Skip to content

Destacados H1N1

Diario El País- Dr. Otavio Oliva "El riesgo de otra pandemia es el mismo que antes de la H1N1"

Asesor Regional para Enfermedades Virales de la Organización Panamericana de la Salud, que lo define como su máximo experto en el tema, Oliva elogió el sistema de vigilancia epidemiológica de Uruguay y desestimó que se produzca una gran circulación del virus H1N1 durante el próximo invierno. En diálogo con El País el infectólogo llamó a médicos y veterinarios a trabajar de forma coordinada para conocer mejor la genética de los virus de influenza, porque, dijo, es lo que podría reducir el impacto de las futuras pandemias.

Montevideo, Uruguay, 15 de abril de 2011.

- A la luz del comportamiento del virus H1N1 en el hemisferio Norte en la última temporada de frío, ¿qué podría esperarse para esta zona del continente en estos meses?

-El virus H1N1 2009, (como nosotros lo llamamos) hasta hoy nos sorprende presentando diferentes comportamientos en distintas partes del mundo. Europa sufrió un impacto grande en la temporada 2010- 2011 porque todavía había una gran cantidad de personas susceptibles, pero no creemos que esto vaya a pasar en los países del Cono Sur.

- ¿Por qué?

-Porque la intensidad de su circulación en 2009 fue muy grande y eso prácticamente inmunizó a toda la población. Ya en 2010 casi no hubo circulación de H1N1 en la región, es de esperar que la situación se repita en estos países.

- A casi dos años de la pandemia, ¿existen posibilidades de que surjan nuevos virus animales que afecten a los seres humanos?

-Sí. La influenza es una enfermedad de animales (aves acuáticas, porcinos, caballos, perros...). Todo nuevo serotipo surge por la introducción del material genético de virus animales a virus humanos. Por eso, estamos en la misma fase en que estábamos antes de la pandemia de 2009. El riesgo es el mismo.

- ¿Pero hay virus que se estén estudiando en particular ?

-No, pero los virus de influenza están por ahí. Es importante que la población entienda que no podemos predecir qué va a pasar porque no lo sabemos.

- ¿Y hay algo que puedan hacer los países para prevenir la situación?

-Tenemos que fortalecer la interfaz humano-animal. Es decir, entre la salud pública humana y la veterinaria para que los dos conozcan cuáles son los virus que están circulando. Aunque sea imposible predecir cuál va a ser el virus que va a causar una futura pandemia, por lo menos tenemos la oportunidad de conocerlos.

- ¿Eso podría reducir el impacto de otra pandemia?

-Claro, ¿qué pasó en México? Era una mezcla entre un virus humano, un virus porcino y el virus aviar. Era una mezcla que la comunidad científica no conocía. Tenemos que saber qué está pasando en los cerdos, en las aves. Frente a una nueva pandemia, conocer los genes de sus virus y cómo se comportan podría ayudarnos a tener una vacuna en un tiempo mucho más corto que la que nos llevó esta vez.

- ¿La OPS está trabajando en esta línea como prevención?

-Sí, estamos trabajando en conjunto con la Organización Internacional para la Salud Animal y la Organización para la Agricultura y la Alimentación para que se llene ese hueco entre las dos áreas. Pero es necesario que el ciudadano común, el propietario de la hacienda y el médico promuevan este acercamiento de forma natural, porque donde primero va a pasar es en una comunidad. Es a ese nivel que tenemos que desarrollar nuestro primer esfuerzo. Ayudarlos a entender y a organizarse para poder responder mejor.

-¿Qué otras medidas de control o prevención se están desarrollando?

-Durante la pandemia de 2009 una de las lecciones que aprendió la OPS fue que teníamos que prestar más atención a los hospitales. Por eso, estamos utilizando una metodología de detección de admisiones de casos de gripe H1N1 en hospitales de 12 países de América. Y aquí quiero llamar la atención y decir que Uruguay es un país que está a la vanguardia de ese proceso.

- ¿En qué sentido?

-Ya en 2009, Uruguay estableció un sistema de detección de admisiones tanto en camas comunes como en terapia intensiva. Y diariamente, casi en tiempo real, se tomaron muestras de todos los casos y fueron enviadas al laboratorio. Con la cooperación de la OPS, en 2010 ese sistema se fortaleció todavía más.

- ¿De qué forma?

-La OPS ha colaborado con todos los equipos necesarios para que el laboratorio nacional tenga capacidad para procesar todas las muestras de los pacientes. Están viajando nuevos equipamientos de automatización para facilitar los procesos. Y hay mucha asistencia en temas de capacitación y previsión para que las cosas funcionen como deben funcionar. En estos días, aprovechando mi presencia en Uruguay, estuvimos ajustando los últimos detalles.

- ¿Considera entonces que el país está bien preparado frente a la enfermedad?

-Sí. Uruguay tiene dos laboratorios para influenza. Y esta semana se instaló una nueva versión del sistema de detección de admisiones, es el mismo pero mejorado. Esta incluso mejor preparado que en 2010. Es muy poco probable que el virus vuelva a circular en 2011, pero en este tema nunca podemos ser absolutos. Siempre podemos ser sorprendidos con algo que no conocemos.

- ¿Qué otras ventajas tiene este sistema de vigilancia?

-Nos va a posibilitar tener una foto de lo que está pasando, con 24 o 48 horas de retraso, cuando antes nos llevaba semanas o meses. Se va a tener información con 24 horas de diferencia de la cantidad de pacientes que fueron admitidos en cada hospital. Se podrá ver cómo se va comportando la curva de ingresos, si va aumentando o va disminuyendo. Y esa información también le sirve al resto del hospital.

- ¿Para llevar un mayor control de lo que va sucediendo?

-Claro, porque si sabe que está aumentando el número de casos de esta enfermedad, puede priorizar las camas para enfermedades respiratorias, por ejemplo, o disminuir las cirugías selectivas. Además, le permite al resto de los servicios de salud ver cuál hospital fue el mejor para atender la demanda..

- ¿Este sistema ya se está implementando en la región?

-Se está compensando a implementar. Pero sólo en Chile y Uruguay está funcionando tan bien. La idea es que los servicios de salud tengan los conocimiento de epidemiología para analizar lo que está pasando en su establecimiento diariamente. Porque otra vez, el primer nivel de prevención es a nivel local. Es el hospital de Artigas el que sabe si la situación cambió, si está igual y cómo se tiene que organizar. Y también es una forma de integrar los servicios de salud a los sistemas de vigilancia epidemiológica, que suelen estar desvinculados.

- ¿Estos aspectos incidieron en la respuesta a la pandemia?

-Claro, durante la pandemia sabíamos que estaba pasando algo pero no sabíamos bien, cuándo, cómo. Nos dimos cuenta que la vigilancia que hacíamos no era algo refinado como para entender lo que estaba pasando.

- ¿Se va a extender el mismo sistema a otras partes del mundo?

-Sí, de hecho gran parte de la experiencia de Uruguay va a ser utilizada en una guía global de la Organización Mundial de la Salud. Se está promoviendo un cambio en la base de los sistemas de salud que puede servir incluso para otras enfermedades.

- ¿Qué otros aspectos se capitalizaron de la experiencia de 2009?

-La pandemia nos ayudó a entender la complejidad de lo que estamos hablando. La respuesta no depende únicamente del sector salud. Este sector tiene una gran responsabilidad, pero la respuesta es de la sociedad en su conjunto.

- ¿En qué sentido?

-Es un tema que involucra a toda la población, a la defensa civil, a los medios...tiene que se ser una respuesta integral. Hay que desarrollar una capacidad de detección precoz, para organizarse rápido. Hoy cada país tiene su plan de preparación para dar respuesta a una pandemia de influenza. Ese es el concepto.

El pasado fin de semana el especialista brasileño visitó Uruguay con motivos del XV Congreso Panamericano de Infectología, desarrollado en Punta del Este, donde mantuvo reuniones con autoridades y especialistas de la salud nacional.

PERFIL

Nombre: Otavio Oliva

Estudios: Universidad Federal de Pará (Brasil) y Universidad de Yale (EE.UU.)

Especialidad: Infectología.

Experto en enfermedades virales: Máximo experto de la Organización Panamericana de la Salud en el campo de las enfermedades virales, el infectólogo Otavio Oliva se formó en el Instituto Suizo-Brasileño y cursó sus estudios secundarios en el Colegio Moderno. Posteriormente, realizó sus estudios terciarios en el Norte de su país y asistió a la Universidad Federal de Pará, antes de ingresar a la Escuela Médica de la Universidad de Yale, en Estados Unidos. Actualmente forma parte del Centro de Apoyo para la detección, diagnóstico e investigación de enfermedades emergentes y zoonóticas de la Organización Mundial de la Salud.

Fuente: Diario "El País", Edición Viernes 15 de abril de 2011, Montevideo, Uruguay.
 

 

Última actualización el Martes 31 de Mayo de 2011 14:16

FacebookFlickr

Avda. Brasil 2697, Aptos. 5, 6 y 8, 2do. Piso - cp: 11300, Montevideo Uruguay.
Casilla de Correo 1821 Montevideo Uruguay
Tel: (+598) 2707-3590; Fax: (+598) 2707-3530
Info: pwr@uru.ops-oms.org -  Web: webinfouru@uru.ops-oms.org