Imprimir Correo electrónico

Cover 1

Introducción

La República de Nicaragua se encuentra en el istmo centroamericano, tiene una superficie total de 130.373,47 km2 (1) y se divide en 15 departamentos, dos regiones autónomas y 153 municipios. Su capital es Managua. La constitución política (2) establece que Nicaragua "es una república democrática, participativa y representativa", con cuatro poderes: legislativo (unicameral), ejecutivo, judicial y electoral. Los municipios son la unidad político–administrativa del país, con autonomía política, administrativa y financiera.

En 2011, la población estimada ascendía a 5.888.945 habitantes, de los cuales 8,6% eran indígenas, 50,5% mujeres y 49,5% hombres; 58,3% habitaba en zonas urbanas (1, 3, 4) (figura 1). La esperanza de vida al nacer para ambos sexos era de 74,5 años (71,5 para los hombres y 77,6 para las mujeres) (5). La tasa de crecimiento anual de la población era de 1,3% y la de migración neta, de −7,10 por 1.000 habitantes (1).

Figure 1

En 2010, la población activa aumentó en 290.138 personas con relación a 2009 (65% para las mujeres y 35% para los hombres) (4). Entre 2004 y 2009 el gasto público social per cápita pasó de US$ 82 a US$ 141 (4) y el promedio anual del gasto aumentó 7% para la educación universitaria, 1,4% para la educación primaria y 1,8% para la secundaria (4); el gasto público en salud, como porcentaje del producto interno bruto (PIB), aumentó de 6,4% a 10,5% y el del Ministerio de Salud, de 3,0% a 4,1% (4). De 2005 a 2009, la pobreza extrema disminuyó 2,6% y la pobreza general 5,8%; en 2009, 44,7% de los habitantes eran pobres; 35% eran pobres no extremos y 9,7% pobres extremos; la pobreza general ascendía a 67,8% en las zonas rurales y afectaba a 45,6% de los hombres y 43,7% de las mujeres (6).

Determinantes Y Desigualdades En Salud

En el período 2008–2010, el analfabetismo disminuyó a 3,4% (7). La tasa neta de escolarización primaria aumentó de 86,4% en 2006 a 92,8% en 2010. La educación inicial formal se incrementó de 55,3% en 2007 a 56,1% en 2010. En 2006–2007, 48,4% de los niños y las niñas abandonaron la escuela por problemas económicos, y 27,3% lo hicieron por problemas culturales. Según datos de la UNESCO, de cada 100 niños, 57 llegaron al quinto grado de primaria; 7% de la población en edad escolar primaria permaneció fuera del sistema educativo.

El 8,6% de la población del país pertenece a pueblos indígenas o a comunidades étnicas (8). Hay 10 pueblos indígenas: 6 en la región del Atlántico nicaragüense (miskitu, mayagna [sumo], creole, ulwa, rama y garífuna) y 4 en las del Pacífico, centro y norte del país (nahoa, cacaopera, chorotega y xiu). El 25% de la población indígena mayor de 10 años es analfabeta. Las malas condiciones de vivienda afectan a 71% de los miskitos y 82% de los sumos, en comparación con 65% a nivel nacional. El hacinamiento afecta a 62% de los miskitos, en comparación con 38% para todo el país. No tienen servicio eléctrico 62% de los miskitos, 90% de los mayagnas y 100% de los ramas, en comparación con 28% a nivel nacional. El 47% de los miskitos no tiene vías accesibles en invierno, en comparación con 27,3% para el país (9).

Medio Ambiente Y Seguridad Humana

ACCESO A AGUA POTABLE Y SANEAMIENTO

En 2004 disponían de agua potable 95,1% de los hogares de las áreas urbanas y 48,5% de los de las rurales (10); en 2008 la cobertura ascendió a 98% en las áreas urbanas y 68% en las rurales. Hay 200 sistemas urbanos de agua potable, 136 con fuentes subterráneas en el Pacífico, 56 con fuentes superficiales en la región central–norte y 8 en la región del Atlántico nicaragüense (11). La Asamblea Nacional promulgó la Ley 722 que considera la formación de comités de agua potable, facilitando así el funcionamiento de 5.400 organizaciones comunitarias.

En 2008, 63% de los hogares de las áreas urbanas tenían acceso a saneamiento (11). Existen 27 sistemas de alcantarillado sanitario, de los cuales 24 cuentan con procesos de tratamiento, y 15 se encuentran en las cabeceras departamentales (11); hay una planta de tratamiento de aguas servidas en Managua (11). El 94% de los sistemas de abastecimiento dependientes de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados distribuye agua potable (12).

RESIDUOS SÓLIDOS

En 2007, la cobertura de recolección de residuos alcanzaba a 66% de los hogares urbanos y 35% de los rurales. El 37% de la población contaba con servicios de recolección, 35% quemaba los residuos y 18% los vertía en la vía pública y en fuentes de agua (13).

DEFORESTACIÓN Y DEGRADACIÓN DEL SUELO

La pérdida de bosques se estima en 70.000 hectáreas anuales. El 59% de los hogares utiliza leña para cocinar, lo que representa un consumo anual de 2 millones de metros cúbicos de leña. La mayor reserva de bosques y biodiversidad, Bosawas, perdió 32% de su cobertura boscosa entre 1987 y 2010 (13), debido a la falta de una política agraria que financie alternativas de producción agrícola y limite la migración de campesinos en busca de tierras fértiles para la siembra de productos básicos.

PLAGUICIDAS Y CONTAMINANTES ORGÁNICOS PERSISTENTES

En 2008 se eliminaron 67 toneladas de plaguicidas y contaminantes orgánicos persistentes, 500 toneladas de plaguicidas vencidos y 1.500 toneladas de tierra contaminada que fue incinerada por empresas europeas (13). En 2006–2010 se aplicó una política para utilizar equipos médicos libres de mercurio y se restringió el uso de 10 importantes plaguicidas. En el mismo período, se registró un promedio anual de 753 intentos de suicidios y 881 defunciones por uso de plaguicidas (14).

CAMBIO CLIMÁTICO

El aumento de la temperatura (de 0,2 a 1,6 grados centígrados), la disminución de las precipitaciones (entre 6% y 10%) y la mayor frecuencia del fenómeno de El Niño y de huracanes afectan al territorio nacional. Las peores amenazas son las sequías e inundaciones a las que están expuestos 30% de los municipios.

DESASTRES

Entre 1990 y 2009, Nicaragua dio cuenta de 3,32% del total de los daños económicos causados por desastres en la región de México y América Central. Se registraron 61 eventos, 17.000 defunciones, 3,5 millones de personas afectadas y daños económicos por US$ 2.746 millones (15).

Condiciones De Salud Y Sus Tendencias

PROBLEMAS DE SALUD DE GRUPOS ESPECÍFICOS DE POBLACIÓN

Salud materna y reproductiva

En 2000–2009 se registraron 996 defunciones relacionadas con el embarazo, el parto y el puerperio; 520 (52%) ocurrieron a nivel institucional (hospitales, centros y puestos de salud y centros alternativos), 397 (40%) en el hogar y 79 (8%) en la vía pública y otros lugares. El 58,5% ocurrió en mujeres de 20 a 34 años de edad, 22,4% en las de 35 a 54 años y 20% en adolescentes. Las principales causas de mortalidad materna fueron: hemorragias 395 (39%), síndrome hipertensivo gestacional 195 (20%), sepsis puerperal 86 (19%) y aborto 39 (4%). En 2010 se registraron 89 defunciones maternas; la tasa de mortalidad materna disminuyó de 90 por 100.000 nacidos vivos en 2006 a 64,7 por 100.000 en 2010 (14).

Entre 2006 y 2010, la captación precoz del embarazo aumentó de 38,4% a 49,1%, la cobertura de control prenatal se elevó de 80,6% a 91,6% y el porcentaje de embarazadas con cuatro controles prenatales se elevó de 43,2% a 60,4%. En el mismo período, los partos institucionales aumentaron de 51,5% a 70,8% y la cobertura de planificación familiar aumentó levemente, de 12,9% a 13,0% (14).

La proporción de uso de anticonceptivos en mujeres de 15 a 49 años casadas o unidas fue de 72,4% y la de necesidad insatisfecha de servicios de planificación familiar, de 10,7% (16).

Niños (menores de 5 años de edad)

Entre 1998 y 2006, la tasa de mortalidad en menores de 5 años de edad descendió de 72 a 35 por 1.000 nacidos vivos, mientras que la tasa de mortalidad infantil bajó de 58 a 29 por 1.000 nacidos vivos. Entre 2007 y 2009 se registró una disminución de 8% de las defunciones de menores de 5 años (de 2.249 a 2.068) y las defunciones de menores de 1 año se redujeron 9,13% (de 1.947 a 1.759) (14).

En el período 2006–2009, las defunciones neonatales disminuyeron de 1.352 a 1.228, las defunciones neonatales precoces de 1.067 a 974 y las defunciones neonatales tardías de 285 a 205 (14).

La mortalidad neonatal contribuyó con 71% de la mortalidad infantil y con 50% de la mortalidad en la niñez en 2006, y con 66% de la mortalidad infantil y 59% de la mortalidad en la niñez en 2010. Las principales causas de defunción en menores de 1 año fueron los trastornos respiratorios y cardíacos perinatales, la sepsis bacteriana del recién nacido, la diarrea, la neumonía y las malformaciones congénitas (14).

Niños (5 años de edad y más)

Durante el período 2004–2010 se registraron 42.243 casos de enfermedades de notificación obligatoria (50,0% en niñas y 49,9% en niños) (14). En 2008–2010 se notificaron 44.397 egresos hospitalarios de escolares –57,1% niños y 42,9% niñas. En 2000–2010 se registraron 1.760 defunciones (57% correspondió a niños y 43% a niñas); 76,8% de las defunciones se produjeron en zonas urbanas (14).

Adolescentes (15 a 19 años de edad)

En el período 1992–2007, la tasa específica de fecundidad en las mujeres de 15 a 19 años disminuyó de 158 a 106 por 1.000 mujeres de ese grupo de edad (1).

El 39% de los adolescentes había tenido relaciones sexuales y de estos, 13% las había iniciado antes de los 15 años. De los adolescentes con pareja, 46% tenía ya un hijo, y 30,7% alguna vez había utilizado un método anticonceptivo. En 2010 se registraron 122.396 nacimientos, de los que 27% correspondieron a madres adolescentes.

En el período 2004–2010 se registraron 57.915 casos de enfermedades de notificación obligatoria, 52,2% en mujeres y 47,7% en hombres. En 2008–2010 se registraron 187.322 egresos hospitalarios, 17,2% de adolescentes (14).

En 2000–2010, de 6.493 defunciones de adolescentes, 63% ocurrieron en hombres y 77,5% en zonas urbanas. De las defunciones maternas registradas en 2010, 20% fueron de adolescentes (14).

Adultos (20 a 59 años de edad)

Entre 2004 y 2010 se registraron 78.271 casos de enfermedades de notificación obligatoria en adultos, 55,1% en mujeres y 44,8% en hombres (14).

En 2008–2010 se registraron 511.761 egresos hospitalarios de adultos (46,9% del total), de los cuales 80% correspondió a mujeres por causas relacionadas con el embarazo, el parto y el puerperio (14).

En 2000–2010 se registraron 53.895 defunciones de adultos, 65% en hombres y 78% en las zonas urbanas (14).

Adultos mayores (60 años de edad y más)

En 2006–2010, los adultos mayores representaban 6,1% de la población. El índice de envejecimiento fue de 18 adultos mayores por cada 100 menores de 15 años. El número de consultas médicas realizadas en el primer nivel de atención por este grupo de población aumentó de 847.171 en 2008 a 1.076.710 en 2010. Entre 2000 y 2010 se registraron 83.219 defunciones de adultos mayores, 51% en hombres y 79% en zonas urbanas (14).

La familia

La tasa de crecimiento intercensal (1995–2005) disminuyó de 4,9 a 2,9 hijos por mujer (1). En 80,4% de 988.622 hogares viven niños. La proporción de hogares encabezados por hombres es de 68,6%, 60,7% en las zonas urbanas y 79,6% en las rurales (8). Se ha impulsado una política de acceso universal a los servicios de salud sexual y reproductiva, y con ella se han ampliado los servicios de prevención del VIH y la promoción de la salud sexual y reproductiva basada en los derechos humanos y la equidad de género, haciendo hincapié en los adolescentes.

Trabajadores

Entre 2007 y 2010 se registraron 123 muertes y 85 casos de discapacidad por el síndrome de descompresión en pescadores de la Región Autónoma del Atlántico Norte (14). Entre 2000 y 2010, las defunciones anuales por insuficiencia renal aumentaron de 529 a 1.199, y la tasa de mortalidad lo hizo de 10,4 por 100.000 habitantes en 2000 a 20,6 en 2010 (14). En este sentido, aun cuando todavía no hay evidencias, se ha observado un incremento de insuficiencia renal crónica en poblaciones de áreas agroindustriales del país (14).

Pueblos étnicos o raciales

En 2011 se promulgó la Ley 759 sobre medicina tradicional ancestral. Se reactivó la coordinación con los pueblos indígenas del Pacífico, centro y norte. Se actualizó el proyecto para la construcción del centro de medicina alternativa y se intercambiaron experiencias entre el personal del Ministerio de Salud y las parteras para la adecuación cultural del parto humanizado. El Ministerio de Salud, en coordinación con los gobiernos regionales, amplió la cosmovisión e incorporó conceptos de interculturalidad en los modelos de atención de la salud en las regiones autónomas del Atlántico.

MORTALIDAD

Las neoplasias malignas, las enfermedades isquémicas del corazón, las enfermedades cerebrovasculares, la diabetes sacarina y la insuficiencia renal crónica son enfermedades con alta carga de mortalidad y las cinco principales causas de muerte. Entre 2007 y 2010 causaron 44% de las 72.862 defunciones registradas (51% en hombres) (14).

Durante el mismo período se notificaron 9.042 defunciones por cáncer (53% en mujeres, 57% en mayores de 60 años, 38% en el grupo de 20 a 59 años, y 71% en zonas urbanas) (14).

La mortalidad por cáncer de estómago representó 12% de las neoplasias. De las 1.105 defunciones registradas por esta causa, 56% se produjo en hombres, 65% en el grupo de 60 y más años, y 62% en zonas urbanas (14).

Entre 2007 y 2010 se registraron 983 defunciones por cáncer cervicouterino y 524 por cáncer de mama. Entre estos años, la mortalidad por cáncer de mama y cervicouterino aumentó 18% y 9%, respectivamente. En el grupo de 20 a 59 años de edad, 62% de las defunciones se debieron a cáncer cervicouterino y 55% a cáncer de mama. Se notificaron 692 defunciones por cáncer de próstata (8% de las neoplasias): 95% en el grupo de 60 y más años de edad y 68% en zonas urbanas (14).

Entre 2007 y 2010 se registraron 18.090 defunciones por enfermedades cardiovasculares, 51% en hombres, 82% en el grupo de 60 y más años y 67% en zonas urbanas. La mortalidad por enfermedades isquémicas del corazón aumentó 11%, por enfermedades cerebrovasculares 15%, por enfermedad hipertensiva 13% y por insuficiencia cardíaca 3% (14). En el mismo período se notificaron 5.673 defunciones por diabetes, 69% en el grupo de edad 60 y más años, 57% en mujeres y 79% en zonas urbanas (14). Las enfermedades crónicas de las vías respiratorias produjeron 2.655 defunciones, 91% en el grupo de 60 y más años, 52% en hombres y 70% en zonas urbanas (14).

MORBILIDAD

Enfermedades transmisibles

Enfermedades transmitidas por vectores

La malaria está en fase de pre–eliminación y se encuentra en preparación la certificación de municipios libres de transmisión de la enfermedad. El índice parasitario anual pasó de 0,56 por 10.000 habitantes (3.114 casos) en 2006 a 0,10 por 10.000 (692 casos) en 2010. En 2010, la Región Autónoma del Atlántico Norte registró 87% de los casos del país y 96% de los mismos fueron causados por Plasmodium falciparum. El 78% de los casos a nivel nacional fueron causados por P. vivax y 22% por P. falciparum; las infecciones mixtas fueron inferiores a 1%. El principal vector es Anopheles albimanus.

En 2006, la tasa de morbilidad notificada por dengue fue de 2,32 casos positivos por 10.000 habitantes para el dengue clásico y 0,12 por 10.000 habitantes para el dengue grave. La tasa de morbilidad por dengue aumentó casi cuatro veces en 2010, a 8,87 por 10.000, y se redujo a 0,06 para el dengue grave. El serotipo 2 predominó en los años 2006 y 2007 y el serotipo 3 entre 2008 y 2010. En 2010, la tasa de mortalidad por dengue fue de 0,15 por 100.000 habitantes y la letalidad por dengue grave fue de 26%.

En 2009–2010 se realizaron verificaciones entomológicas sobre los principales vectores de la enfermedad de Chagas en cinco departamentos donde la enfermedad es endémica, y los resultados mostraron ausencia de Rhodnius prolixus. En 2010 se obtuvieron resultados serológicos negativos en niños de localidades con antecedentes de infestación de este vector.

Enfermedades prevenibles por vacunación

Entre 2006 y 2010 no se notificaron casos de poliomielitis, difteria, sarampión y rubéola; se notificaron 13 casos de tétanos no neonatal (la mayoría en adultos) y 107 casos de tos ferina. En 2008, la campaña de seguimiento para la eliminación del sarampión, la rubéola y el síndrome de rubéola congénita en niños de 1 a 4 años de edad alcanzó una cobertura de 100%. En 2010, la vacunación con todos los biológicos en menores de 1 año y de 12 a 23 meses de edad logró una cobertura de 100% (excepto con la vacuna contra rotavirus, que fue de 97%). En 2010, 60% de los municipios habían logrado una cobertura superior a 95% para la DPT3. En 2006 se introdujo en el esquema nacional la vacuna contra rotavirus; en 2007, la vacuna contra la influenza en los niños de 6 a 23 meses y en los mayores de 50 años con enfermedades crónicas subyacentes, y en 2010 la vacuna antineumocócica 23–valente en los grupos de riesgo.

Zoonosis

La población en riesgo de contraer leptospirosis asciende aproximadamente a 1.206.720 habitantes. Se notificaron 64 casos en 2006 y 653 casos y 20 defunciones en 2010. Entre 1995 y 2007 se aislaron en seres humanos más de 50 cepas conocidas de leptospiras de distintas serovariedades y tres nuevas cepas.

Anualmente se notifica un promedio de 12.000 personas lesionadas por animales transmisores de rabia. Entre 2006 y 2010 se presentaron 13 casos de rabia animal. Cada año se realizan campañas de vacunación antirrábica canina, lo que contribuye a la ausencia de casos en perros. No se presentan casos de rabia humana desde 1999.

VIH/sida y otras infecciones de transmisión sexual

La tasa de incidencia nacional de infección por el VIH aumentó de 7,6 por 100.000 habitantes en 2006 a 16,2 por 100.000 en 2010 (17).

En 2008, el número de personas con VIH ascendió a 7.300 y la tasa de prevalencia de VIH en adultos de 15 a 49 años, a 0,2% (18). La razón hombre/mujer fue de 3,1:1 en 2001 y de 1,7:1 en 2009. Predomina la transmisión sexual (94%), con 78% en personas heterosexuales (18). Los adolescentes representaron 6,8% de las nuevas infecciones por VIH en 2006 y 9% en 2009; 60% de los casos nuevos en adolescentes ocurrieron en mujeres. La prevalencia de VIH en mujeres embarazadas fue de 0,11% en 2008–2009, similar a la del período 2004–2005. En 2005–2009, el número de pruebas de VIH aumentó de 59.995 a 123.547. La proporción de niños y adultos en tratamiento antirretroviral pasó de 44% en 2007 a 65% en 2009.

La prevalencia de coinfección de VIH y tuberculosis fue de 2,2% en 2002 y 3,2% en 2007. En 2009, 26% de los casos nuevos de tuberculosis en personas con VIH recibieron tratamiento. El porcentaje de adultos y niños que recibieron tratamiento contra la infección latente de tuberculosis fue de 61%, pero 39% no recibieron tratamiento profiláctico con isoniazida, lo que facilita la coinfección (19).

Tuberculosis

En 2006–2010, 52% de los casos de tuberculosis notificados procedían de los departamentos de Chinandega y Managua. Se registraron 1.400 casos nuevos anuales con baciloscopia positiva. Entre 2007 y 2010, la tasa de detección aumentó de 78% a 93% y la tasa de incidencia notificada pasó de 41 por 10.000 habitantes a 42 por 10.000. La tasa de incidencia notificada para baciloscopias positivas disminuyó de 26 a 25, el éxito terapéutico fue de 85% y la tasa anual de abandono, 6%.

Enfermedades emergentes

Durante el período 2007–2010 se registraron 1.310.653 casos de enfermedad diarreica aguda, cuya tasa de morbilidad subió de 386,82 por 10.000 habitantes a 479,86 por 10.000; la tasa de mortalidad se redujo de 2,61 a 2,08 por 100.000 habitantes (120 defunciones anuales). Se notificaron 8.923.714 casos de infecciones respiratorias agudas, con una tasa de morbilidad ascendente de 2.423,67 por 10.000 habitantes en 2007 y 3.557,85 por 10.000 en 2010. Se registraron 1.380.196 casos de neumonía, cuya tasa de morbilidad disminuyó de 445,88 por 10.000 habitantes a 387,99 por 10.000, y cuya tasa de mortalidad bajó de 9,07 a 9,01 por 100.000 habitantes. En 2009 se diagnosticaron 2.175 casos confirmados de influenza A (H1N1) y 11 defunciones. Se activó el plan nacional de respuesta frente al riesgo de influenza pandémica e influenza aviar y se formó una comisión intersectorial para el seguimiento y la aplicación del plan. Se fortaleció la vigilancia epidemiológica en las puertas de entrada al país y para la respuesta se contó con tecnología (diagnóstico molecular), medicamentos, normas y protocolos. Se vacunó a 23.261 trabajadores de salud pública (88%), 8.114 del sector de salud privado (94%), 58.435 embarazadas (88%) y 526.473 niños de 6 meses a 4 años.

Enfermedades nutricionales

La desnutrición infantil crónica en menores de 5 años disminuyó de 25,8% en 2001 a 21,7% en 2006, pero persisten desigualdades tales como la existencia del doble de niñas y niños desnutridos crónicos en las áreas rurales en comparación con las urbanas, y 3,4 veces más riesgo de desnutrición para los nacidos de madres con tres o menos años de educación. El riesgo de desnutrición es seis veces mayor en el quintil más pobre, en comparación con el quintil más rico (16).

La prevalencia de desnutrición crónica en escolares de 6 a 9 años de edad es de 27,2% (20).

En 2006–2007, 94% de los nacidos vivos recibió lactancia materna, 54% recibió alimentación al pecho dentro de la primera hora de nacido y 81% fue amamantado en el primer día (16).

La duración de la lactancia exclusiva en menores de 2 a 3 meses de edad disminuyó de 34% a 28% entre 2001 y 2007, mientras que la lactancia exclusiva hasta los 6 meses de edad se mantuvo en 31% (16).

La prevalencia de anemia (hemoglobina inferior a 11 g/dl) en niños de 5 a 59 meses disminuyó de 45,5% en 2007 a 10,9% en 2009 (14).

Accidentes y violencia

En 2006–2010 se registraron 107.587 accidentes de tránsito, 2.680 defunciones y 24.678 lesiones. Entre esos años los accidentes de tránsito aumentaron 55%, las lesiones 56% y las defunciones 21%; 17% del total de los accidentes de tránsito se originaron por la presencia de conductores ebrios (21).

En el período 2006–2010 se notificaron 2.587 homicidios, 1.172 asesinatos, 80.228 lesiones y 9.010 violaciones; 43% de las víctimas tenían entre 14 y 35 años. El 12,2% de los victimarios eran adolescentes y 40% de los hombres victimarios estaban desempleados (21). Entre 2007 y 2010, los casos de suicidios disminuyeron de 353 a 320 y la tasa por 100.000 habitantes lo hizo de 6,3 a 5,5 (14).

Entre 2007 y 2010 se registraron 14.705 casos de violencia contra la mujer −40% correspondió a violencia física y 12% a violencia sexual (14).

En 2009 se registraron 31.759 denuncias de violencia contra personas y 34.763 en 2010. De las denuncias presentadas en 2010, 11,4% se catalogaron como violencia intrafamiliar y 10,8% como delitos sexuales; de estos últimos, 47% fueron violaciones y 25% casos de abuso sexual (21). De 4.964 peritajes médicos legales realizados en 2009, 90% se debieron a abuso sexual (88,6% en mujeres y 55,2% en el grupo de 11 a 17 años) (22). Entre 2006 y 2010 el número de mujeres asesinadas por sus parejas y ex parejas subió de 16 a 39; se ha formado una red comunitaria para prevenir la violencia contra la mujer y se ha tipificado el feminicidio en el código penal.

Personas con discapacidades

En 2010 se visitaron 179.138 hogares y se encontraron 126.316 personas con discapacidad; la tasa fue de 2,5 por 100 habitantes. La discapacidad intelectual afectó a 32.728 personas, con una tasa de 0,63 por 100 habitantes (25,9%); 4.471 fueron casos críticos de discapacidad.

Políticas, Sistema De Salud Y Protección Social

POLÍTICAS DE SALUD

El Plan Nacional de Desarrollo Humano (2008–2012) y la Política Nacional de Salud (2007–2011) establecen la ampliación de la cobertura y el mejoramiento de la calidad de los servicios de salud mediante la aplicación del Modelo de Salud Familiar y Comunitaria. El Plan Nacional de Salud (2004–2015) tiene como propósito garantizar el derecho y el acceso equitativo, universal y gratuito a los servicios públicos de salud.

El sistema de salud comprende al sector público y al sector privado. El sector público está integrado por el Ministerio de Salud, los servicios médicos del Ejército de Nicaragua y de la Policía Nacional, y el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS). El sistema cuenta con la participación pública y privada para su financiamiento y la prestación de servicios, y los sectores público y privado tienen escasa integración y articulación. El Ministerio de Salud es responsable por la rectoría sanitaria y es el principal prestador de servicios. La cobertura institucional de la atención es la siguiente: Ministerio de Salud, 65%, INSS, 18% (sus afiliados y familiares), Gobernación y Ejercito, 6%, e instituciones privadas, 11%. En 2010, el INSS contaba con 534.881 afiliados.

En 2008 comenzó la aplicación del Reglamento Sanitario Internacional (RSI). Se evaluó la capacidad de vigilancia y respuesta ante posibles eventos de salud pública. Se revisó la legislación acorde con el nuevo RSI, se creó el Centro Nacional de Enlace, se designó al Centro Nacional de Diagnóstico y Referencia como Centro Nacional de Influenza y se constituyó la Comisión Nacional Intersectorial para la Implementación del RSI.

DESEMPEÑO DE LOS SISTEMAS DE SALUD

El Modelo de Salud Familiar y Comunitario asegura el acceso a los medicamentos básicos para hipertensión, diabetes sacarina, epilepsia, artritis y asma. El Plan Nacional de Micronutrientes 2010–2015, la Guía básica de micronutrientes y la Tabla de composición de alimentos de Nicaragua brindan orientación para prevenir la obesidad en los niños. El programa comunitario de salud y nutrición promueve el cambio de actitud y el comportamiento hacia el cuidado de la salud y la nutrición en los menores de 5 años. En 2010, la Asamblea Nacional aprobó normas técnicas obligatorias para el expendio de alimentos en los centros educativos.

En el período 2007–2010 se instalaron 19 clínicas para la prevención del cáncer cervicouterino en las que se emplea la técnica de inspección visual con ácido acético para el diagnóstico, se publicaron normas técnicas, guías y protocolos para el tratamiento de las enfermedades crónicas y se actualizaron normas sobre la diabetes sacarina.

LEGISLACIÓN EN SALUD

La Ley General de Salud y la Ley 324 y su Reglamento constituyen la base del marco jurídico en salud, junto con 21 disposiciones específicas para el Ministerio de Salud. En 2011 se promulgaron leyes sobre carrera sanitaria y medicina tradicional y ancestral. Desde 2007, el Ministerio de Salud participa en gabinetes sociales, de producción y de juventud, donde se formulan y diseñan políticas, estrategias e intervenciones integrales para grupos prioritarios de población.

GASTO Y FINANCIAMIENTO EN SALUD

En 2010 el presupuesto destinado a salud ascendió a 5.334 millones de córdobas.1 El 94% se invirtió en gastos corrientes y 6% en gastos de capital. El 64,2% correspondió a rentas del tesoro, 11,8% a donaciones, 9,2% a alivios del Banco Mundial, 7,8% a alivios del Club de Paris, 2,9% a préstamos, 2,2% a alivios del Banco Interamericano de Desarrollo y 1,8% a rentas con destino específico. En 2010 el presupuesto creció 33,5% en relación con el de 2006, que fue de US$186,8 millones.

POLÍTICAS DE DESARROLLO DE RECURSOS HUMANOS

El desarrollo de recursos humanos es parte de la Política Nacional de Salud y del Plan de Desarrollo Humano, y está presente en las 10 prioridades del Ministerio de Salud, cuyo Plan de Desarrollo de Recursos Humanos está basado en siete manuales de gestión.

SERVICIOS DE SALUD

En 2010, el Ministerio de Salud contaba con 1.160 unidades ambulatorias y 64 hospitales; de estos últimos, 31 correspondían al primer nivel de atención. De 33 hospitales de segundo nivel, 12 estaban en Managua. Existen dos bancos nacionales de sangre y 18 establecimientos públicos de medicina transfusional.

La política nacional de medicamentos promueve el acceso gratuito a los medicamentos esenciales y la utilización de genéricos, de acuerdo con el Plan Estratégico Nacional para el Uso Racional de los Medicamentos. En 2010 había 1.563 farmacias.

Conocimiento, Tecnología, Información Y Gestión De Recursos Humanos

PRODUCCIÓN CIENTÍFICA EN SALUD

El proyecto piloto de conectividad incluye la interconexión de 45 sitios (sedes departamentales, hospitales y centros de salud municipales) de la Región Autónoma del Atlántico Sur, Río San Juan, Boaco y Chontales y de nueve municipios de Managua. En 2010 se construyeron y equiparon seis hospitales para atención primaria, y se adquirió equipo para 14 hospitales departamentales y de referencia nacional. En 2007–2008 se puso en funcionamiento un centro de alta tecnología.

La principal fuente de acceso a información es la Biblioteca Nacional de Salud. Se han hecho progresos en la consolidación de la Biblioteca Virtual de Salud.

RECURSOS HUMANOS

En 2010, el Ministerio de Salud contaba con 27.294 trabajadores (22.049 en nómina fiscal); había 5,6 médicos, 4,4 enfermeros y 6,4 auxiliares de enfermería por 10.000 habitantes. El cupo para la formación de médicos especialistas aumentó de 50 en 2006 a 300 en 2010, y el Ministerio de Salud concedió becas para todos los profesionales. Entre 2005 y 2010 emigraron 974 profesionales: 873 médicos (319 mujeres y 554 hombres) y 101 enfermeros (86 mujeres y 15 hombres).

Salud Y Cooperación Internacional

Durante el primer semestre de 2010 se desembolsaron US$ 582,9 millones en recursos externos oficiales para Nicaragua, 15,4% más que en el primer semestre de 2009 (19% del PIB). Las fuentes multilaterales (14 organismos) donaron US$ 40,9 millones. La OPS/OMS destinó US$ 3,4 millones para invertir en recursos humanos, US$ 900.000 para el Plan Nacional de Desarrollo en Salud, US$ 800.000 para salud familiar y comunitaria, y US$ 500.000 para sistemas y servicios de salud y tecnología. En 2009 se destinaron a salud US$ 18.149.307, en 2010 US$ 7.152.436 y en 2011 US$ 3.397.407 provenientes de préstamos de diversas fuentes internacionales.

Síntesis Y Perspectivas

El país atraviesa procesos de afianzamiento de la paz, fortalecimiento de la democracia, ejercicio de libertades públicas y estabilización económica. La democracia es joven y se manifiesta a través del desarrollo de instituciones y organizaciones públicas y privadas.

La mayor reserva de bosques y biodiversidad de Nicaragua perdió en 18 años 20% de su extensión, equivalente a 550.000 hectáreas, y está en proceso de desertificación 36% del territorio nacional, con repercusiones negativas para el cultivo y la producción de alimentos. El riesgo de desastres naturales afecta el desarrollo sostenido; el limitado acceso al agua potable y el saneamiento, junto a severas deficiencias en el manejo de los residuos sólidos, llevan a un mayor deterioro ambiental y a la presentación de brotes recurrentes de enfermedades transmisibles. La disminución de la Ayuda Externa para el Desarrollo tendrá consecuencias en el desarrollo nacional, ya que el modelo económico y productivo requiere aún de asistencia externa para su consolidación.

En el sector salud existen una elevada fragmentación en su organización y funcionamiento, una red de establecimientos con importantes limitaciones en cuanto a estructura y procesos, y un sistema de información en el que el subregistro es una constante; todo ello incide en la capacidad del Ministerio de Salud y limita el ejercicio de su función rectora.

La morbilidad y la mortalidad por causas asociadas al embarazo, el parto y el puerperio, y la mortalidad neonatal e infantil deben ser una prioridad. Especial mención merecen las causas relacionadas con la violencia de cualquier tipo, los suicidios y los accidentes de tránsito. Es clara la existencia de un perfil epidemiológico de elevada complejidad, que requerirá de intervenciones multisectoriales efectivas.

El principal desafío para el país lo constituyen la consolidación y el fortalecimiento de una democracia participativa, que favorezca el actual modelo económico productivo y permita mantener el apoyo político y financiero a las actividades dirigidas a los sectores sociales postergados, en especial en materia de educación y salud.

El país cuenta con una política sanitaria nacional que promueve el tratamiento multisectorial de los riesgos y problemas de salud. Esta política establece asimismo la ampliación de la cobertura de manera gratuita y el mejoramiento de la calidad de los servicios mediante la aplicación del Modelo de Salud Familiar y Comunitario y del Modelo de Participación Ciudadana.

Referencias

  1. Instituto Nacional de Información de Desarrollo. Estimaciones y proyecciones de población nacional, departamental y municipal (revisión 2007) Managua: INIDE, 2007. Acceso: 19 de enero de 2012.
  2. Constitución Política de Nicaragua [Internet]. Acceso: 19 de enero de 2012.
  3. Instituto Nacional de Información de Desarrollo. Perfil y características de los pobres en Nicaragua. Encuesta de Hogares sobre Medición de Nivel de Vida 2005 [Internet]; 2005. Acceso: 19 de enero de 2012.
  4. Banco Central de Nicaragua. Informe anual 2010 [Internet]; 2011. Acceso: 19 de enero de 2012.
  5. Comisión Económica para América Latina y el Caribe, Centro Latinoamericano y Caribeño de Demografía [Internet]. Acceso: 4 de marzo de 2012.
  6. Fundación Internacional para el Desafío Económico Global. Encuesta de Hogares para la Medición de la Pobreza en Nicaragua. FIDEG 2009 [Internet]; 2009. Acceso: 19 de enero de 2012.
  7. Ministerio de Educación [Internet]. Acceso: 4 de marzo de 2012.
  8. Instituto Nacional de Información de Desarrollo. Censo Nacional de Población y IV de Vivienda 2005. [Internet]. Acceso: 19 de enero de 2012.
  9. Organización Internacional del Trabajo. Trabajo Infantil y pueblos indígenas. El caso de Nicaragua [Internet]; 2007. Acceso el 19 de enero de 2012.
  10. Banco Interamericano de Desarrollo. Estrategia sectorial de agua potable y saneamiento 2005-2015. Washington DC; 2005.
  11. Organización Mundial de la Salud; Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia. Progreso en materia de saneamiento y agua. Informe de actualización 2010 [Internet]. Acceso: 19 de enero de 2012
  12. Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados. Plan de desarrollo institucional 2008–2012 [Internet]; 2008. Acceso: 4 de marzo de 2012.
  13. Nicaragua, Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales. Producción y consumo sustentable [Internet]. Acceso: 19 de enero de 2012.
  14. Nicaragua, Ministerio de Salud, Oficina Nacional de Estadísticas. Base de datos de estadísticas vitales, servicios y recursos. Managua: Ministerio de Salud; 2010.
  15. Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja.Informe mundial sobre desastres [Internet]; 2010. Acceso: 4 de marzo de 2012.
  16. Nicaragua, Ministerio de Salud (MINSA);Instituto Nacional de Información de Desarrollo. Encuesta Nicaragüense de Demografía y Salud 2006/2007. Informe final [Internet]. Acceso: 19 de enero de 2012.
  17. Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia. La infancia y el SIDA. Cuarto inventario de la situación [Internet]; 2009. Acceso: 19 de enero de 2012.
  18. Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA. Informe sobre la epidemia mundial de sida [Internet]; 2010. Acceso: 4 de marzo de 2012.
  19. Nicaragua, Ministerio de Salud; Instituto Nicaragüense de Seguridad Social; Comisión Nicaragüense del SIDA. Situación de niños y niñas huérfanos a causa del sida en Nicaragua. Managua: Ministerio de Salud; INSS; CONISIDA; 2010.
  20. Nicaragua, Ministerio de Salud; Ministerio de Educación y de Cultura y Deportes. Censo Nacional de Talla en Escolares de Primer Grado de Educación Primaria de Nicaragua [Internet]; 2005. Acceso: 19 de enero de 2012.
  21. Policía Nacional. Anuario estadístico de la Policía Nacional de Nicaragua [Internet]. Acceso: 4 de marzo de 2012.
  22. Instituto de Medicina Legal [Internet]. Acceso: 4 de marzo de 2012.

Notas

1Tipo de cambio US$ 1 = 21,36 córdobas.

Última actualización el Jueves 11 de Abril de 2013 14:02