Current Issue

Publication Archives

Other Publications

Media Library

 

Home | Salud en las Américas

Salud en las Américas

Imprimir Correo electrónico

icon Presentación Dra. Mirta Roses de Salud en las Américas Edición 2012

Salud en las Américas [edición 2012] es el informe oficial actualizado que presenta la Oficina Sanitaria Panamericana a la 28.ª Conferencia Sanitaria Panamericana sobre la situación de la salud, sus determinantes y tendencias en la Región de las Américas durante el período 2006-2010.

 

Antecedentes

Esta edición es la más reciente de una larga serie de informes similares elaborados por la Oficina que se han publicado de forma ininterrumpida desde 1956. En ese año se publicó por primera vez una evaluación del estado de salud de la población de las Américas bajo el título de Resumen de los informes sobre las condiciones sanitarias en las Américas, 1950-1953 que se había preparado para su presentación a la XIV Conferencia Sanitaria Panamericana, celebrada en Santiago (Chile), en 1954. En 1966, se cambió el nombre del informe por el de Las condiciones de salud en las Américas; este título se mantuvo y la  publicación se hizo cada cuatro años. Las ediciones de La Salud en las Américas correspondientes a 1998 y 2002 conservaron este nombre ajustado y la periodicidad siguió siendo cuadrienal. La edición del 2007 y la actual del 2012, llevan por título Salud en las Américas, y su periodicidad pasó a ser quinquenal.

Salud en las Américas es la publicación más relevante de la Organización Panamericana de la Salud para cumplir con la función de generar, recopilar, analizar y difundir información en el campo de la salud para ser utilizada por los Estados Miembros.

 

Edición del 2012

Como en otras ocasiones, la obra comprende dos partes igualmente importantes y complementarias: la descripción y análisis de las condiciones de salud en los 48 países y territorios del hemisferio occidental, y el enfoque integral de los temas más importantes en materia de salud, considerando a la Región en conjunto.

A diferencia de las ediciones anteriores,  esta edición [la 15.a] se presenta como una publicación electrónica, acrecentándose así las oportunidades para su divulgación a un público más amplio. Además de dirigirse a autoridades sanitarias, académicos,  profesionales, estudiantes  y trabajadores que se desempeñan en el campo de la salud, así como a organismos de cooperación técnica y financiera y otras audiencias internacionales, la edición del 2012 fue diseñada para difundir sus contenidos entre el público general y, sobre todo, entre quienes se interesan por conocer la situación de salud en un país específico o explorar alguno de los grandes temas relacionados con la salud regional.

Esta modalidad en línea nos ofrece también la posibilidad de actualizar periódicamente los datos y la información, así como la oportunidad a futuro de interactuar con los lectores y enriquecer y refinar el contenido para ediciones ulteriores.

Uno de los mayores desafíos para los más de 600 colaboradores de la publicación ha sido limitar la extensión de los textos a un tercio de lo que habían sido en otras ediciones. Este esfuerzo por condensar y concentrar la información más relevante se ve recompensado por la novedad de utilizar hipervínculos electrónicos a otros sitios, publicaciones y bases de datos que complementen la búsqueda, el análisis y el aprendizaje.

Este informe oficial incluye también la publicación de un volumen impreso que contiene un resumen de cada uno de los informes de país y una síntesis del volumen regional —que además conforma el capítulo 7 de la versión electrónica. Su presentación se hará junto al  Informe quinquenal de la Directora, que describe en forma sucinta los principales logros y frutos de la cooperación técnica de la OPS durante la primera década de los años 2000, con énfasis en los últimos cinco años.

 

Contenidos

Los contenidos de Salud en las Américas están estrechamente vinculados a las ocho líneas de acción descritas y acordadas por los ministros de salud en la Agenda de Salud para las Américas, 2008-2017 y, por lo tanto, proporcionan información de indudable utilidad para documentar los avances y desafíos relacionados con su cumplimiento. A estos contenidos se suma el capítulo 1, donde se hace un recuento histórico sobre los avances de la salud pública en la Región, en cuya evolución ha participado activamente la Organización Panamericana de la Salud durante sus 110 años de existencia y de prestación de cooperación técnica a los países de las Américas.

El volumen regional, que consta de siete capítulos, junto con los informes de cada uno de los 48 países y territorios de las Américas, constituye la publicación completa de “Salud en las Américas”, edición del 2012. En su contenido, las personas interesadas encontrarán la descripción y análisis de los principales temas relacionados con las condiciones de salud y sus tendencias en los países de la Región.

En el capítulo 1, Un siglo de salud pública en las Américas, se presenta un panorama histórico conciso sobre los grandes avances de la salud pública en las Américas desde principios del siglo XX hasta el momento actual y sirve de introducción a los capítulos siguientes. En el mismo, se lanzan tanto el mensaje como el desafío que permean a lo largo de la obra: que, a pesar de los innegables logros en prolongar la vida y mejorar la salud de los habitantes de las Américas, persisten —y en algunos casos han aumentado— las inequidades, que son aquellas desigualdades evitables e injustas, que afectan y distinguen a los países, tanto de manera individual, a nivel subnacional, como comparativamente en relación con otros países de la Región.

En el capítulo 2, Los determinantes sociales y las inequidades en salud, se abordan los determinantes sociales, es decir, las “causas de las causas” de la buena o mala salud, y se consideran tres megatendencias: la transición demográfica y epidemiológica; la migración, y el crecimiento urbano acelerado. En el contenido se resaltan las inequidades y la vulnerabilidad grupal y colectiva, así como los esfuerzos por reducir la pobreza en la Región, incluso aquellas iniciativas llevadas a cabo en otros sectores y que han mejorado la salud de las poblaciones de las Américas. Se presentan además, algunos ejemplos específicos de cómo se ha avanzado en el abordaje de los determinantes sociales de la salud mediante iniciativas transectoriales y extrasectoriales, tales como los esfuerzos por impulsar los cuidados para los niños, la educación y mejores condiciones de vivienda y empleo.

En el capítulo 3, Medioambiente y seguridad humana, se aborda de manera detallada otro de los grandes determinantes de la salud humana, el ecológico, y se describen los riesgos que el medio ambiente, en su concepción más amplia, plantea para la salud a lo largo de todo el curso de vida. Específicamente, el capítulo informa sobre los cambios en los ecosistemas y la salud, describiendo el impacto de los contaminantes persistentes y de largo uso, fruto de la actividad humana, la contaminación del aire y el agua potable, y el saneamiento. En la segunda parte del capítulo se consideran en el marco de la seguridad humana, aquellos factores que afectan a las personas y las comunidades de manera esporádica e impredecible (terremotos, huracanes, inundaciones, etc.), así como la cultura de la violencia; la seguridad en la producción, acceso y consumo de alimentos; y el ambiente laboral y sus riesgos.

En el capítulo 4, Condiciones de  salud y sus tendencias, que ha sido siempre la parte central de esta obra, se presenta la situación de la salud mediante la utilización de sus principales indicadores, así como la descripción y el análisis de los cambios epidemiológicos y demográficos que han ocurrido en la Región desde la última publicación, en el 2007. Asimismo, el texto incluye las tendencias de la mortalidad infantil y materna, y muestra la mortalidad por grupo de edad, desglosada por sexo, por grupos de causas y por algunas causas específicas. Con relación a la morbilidad, este capítulo incluye las principales enfermedades y problemas de salud que se presentan en las Américas, mostrando su situación, cambios y tendencias. Aborda también los factores más importantes de riesgo que aumentan la predisposición a los problemas de salud de la población. En este capítulo se destacan las desigualdades en la distribución de las enfermedades, y el amplio panorama de la patología imperante, y los grandes desafíos de las nuevas epidemias de obesidad, violencia, y tabaquismo que afectan a la Región.

En el capítulo 5, Sistemas de salud y protección social en salud, se describen los problemas y soluciones en las áreas de acción de la Agenda de Salud para las Américas, 2008-2017 relacionadas con este tema. Se ilustran las características y el impacto que tienen los sistemas y servicios sobre la salud de la población, en especial, sobre las inequidades en la respuesta a la demanda. Se describen las tendencias de la rectoría en salud, la coordinación y colaboración intersectoriales y el fortalecimiento de la capacidad sectorial en la Región. Se analizan también las características y desafíos de las legislaciones para garantizar el derecho a la salud; las tendencias de los países en relación con la cobertura universal de los servicios y su financiamiento; la protección social en salud, los datos de gastos y financiamiento de los servicios y la información sobre el impacto de las políticas económicas y las crisis financieras en los sistemas de salud. Por último, el capítulo describe la situación y distribución de los recursos humanos, así como las políticas y planes para la gestión de los mismos, incluyendo las estrategias de retención de personal en poblaciones subatendidas, el abordaje de las migraciones del personal de salud y el desarrollo de la carrera sanitaria en las Américas.

El capítulo 6, Conocimiento, tecnología e información, está alineado de manera transversal con las áreas de acción correspondientes de la Agenda de Salud para las Américas, 2008-2017. En el texto se presenta la forma en que el conocimiento, la tecnología, la información y la gestión de recursos para los mismos contribuyen a la toma de decisiones y al fortalecimiento de los sistemas de salud de la Región, además de promover la mejora de la calidad de vida de la ciudadanía. En particular, el capítulo aborda el proceso de construcción del conocimiento desde sus inicios hasta su análisis y aplicación en beneficio de la salud pública, mediante el análisis de los sistemas nacionales de información en ciencias de la salud como base de un modelo de gobernanza; la presentación de la situación y las tendencias en materia de gestión del conocimiento y la inclusión de los cambios introducidos por el uso de las tecnologías de la información y la comunicación en la salud y en la educación.

Finalmente, el capítulo 7, Síntesis y perspectivas, es el resumen anotado y original de los temas que se han abordado en el volumen regional y aparece también en la versión impresa de Salud en las Américas, edición del 2012. En el mismo, se describen las tendencias demográficas y epidemiológicas en las Américas en el contexto de los determinantes económicos, políticos, ambientales y sociales de la salud y se ofrecen comentarios y reflexiones sobre la situación y perspectivas de la salud regional en los próximos cinco años.

El tema central de la publicación es la desigualdad en los recursos y en la distribución de la salud y el bienestar entre los países y en el interior de los mismos. Las Américas es una Región de contrastes y similitudes; de inequidades persistentes y de creciente justicia social; de enfermedades antiguas y de serios problemas de salud-enfermedad-riesgos surgidos en los últimos decenios; de agendas inconclusas, de logros que deberán ser protegidos y de nuevos, enormes e impredecibles desafíos.

La Oficina Sanitaria Panamericana presenta la descripción y el análisis de los datos e información de cada uno de los países la Región de las Américas. En la elaboración de los contenidos se han utilizado datos de muchas fuentes oficiales, nacionales e internacionales, así como oficiosas, tratando en lo posible de identificar y eliminar eventuales discrepancias.

El mensaje esencial de la publicación es que cada país es un mosaico de situaciones, lugares y comunidades, y que cada número, cada dato y cada estadística representa el rostro, la vida, la salud y la esperanza de una sola y única persona; que cada rostro representa una voz, que cada voz expresa una necesidad y que cada necesidad  requiere  una acción.

Convencidos de la importancia de esta información, confiamos en que su mayor utilización será el mejor estímulo para la generación, procesamiento y análisis de datos cada vez más pertinentes, válidos y oportunos para bien de la salud en las Américas.

Última actualización el Miércoles 19 de Septiembre de 2012 08:09