomielitis, y 88% para sarampión, parotiditis y rubéola (SPR). En 2009, la cobertura para los niños de 1 año de edad fue de 80% para DTP4, 88% para SPR1 y 79% para SPR2. Ese mismo año, el porcentaje de municipios con una cobertura ≥ 95% fue de 23% para DTP3 y 8% para SPR.

La tasa de mortalidad infantil (TMI) en Jamaica se calculó en 14,6 por 1.000 nacidos vivos en 2009 (13), en contraste con el 24,5 por 1.000 nacidos vivos registrado en 2001. Las principales causas fueron prematuridad, anomalías congénitas y asfixia. La tasa de mortalidad neonatal en 2009 se calculó en 12,0 por 1.000 nacidos vivos (13) y la tasa de mortalidad posneonatal fue de 4,6 por 1.000 nacidos vivos. Las tasas de mortalidad perinatal no mostraron ningún cambio importante de 2006 en adelante y se mantuvieron en 27,2 por 1.000 nacimientos (nacidos vivos + mortinatos) en 2010. La tasa de mortalidad neonatal temprana fue de 14,9 por 1.000 nacidos vivos y las defunciones fetales de 14,7 por 1.000 nacimientos en 2010. Esto representó un aumento de 32% de las muertes neonatales prematuras y una disminución de 14% de las muertes fetales en el período 2006–2010. El cuadro 1 recoge las tasas de mortalidad perinatal, neonatal temprana y fetal en Jamaica entre 2006 y 2010.

1-jamaica-e-t1.jpg

Niños (0 a 5 años de edad)

Las tres causas principales de muerte tanto de niños como de niñas en este grupo de edad entre 2007 y 2009 fueron los "trastornos respiratorios y cardiovasculares específicos del período perinatal", las "infecciones específicas para el período perinatal" y los "trastornos relacionados con la duración de la gestación y el crecimiento fetal". En el cuadro 2 se presentan estas causas y otras más.

1-jamaica-e-t2.jpg

MORTALIDAD

Los datos de mortalidad para el período 2006–2009 revelan una mortalidad sistemáticamente mayor entre los hombres: 9.893 defunciones en hombres y 7.660 en mujeres en 2009 y 8.917 defunciones en hombres y 7.400 en mujeres en 2006. El número más alto de defunciones en 2009 se registró en el grupo de personas mayores de 75 años (34% de todas las defunciones de hombres y 50% de todas las de mujeres), seguido del grupo de edad de 70 a 74 años (8,8% de las de hombres y 8,4% de las de mujeres).

Las tasas de mortalidad por cáncer entre hombres son 1,4 veces mayores que las de las mujeres. Sin embargo, en el caso de la diabetes sacarina se observan tasas de mortalidad 1,6 veces más altas en las mujeres que en los hombres. Las enfermedades cerebrovasculares ocupan el primer lugar como causa de muerte entre las mujeres y el segundo entre los hombres, aunque se observa claramente una disminución de las muertes de mujeres por esta causa entre 2007 y 2009. De forma similar a las tendencias que se observan en el mundo y el resto del Caribe, los hombres revelan un riesgo significativamente mayor de morir por homicidio y accidentes de tránsito que las mujeres. La tasa de homicidio de hombres en Jamaica fue aproximadamente ocho veces la tasa de las mujeres y es la principal causa de muerte entre los hombres. Sin embargo, se observa una tendencia positiva en el número de defunciones por causas externas, que muestran un descenso entre 2007 y 2009 (14).

MORBILIDAD

Enfermedades transmisibles

Enfermedades transmitidas por vectores

En 2010 se confirmaron en laboratorio 12 casos de malaria, diez menos que los notificados en 2009. De los diez casos importados en 2010, seis se debieron a Plasmodium falciparum, tres a P. vivax, y uno a P. malariae; los dos casos transmitidos localmente se debieron a P. falciparum.

Los casos importados de malaria se mantuvieron por debajo de 10 casos anuales entre 2000 y 2003. En 2004 y 2005, los casos aumentaron de forma extraordinaria, en coincidencia con la afluencia de inmigrantes haitianos. El número de casos de malaria importados aumentó en forma explosiva (de 9 en 2003 a 141 en 2004), para luego disminuir un poco (a 88) en 2005. Desde entonces, los casos de malaria importados han descendido hasta sus números anteriores de menos de 10 casos por año, salvo por un leve incremento a 10 casos en 2010. La transmisión endógena de la malaria, que no se registraba desde 1965, se reintrodujo en 2006. Los esfuerzos sostenidos de erradicación de la malaria desde el brote han dado lugar a una disminución considerable de la transmisión local, por lo que ahora los casos de malaria importados exceden los casos endógenos (15).

El dengue ha sido una preocupación de salud pública nacional en Jamaica durante los tres últimos decenios. El dengue es endémico en el país; la enfermedad es generalmente estacional, pues el número de casos aumenta después de la temporada de lluvias (septiembre a marzo), con una periodicidad de brote de cada tres años. Los cuatro serotipos circulan en Jamaica.

De 2000 a 2011 se han presentado 3.337 casos de dengue positivos para IgM en Jamaica. Según los datos proporcionados por la Unidad Nacional de Vigilancia, hasta la Semana Epidemiológica 19 de 2012, se han registrado 172 casos clínicos de dengue, de los cuales 79 fueron confirmados en laboratorio (es decir, dengue positivo para IgM en laboratorio de la UWI). El Aedes aegypti es el único vector del dengue presente en Jamaica y se encuentra en todas las parroquias. En 2011, el índice de Breteau osciló entre 11% y 56% en todo el país.

Enfermedades prevenibles por vacunación

Jamaica ha tenido siempre una historia sobresaliente en materia de inmunización. La vacunación es obligatoria para ingresar a la escuela, pero esa norma no se aplica firmemente. No se notificaron casos de meningitis tuberculosa, difteria, tétanos, tos ferina/pertussis o poliomielitis derivada de la vacuna en 2010. Se notificaron 2.646 casos de varicela ese año.

VIH/Sida y otras infecciones de transmisión sexual

En el Plan Estratégico Nacional contra la Infección por el VIH/sida para 2007–2012, se describió el marco de política para la respuesta de Jamaica a la pandemia mundial. La tasa global de prevalencia de la infección por el VIH en la población adulta se calcula en 1,6%, pero ciertos grupos corren un riesgo particularmente alto. Por ejemplo, la tasa de infección en hombres que tienen relaciones sexuales con hombres es de 31,8%. Los profesionales del sexo tienen también un alto riesgo, al igual que los usuarios de crack y los presidiarios, con tasas de infección de hasta 4,9%, 4,5% y 3,3%, respectivamente. Entre 1982 y 2009, el Programa Nacional contra el VIH y otras ITS registró un número acumulado de 14.354 casos de sida, con 7.772 defunciones notificadas. Entre 2004 y 2009, el número de muertes causadas por el sida disminuyó 43%, al pasar de 665 en 2004 a 378 en 2009. Desde 2008, aproximadamente 85% de las embarazadas infectadas por el VIH reciben antirretrovíricos para prevenir la transmisión vertical a sus recién nacidos. Gracias a esta estrategia, la tasa de transmisión del VIH se ha reducido de 25% en 2003 a aproximadamente 3,9% en 2010. A pesar de los progresos de Jamaica en su lucha contra la infección por el VIH/sida, esta sigue siendo la segunda causa principal de muerte tanto entre hombres como entre mujeres en el grupo de edad de 30–34 años. La tasa de infección por el VIH está aumentando en forma más sostenida entre las mujeres que entre los hombres.

De acuerdo con datos del Ministerio de Salud, 78% de las embarazadas que reciben atención prenatal en establecimientos públicos se someten sistemáticamente a tamizaje para sífilis. La tasa de infección de sífilis entre mujeres embarazadas se ubicó entre 0,9% en 2004 y 2% en 2010. En 2009 se notificaron 50 casos de sífilis congénita; de estos solo se investigaron 20, ocho de los cuales dieron positivo. La incidencia de sífilis congénita actualmente se calcula en 0,21 casos por 1.000 nacidos vivos (16).

Tuberculosis

La tuberculosis fue la principal causa de muerte en Jamaica en los años treinta, pero las tasas de letalidad de la enfermedad han venido descendiendo en forma sostenida desde entonces. De un pico de 20% en 2003, estas tasas cayeron a 9% tanto en 2007 como en 2009. En 2010, Jamaica tuvo 145 casos confirmados (el tercer número más alto de casos en la historia reciente) (17).

Jamaica ha tenido tasas elevadas de coinfección de VIH/tuberculosis por encima del promedio mundial de 5%. En 2010, de los 145 casos confirmados, 29 dieron positivo a la prueba de VIH. La coinfección VIH/tuberculosis repercute de forma marcada sobre las tasas de letalidad para la tuberculosis, con cinco de las 17 muertes notificadas en 2010 (17).

Enfermedades emergentes

Desde el 27 de abril de 2009, se han confirmado 202 casos de gripe A (H1N1) en laboratorio, con 49 hospitalizaciones y siete muertes. En 2010 se confirmaron 76 casos de gripe, 62% menos que en 2009 (202 casos).

Enfermedades gastrointestinales

De acuerdo con los informes semanales de vigilancia epidemiológica del Ministerio de Salud, la diarrea y la gastroenteritis de presunto origen infeccioso fueron las enfermedades intestinales notificadas con mayor frecuencia, con 51.381 casos (24.575 casos en niños menores de 5 años) en 2010. Hubo un caso confirmado de fiebre tifoidea en 2007.

Enfermedades crónicas no transmisibles

Jamaica enfrenta una doble carga de morbilidad: el reto continuo de tratar enfermedades transmisibles emergentes y reemergentes y una mayor prevalencia de enfermedades crónicas no transmisibles. En los 25 últimos años, las enfermedades no transmisibles se han convertido en la principal causa de muerte en Jamaica. En 2009, las enfermedades del aparato circulatorio, las neoplasias, las enfermedades endocrinas y metabólicas y las enfermedades del aparato respiratorio representaron aproximadamente 60% de las defunciones entre los hombres y 75% de las defunciones entre las mujeres (18).

Según la Encuesta de Salud y Modos de Vida de 2008, la prevalencia de las enfermedades crónicas no transmisibles y sus factores de riesgo marcan una tendencia al alza, como lo muestran las siguientes cifras que indican aumentos de la prevalencia entre 2000 y 2008: la diabetes aumentó de 7,2% a 7,9%; la prehipertensión, de 29,9% a 35,3%; la hipertensión, de 20% a 25%; la obesidad se incrementó considerablemente de 9,7% a 25%, y la inactividad física se disparó de 17% a 30%.

En 2007, el infarto de miocardio y los accidentes cerebrovasculares representaron 0,62% y 2,36%, respectivamente, de las altas de hospitales públicos de pacientes menores de 65 años. La duración promedio de la hospitalización en estas instituciones fue de 14,9 días en los casos de infarto de miocardio y de 9,3 días para los accidentes cerebrovasculares (19).

Neoplasias malignas

En 2009, 2.849 personas mayores de 5 años murieron de una neoplasia maligna. Esto representa 21% de todas las muertes en Jamaica. Los tipos más comunes de cáncer que causaron la muerte de hombres fueron, en orden de frecuencia, el cáncer de pulmón, cáncer de próstata, cáncer de estómago, linfoma no Hodgkin y leucemia; entre las mujeres, los tipos más comunes fueron el cáncer de mama, cáncer de cuello uterino, cáncer colorrectal, cáncer de útero y cáncer de pulmón (13).

El Registro de Cáncer de Jamaica, que lleva cuenta de la incidencia del cáncer para la Kingston and St. Andrew Corporation (amalgama de las parroquias de Kingston y St. Andrew), indica que entre 2003 y 2007, los tipos de cáncer más frecuentes entre los hombres fueron, en orden de frecuencia, el cáncer de próstata, cáncer de bronquios y cáncer de intestino grueso; en el caso de las mujeres, fueron el cáncer de mama, de cuello uterino y de intestino grueso (20).

Diabetes

La diabetes es la causa de una considerable morbilidad y mortalidad en Jamaica y es una carga importante para los servicios de salud del país. Fue la segunda principal causa de muerte de jamaiquinos menores de 70 años en 2009 (21).

Entre las personas con diabetes, 71,5% estaba recibiendo tratamiento, y de este grupo, 43,9% de los entrevistados se controlaba el nivel de azúcar en la sangre, mientras que 52,6% no seguía ningún control. Una proporción mayor de hombres que de mujeres se controlaban (46,8% frente a 42,1%). Entre los encuestados, 23,9% de las personas con diabetes no tenía conocimiento de su condición (22).

En 2008, la diabetes representó 12,6% de las altas en hospitales públicos de pacientes menores de 65 años de edad, con una duración promedio de hospitalización de 11,9 días (23).

Enfermedades nutricionales

Desnutrición

En 2009, se observó que 7% de los niños tenía un peso por encima de lo normal para su edad, 3,7% acusaba una desnutrición grado II y 0,1% una desnutrición grado III. Estos resultados son equivalentes a los registrados sobre el estado nutricional de los niños en 2002.

Obesidad

Jamaica tiene la cuarta prevalencia más alta de sobrepeso y obesidad en la población mayor de 30 años de edad de 14 países y territorios del Caribe (precedida por Barbados, Trinidad y Tabago y Dominica) (24). En 2011, 7% de los hombres y 46% de las mujeres menores de 30 años tenían exceso de peso.

Trastornos mentales

La creciente demanda de servicios de salud mental para niños y adolescentes ha dado lugar a un aumento del número de visitas (una medida del volumen de trabajo real) de aproximadamente 1.500 visitas de pacientes en 2000 a 8.000 visitas en 2011. Los diagnósticos principales son: depresión grave, trastornos de ansiedad, trastornos en el aprendizaje, maltrato de menores y comportamientos perturbadores, como síndrome de déficit de atención e hiperactividad y trastorno de conducta (25).

El número total de visitas de pacientes (adultos) en 2010 al Servicio Comunitario de Salud Mental de Jamaica fue de 110.040, un aumento de 5% (5.667) con respecto a 2009; se registraron 74.617 visitas en 2007 y 74.425 en 2008. Equipos de salud mental visitaron mensualmente los hogares de los pacientes que no pueden o se niegan a asistir a los consultorios. En 2010 se realizaron 18.751 visitas, vale decir, 22% (4.082) más que en 2009. En 2007 se realizaron 11.609 visitas a domicilios y en 2008, 12.919 (25).

Factores de riesgo y protección

La comparación de las encuestas de salud y modos de vida de 2000 y 2008 indica que hubo pocos cambios en la manera en que los entrevistados se comportaron con respecto a su salud. Por ejemplo, en el grupo de edad de 15 a 74 años encuestado, la proporción que notificó haber comprobado su presión arterial en los seis últimos meses se mantuvo justo por debajo de 50%. Casi el doble de las personas declaró llevar una vida inactiva en 2008 en comparación con 2000 (30% frente a 17%), y la proporción de personas que tenían un alto nivel de actividad disminuyó considerablemente, de 47% en 2000 a 33% en 2008 (22). No hubo ningún cambio importante en la proporción de personas de peso inferior al normal en el período entre las dos encuestas, pero disminuyó la proporción de personas con peso normal. Se produjo un aumento del número de personas con sobrepeso y obesas; este último grupo tuvo un aumento de poco más de 5%. La circunferencia de la cintura había aumentado 15% y el índice cintura–cadera se incrementó 5% entre 2000 y 2008. El número de personas que declararon estar consumiendo bebidas alcohólicas aumentó levemente entre las dos encuestas (61,5% en 2000 y 64,4% en 2008), pero hubo una disminución de la prevalencia de las personas que declararon estar fumando cigarrillos (18,5% en 2000 y 14,5% en 2008) (22).

El etiquetado de los alimentos para ayudar a los consumidores a seleccionar alimentos nutritivos no es obligatorio en Jamaica, pero muchos productores sí siguen las normas de etiquetado nutricional. Un sondeo realizado en mercados sobre las etiquetas de información nutricional adheridas a los envases de los alimentos en 2008 indicó una variedad de productos rotulados. Si bien menos de la mitad (46,2%) de las carnes, pescados, productos avícolas y huevos tenían información nutricional en su etiqueta, esta sí aparecía en productos de las siguientes categorías: grasas y aceites (93%), bocadillos (92,1%), bebidas (91,1%), cereales (88,2%), legumbres (87,4%), frutas y verduras (83,3%), productos lácteos (83,3%), azúcares (75%) y productos horneados (53,7%).

La Encuesta Mundial sobre el Tabaco y los Jóvenes y la Encuesta de Salud Escolar administradas a personas de 13 a 15 años de edad en 2010 indicaron que 6,0% de los estudiantes eran obesos y 21,7% tenía exceso de peso. Las encuestas realizadas en 2001 indicaron que 15,2% de los estudiantes entrevistados declararon que eran fumadores (19,0% de los hombres y 12% de las mujeres); la prevalencia del tabaquismo aumentó a 20,2% en los que respondieron a la encuesta de 2010 (22,5% de los hombres y 17,7% de las mujeres). Cincuenta por ciento de los estudiantes dijeron haber consumido al menos una bebida alcohólica en los 30 últimos días, y 80% declaró haber tomado su primera bebida antes de los 14 años.

Los cambios de comportamiento en salud y seguridad revelan que se notificaron lesiones graves en proporciones similares de personas en 2000 y 2008 (13,6% y 12,2%). El uso de cinturones de seguridad por parte de los conductores disminuyó sustancialmente; 51% de los entrevistados dijo utilizarlo la mayoría del tiempo o siempre en 2008, comparado con 69% en 2000; la proporción que informó no usar nunca el cinturón de seguridad casi se duplicó en ese período (13,1% contra 22,1%). La proporción de personas que informaron haber participado en un acto de violencia en el último mes aumentó de 7,5% en 2000 a 10,5% en 2008, pero este aumento no se consideró estadísticamente importante (22).

Políticas, Sistema De Salud Y Protección Social

POLÍTICAS DE SALUD

En 2001, y nuevamente en 2010, el Ministerio de Salud colaboró con la OPS/OMS para evaluar cuán bien estaban cumpliéndose ciertas funciones esenciales específicas de salud pública (FESP). El desempeño de Jamaica se evaluó como "por encima del promedio" en ambos años, con una puntuación general ligeramente más alta (0,74) en 2010 que en 2001 (0,72). En ocho de las 11 funciones,1 las puntuaciones de 2010 fueron, en promedio, 10 puntos más altas que las de 2001. La excepción fue "Capacitación y desarrollo de los recursos humanos" (FESP 8), en la cual el país obtuvo 25 puntos más en 2010 (0,82 en comparación con 0,57). Las funciones con las puntuaciones más bajas en 2010 fueron: "Monitoreo, evaluación y análisis del estado de salud de la población" (FESP 1), en la que obtuvo 0,62 en 2010 y 0,85 en 2001, "Formulación de las políticas y la capacidad institucional de reglamentación y cumplimiento en la salud pública" (FESP 5), con 0,73 en 2010 y 0,81 en 2001; y "Fortalecimiento de la capacidad institucional de planificación y el manejo en la salud pública" (FESP 6), en la cual obtuvo 0,29 en 2010 y 0,68 en 2001 (26).

EL PAPEL DE LA RECTORÍA EN SALUD

El gobierno central ha sido siempre el proveedor de la mayoría de los servicios médicos en Jamaica a través del Ministerio de Salud. La Ley Nacional de Servicios de Salud de 1997 autorizó la descentralización del sistema de atención de salud mediante la creación de autoridades sanitarias regionales y la reestructuración del Ministerio de Salud. Este cambio confirió al ministerio las funciones de formulación de políticas, conducción y reglamentación, mientras que las autoridades sanitarias regionales tienen la responsabilidad principal de administrar las redes públicas de atención de salud y la prestación de servicios.

"Visión 2030 Jamaica", nombre del Plan de Desarrollo Nacional de Jamaica, describe los enfoques para reestructurar el sistema de salud, y en ellos se hace hincapié en la participación de los interesados directos tanto dentro como fuera del Ministerio de Salud. Más allá de la participación en programas específicos (como salud maternoinfantil, VIH/sida, salud sexual y reproductiva, etc.), los asociados internacionales, así como instituciones académicas y sin fines de lucro del sector privado, pueden apoyar al ministerio en la reforma integral de la prestación de servicios de salud (27).

DESEMPEÑO DE LOS SISTEMAS DE SALUD

En 2008, el gobierno abolió el cobro a los usuarios por servicios prestados en todas las instalaciones públicas, con la intención de facilitar el acceso a la atención de salud. Se pensaba anteriormente que el cobro a los usuarios en las instalaciones públicas era la razón principal de altos niveles de gastos directos. Esta medida condujo a una mayor utilización de los servicios de salud, pero también generó problemas. Para el sistema de salud pública existente, resultó cada vez más difícil el hacer frente a la creciente demanda de pacientes y se produjo una escasez de fondos, a pesar de los subsidios otorgados para compensar la pérdida de los ingresos por concepto de cobro a los usuarios. Se calcula que la pérdida de ingresos resultante de la eliminación del cobro a los usuarios fue de US$ 24 millones entre 2008 y 2009 (28).

Los programas privados de seguro de salud han mostrado una disminución marcada de su cuota de participación en el gasto total del país en salud, de 16% en 2005 a 14% en 2006 y 12% tanto en 2007 como en 2008.

Según la Encuesta sobre condiciones de vida en Jamaica de 2009, 19,4% de las personas que notificaron haber tenido una enfermedad o lesión y que no buscaron atención declararon que no podían costear el tratamiento; el porcentaje de personas que adujeron este argumento fue de 21,9% en la encuesta de 2008. El porcentaje que indicaba una preferencia por los remedios caseros aumentó a 49,0% de 46,8% en 2008. Hubo una disminución notoria de quienes indicaron que no podían costear la atención de salud tanto en la zona metropolitana de Kingston como en otras poblaciones (8). Aproximadamente 77,1% de las personas que notificaron una enfermedad o lesión en 2009 buscaron atención médica por ese problema, en comparación con 72,9% en 2008, lo cual es indicativo de la tendencia ascendente que se observa desde 1999. Un número mayor de personas solicitó atención en la zona metropolitana de Kingston y otras poblaciones que en las zonas rurales.

A pesar de la abolición del cobro a los usuarios en las instalaciones públicas, más jamaiquinos buscaron atención en el sector privado en 2009 (50,8%), resultado que es inverso a lo observado en 2008. En Kingston y otras zonas urbanas, el uso de los servicios de salud privados aumentó 15,0% entre 2008 y 2009. Sin embargo, se produjo un aumento de 4,8% de 2008 a 2009 de las personas que buscaron atención en las instalaciones públicas de las zonas rurales. El desglose por sexo reveló poca diferencia entre los hombres y las mujeres que requirieron atención de cada sector. Cuando se examina por grupo de edad, se observa que una proporción mayor de niños de 0 a 9 años de edad y de personas entre 40 y 59 años de edad solicitaron atención solo en el sector público, mientras que la mayoría, para todos los otros grupos de edad, buscó atención únicamente en el sector privado. Si se analiza por quintil de ingresos, se determina que hubo una mayor utilización de los establecimientos de salud privados por parte de todos los quintiles. Los factores que motivan este cambio deben ser objeto de estudio, ya que la iniciativa de eliminar el cobro a los usuarios que se adoptara en 2008 tenía por objeto aumentar el acceso al sector público, en particular para los más pobres (7).

GASTOS Y FINANCIAMIENTO EN SALUD

El gasto total de Jamaica en salud fue de 5% del PIB en 2009. Estos montos son muy inferiores a los promedios correspondientes a la región de América Latina y el Caribe (7,7% y US$ 788, respectivamente) y los países de "ingresos medios altos" (7% y US$ 851) (27).

Los recursos externos para combatir la infección por el VIH exceden cualquier otra inversión en el sistema de salud, por lo que los requerimientos para los proyectos y subsidios relacionados con el VIH en gran parte están dominando la agenda del sistema de salud.

SERVICIOS DE SALUD

Los servicios de salud en el sector público se prestan a través de una red de establecimientos de atención primaria, secundaria y terciaria. El nivel primario representa el primer punto de contacto entre el usuario y el sistema de asistencia sanitaria. Existen 348 centros de atención primaria de salud distribuidos por toda la isla y administrados por las autoridades sanitarias regionales. Los pacientes pueden ser referidos a los niveles secundario o terciario, que constan de 24 hospitales que ofrecen servicios de hospitalización y una variedad de procedimientos quirúrgicos, y cinco hospitales que proporcionan tratamiento especializado. Los establecimientos de atención secundaria y terciaria tienen un total de 4.736 camas. Los hospitales que prestan atención especializada también sirven para la capacitación de los profesionales médicos.

El uso de instalaciones públicas ha aumentado considerablemente desde 2007, pero la capacidad de las instalaciones del sector no se ha ampliado en la misma medida. Por ejemplo, el número promedio de camas disponibles en los establecimientos de atención secundaria aguda disminuyó de 4.207 en 2007 a 3.896 en 2008, pero el tratamiento de pacientes aumentó de 627.578 a 864.044 en el mismo período (un aumento de aproximadamente 38%). El número de altas también aumentó 29% (de 147.775 a 190.505), lo que ayudó a compensar el incremento de los ingresos hospitalarios (27).

A pesar de la amplia disponibilidad de servicios de atención de salud en el sector público, existe un gran sector privado que incluye a médicos, hospitales, laboratorios, radiólogos y áreas de especialidad. No se tienen datos acerca de los servicios de salud del sector privado en Jamaica, y si bien el Consejo Médico de Jamaica otorga las licencias a todos los médicos privados, no distingue entre los proveedores que trabajan en el sector público y aquellos que trabajan en el sector privado. Muchos proveedores trabajan tanto en el sector público como en el privado, y las referencias entre uno y otro sector son bastante comunes. En la mayoría de los casos, los médicos privados remiten a los pacientes a las instalaciones públicas para pruebas de laboratorio y atención especializada o de urgencias.

La evaluación de la situación farmacéutica que se llevara a cabo en Jamaica de julio de 2009 a mayo de 2010 recopiló información sobre el acceso, la asequibilidad y disponibilidad de medicamentos clave, la accesibilidad geográfica de los establecimientos de expendio, el uso racional de medicamentos de calidad y la calidad de los medicamentos en los establecimientos de salud y las farmacias (29). La encuesta cubrió establecimientos de salud pública, farmacias privadas y hogares. La mayoría de las farmacias privadas cumplían con las disposiciones legales establecidas por el gobierno, ya que había farmacéuticos presentes en la mayoría de ellas y las calificaciones del personal que dispensaba los medicamentos eran adecuadas, aunque en 35% de los dispensarios públicos no había ningún farmacéutico presente al momento de la visita. Los médicos fueron con mayor frecuencia los recetadores. Pocos recetadores informaron haber sido capacitados recientemente en el uso racional de los medicamentos. Había una disponibilidad alta de medicamentos, pero seguía habiendo problemas de desabastecimiento.

Aunque hay una alta accesibilidad geográfica y se tiene la percepción de disponibilidad de medicamentos en los establecimientos de salud pública, la asequibilidad es un reto. La encuesta de hogares indicó que 26% de las personas con afecciones crónicas y 11% de las personas con afecciones agudas dijeron que no tomaban los medicamentos prescritos porque no podían costearlos. La encuesta indicó que debe mejorarse la percepción del público con respecto a la calidad del servicio en los establecimientos de salud pública y la calidad de los medicamentos genéricos.

El Fondo Nacional de Salud (NHF) y el Programa de Medicamentos para Adultos Mayores de Jamaica (JADEP) ofrecen prestaciones y servicios a personas e instituciones, así como información al público. Los beneficios personales adoptan la forma de asistencia directa. El NHF subsidia más de 800 medicamentos de venta con receta, mientras que el JADEP proporciona 72 medicamentos, en forma gratuita, a personas mayores de 60 años de edad que padecen alguna de diez enfermedades crónicas. El NHF presta apoyo financiero a proyectos tanto públicos como privados dirigidos a mejorar la prestación de servicios de atención de salud (30).

Conocimiento, Tecnología, Información Y Gestión De Recursos

RECURSOS HUMANOS

Según la Asociación Médica de Jamaica, el país contaba con 1.558 médicos titulados en 2009. Los datos de registro del Consejo de Enfermería de Jamaica correspondientes a 2007 indican que había 3.542 enfermeras profesionales y 198 parteras capacitadas.

FUERZA LABORAL DE SALUD PÚBLICA

La dotación de personal para las autoridades sanitarias regionales está muy por debajo de los requerimientos en la mayoría de las categorías de atención de salud, salvo los médicos. El informe de la Comisión del Caribe sobre la Salud (31) indica que hay un excedente de personal en algunas autoridades sanitarias regionales, mientras otras registran una escasez en áreas similares. Dado que la dotación de personal es inadecuada en los centros de atención primaria para los servicios de diagnóstico, tratamiento y farmacia, la demanda se desplaza a otros establecimientos, lo cual da lugar a un aumento del volumen de trabajo en los hospitales. Comparados con las zonas urbanas, los establecimientos de las zonas rurales tienen déficit de personal (27). El total de vacantes para enfermeras tituladas, auxiliares de enfermería matriculadas y enfermeras sanitaristas aumentó en el período de notificación. También existe escasez de farmacéuticos matriculados, radiógrafos, trabajadores comunitarios de salud mental, educadores de salud e inspectores de salud pública.

Los proveedores de servicios de salud en el sector privado son supuestamente mejor compensados y están más motivados que en el sector público, y el sector privado tiene menos problemas de retención de su personal. Muchos proveedores del sector público toman un segundo empleo en el sector privado para complementar sus sueldos del sector público, que se consideran insuficientes. En 2008 se instituyó una política que oficializa el doble empleo, con el único requisito de que se dedique cierto número de horas al trabajo del sector público. Parece que no existen restricciones a que los proveedores refieran a sus pacientes del sector público a sus prácticas privadas.

CAPACITACIÓN DE PERSONAL DE SALUD

Dentro del contexto de la reforma del sector de la salud, el Ministerio de Educación desempeña un importante papel en el desarrollo y la capacitación de los recursos humanos para la salud. El Hospital Universitario de la Universidad de las Indias Occidentales (UWI) es la principal institución a cargo de capacitar a los médicos, mientras que la Escuela de Enfermería de la UWI en Mona es la principal escuela de enfermería, pero la Universidad de Tecnología (UTech) y la Northern Caribbean University también capacitan enfermeras a nivel universitario. UTech ha agregado una facultad de odontología e iniciado una Maestría en Salud Pública. El Ministerio de Salud coopera con estas instituciones para ofrecer capacitación antes de incorporarse al servicio y en el trabajo. En particular, la colaboración con la UWI, UTech, la Northern Caribbean, la Red de Capacitación Regional del Caribe en Infección por el VIH/sida (CHART) y otros organismos ha permitido proporcionar educación médica continua y oportunidades de capacitación en servicio, y aumentar el número de espacios para futuros estudiantes en el campo de la salud.

Todo programa de formación en medicina, partería, título de enfermería, matrícula de enfermería, farmacia, inspección de salud pública, radiografía, tecnología médica, fisioterapia, nutrición y dietética en Jamaica son acreditados tanto por sus órganos normativos respectivos o consejos de acreditación como por el Consejo de Universidades de Jamaica (UCJ). El Consejo de Enfermeras de Jamaica requiere que todas las enfermeras y parteras (públicas y privadas) realicen cursos de educación continua en enfermería cada dos años para calificar para la recertificación.

EL MERCADO LABORAL PARA PROFESIONALES DE LA SALUD

La contratación para algunas posiciones de atención de salud resulta difícil, por lo que existe un alto número de vacantes. La retención del personal sanitario también es un desafío, ya que estos trabajadores emigran (especialmente las enfermeras y los médicos) o se desplazan internamente (por ejemplo, los farmacéuticos que se cambian al sector privado) (32).

Los obstáculos a los esfuerzos de contratación y retención parecen tener que ver principalmente con las condiciones de trabajo y los paquetes de compensación, aunque para puestos en especialidades como psiquiatría y radiología existe un número insuficiente de personal capacitado disponible. La dotación de personal para los establecimientos de salud en zonas remotas o de difícil acceso también es un problema, no obstante los incentivos financieros ofrecidos al personal sanitario que acepte un cargo en estos lugares. Jamaica tiene acuerdos bilaterales con ciertos países, como Cuba, que incluyen programas de intercambio de personal sanitario, así como apoyo mutuo para proporcionar servicios prioritarios como mantenimiento de equipo biomédico. Este enfoque no abarca todas las necesidades de salud, ni es sostenible a largo plazo.

Médicos egresados de universidades de Australia, Canadá, Reino Unido y Estados Unidos, así como graduados de la Universidad de Guyana, son acreditados automáticamente en Jamaica, pero los graduados de otros países deben hacer un internado y pasar el examen de la Asociación Caribeña de Consejos Médicos (CAMC) antes de ejercer en la isla. Los graduados de enfermería de otros países pueden calificar para la práctica con las transcripciones que prueben tener la capacitación adecuada, pero en el futuro se administrará un examen. Jamaica es miembro de CARICOM, que permite la libre circulación de personas con determinadas categorías de aptitudes y destrezas laborales entre los Estados Miembros.

Los niveles planificados y existentes de personal y su distribución no siempre se basan en las necesidades epidemiológicas y demográficas reales o en una relación actualizada y exacta de los recursos humanos existentes en los sectores público y privado. Si bien existe una base de datos nacional de recursos humanos (33), esta no se usa suficientemente en todo el país, y debe mejorar sus análisis de la fuerza laboral (por ejemplo, informar sobre el nivel de dotación de personal por especialidad y ubicación), planificar las necesidades futuras de recursos humanos y determinar las necesidades de capacitación.

Todos los trabajadores del sistema de salud tienen descripciones de cargo, pero muchas de estas están desactualizadas y no pueden reflejar las aptitudes y competencias requeridas, los protocolos actuales de prestación de servicios o las responsabilidades reales.

Entre las actividades que se han llevado a cabo en Jamaica para determinar los puntos fuertes y los puntos débiles o recomendar mejoras en la gestión de los recursos humanos, destacan una evaluación que se hiciera en 2006 de las necesidades de recursos humanos del Programa Nacional contra la Infección por el VIH y otras ITS; el trabajo de un grupo de estudio sobre el sector de la salud (2007); la creación de una base de datos sobre recursos humanos para la salud (33) financiada por la OPS/OMS; un ejercicio de planificación basada en las necesidades para un número predeterminado de cuadros de salud, con el apoyo de la OPS/OMS y el Ministerio de Salud de Canadá, y la medición de los valores de referencia de las metas regionales en materia de recursos humanos para la salud.

Síntesis Y Perspectivas

El sector de salud pública de Jamaica presta servicios a nivel primario, secundario y terciario a un costo altamente subsidiado; el país tiene un sector sanitario privado grande que también presta servicios. No existen obstáculos mayores que prevengan el acceso físico a los servicios básicos de salud pública. El país tiene una red bien desarrollada de centros de salud y hospitales, y el gobierno en principio eliminó los obstáculos relacionados fundamentalmente con los costos de los servicios al abolir el cobro a los usuarios.

El perfil de enfermedades de Jamaica ha cambiado rápidamente, de un cuadro que se caracterizaba principalmente por las enfermedades infecciosas a un perfil dominado por las enfermedades crónicas resultantes en gran parte de los comportamientos y modos de vida.

Habida cuenta de la importancia de la salud para el bienestar, el Plan para el Sector Salud, contemplado en el Plan de Desarrollo Nacional Visión 2030 de Jamaica, procura reconocer los principios que sustentan la responsabilidad del gobierno de satisfacer las necesidades de salud con énfasis en los determinantes de salud y la eficacia de los servicios de salud en función de los costos.

Visión 2030 de Jamaica tiene por objetivo último el mejorar la calidad de vida de la población del país mediante la integración de aspectos como el género, la juventud, la edad laboral, los adultos mayores y las personas discapacitadas a su planificación del desarrollo. El plan aprovechará los logros alcanzados en el sector de la salud y, al mismo tiempo, velará por que aquellos aspectos donde se observen deficiencias en los resultados obtenidos en materia de salud (como las tasas de mortalidad materna y mortalidad infantil) se eleven a niveles aceptables. Se espera que la esperanza de vida (al nacer) aumente a más de 76 años para 2030. En razón de lo anterior, el país adoptará un enfoque de promoción de salud y promoverá la búsqueda de modos de vida saludables. Se fortalecerá la prestación de la atención primaria de salud y se mejorará la atención secundaria y terciaria. Asimismo, se consolidarán aún más las alianzas entre los sectores privado y público y la sociedad civil para mejorar la gobernanza y la gestión. Se aumentarán los recursos para el sector de la salud.

Referencias

  1. United Nations Development Program. Human Development Report 2011. Sustainability and Equity: A Better Future for All. New York, NY: UNDP; 2011.
  2. Jamaica, Statistical Institute. Components of Population Growth [Internet]; 2004–2009. Acceso: 9 de noviembre de 2011.
  3. World Bank. Literacy rate, adult total (% of people ages 15 and above) [Internet]. Acceso: 17 de junio de 2012.
  4. Index Mundi. Jamaica – school enrollment [Internet]. Acceso: 17 de junio de 2012.
  5. World Bank. Jamaica Country Brief [Internet].). Acceso: 15 de junio de 2012.
  6. World Bank. Millennium Development Goals: Jamaica Country Profile. Washington, DC: World Bank; 2009.
  7. Jamaica, Planning Institute. Survey of Living Conditions. Kingston: Planning Institute; 2009.
  8. Kozyr E. The Negative Effects of Tourism on the Ecology of Jamaica. London: Caribbean Studies Centre; York, UK: University of York; 2000.
  9. United States Agency for International Development. Report on the Environmental Audits for Sustainable Tourism, 1997–2005. Washington, DC: USAID; 2005.
  10. Jamaica, Statistical Institute; National Family Planning Board; Centers for Disease Control and Prevention. Jamaica Reproductive Health Survey 2002–2003. Atlanta: CDC; 2003.
  11. Organización Panamericana de la Salud. Situación de salud en las Américas. Indicadores básicos. Washington, DC: OPS; 2011.
  12. The United Nations Children's Fund. Jamaica Statistics [Internet]; 2009. Acceso: 10 de noviembre de 2011.
  13. hJamaica, Registrar General's Department. Vital Statistics Report [Internet]. Acceso: 10 de noviembre de 2011.
  14. Jamaica, Statistical Institute. Mortality by Age and Sex. Kingston: Statistical Institute; 2009.
  15. Jamaica, Ministry of Health. National Surveillance Unit, Annual Report 2010. Kingston: Ministry of Health; 2011.
  16. Jamaica, Ministry of Health. National Knowledge Attitude and Practice Survey. Kingston: Ministry of Health; 2004.
  17. Jamaica, Ministry of Health. Annual Tuberculosis Report 2010. Kingston: Ministry of Health; 2010.
  18. National Statistical Institute of Jamaica, Morbidity of non communicable diseases, Jamaica 2010. Kingston: National Statistical Institute; 2010.
  19. Jamaica, Ministry of Health, Planning and Evaluation Unit (Unpublished). Kingston: Ministry of Health; 2007.
  20. Gibson TN et al. Age–specific incidence of cancer in Kingston and St. Andrew, Jamaica, 2003–2007.West Indian Med J 2010;59(5):456–64.
  21. Jamaica, Ministry of Health. Diabetes Fact Sheet 2011. Kingston: Ministry of Health; 2011.
  22. Jamaica, Planning Institute. Health and Lifestyle Survey 2008 Report. Kingston: Planning Institute of Jamaica; 2009.
  23. Pan American Health Organization. Caribbean Private Sector Response to Chronic Diseases. Washington, DC: PAHO; 2001.
  24. Pan American Health Organization; Caribbean Food and Nutrition Institute. Presentation at the NCD Strategic Plan for Jamaica 2012–2017. Food Security, Obesity, and NCDs; Kingston, Jamaica, 10–11 May 2012.
  25. Jamaica, Ministry of Health. Mental Health Unit Annual Report. Kingston: Ministry of Health; 2011.
  26. Pan American Health Organization; Ministry of Health of Jamaica. Report of Workshop on the Second Performance Measurement of Essential Public Health Functions in Jamaica, July 26–29, 2010.
  27. Jamaica, Planning Institute. Vision 2030 Jamaica. National Development Plan. Planning for a Secure and Prosperous Future (Draft). Kingston: Planning Institute; 2009.
  28. Jamaica, Planning Institute. Public Health System Funds Evaluation 2010 (Unpublished). Kingston: Planning Institute; 2010.
  29. Pan American Health Organization; Ministry of Health of Jamaica. Pharmaceutical Situation in Jamaica Assessment. Health Facilities and Household Survey. Washington, DC: PAHO; Kingston: Ministry of Health; 2010.
  30. The National Health Fund of Jamaica. Drugs for the Elderly Program. Kingston: NHF; 2010.
  31. Jamaica. The Report on the Caribbean Commission on Health. Kingston: Caribbean Commission on Health; 2006.
  32. United Nations Development Program. Human Development Report 2005. Impact Assessment of Decentralization and Delegation Initiatives in Jamaica. New York, NY: UNDP; 2005.
  33. Jamaica, Ministry of Health. Human Resources for Health. Data Base. Kingston: Ministry of Health; 2009.

Notas

1Las 11 Funciones Esenciales de Salud Pública (FESP) son: FESP 1: Monitoreo, evaluación y análisis del estado de salud de la población; FESP 2: Vigilancia, investigación y control de los riesgos y las amenazas para la salud pública; FESP 3: Promoción de la salud; FESP 4: Aseguramiento de la participación social en la salud; FESP 5: Formulación de las políticas y la capacidad institucional de reglamentación y cumplimiento en la salud pública; FESP 6: Fortalecimiento de la capacidad institucional de planificación y el manejo en la salud pública; FESP 7: Evaluación y promoción del acceso equitativo a los servicios de salud necesarios; FESP 8: Capacitación y desarrollo de los recursos humanos; FESP 9: Seguridad de la calidad en los servicios de salud; FESP 10: Investigación en la salud pública; FESP 11: Reducción de la repercusión de las emergencias y los desastres en la salud pública.

Última actualización el Jueves 13 de Junio de 2013 15:54