Skip to content

Lucha contra las ENT requiere el compromiso de todos los sectores

La lucha contra las enfermedades cardíacas, los infartos, el cáncer, las enfermedades respiratorias y la diabetes, además de sus causas, requiere del compromiso y la acción de todos los actores de la sociedad en una respuesta conjunta a un problema que genera más de 36 millones de muertes cada año en el mundo. 

Es posible lograrlo, con reglas claras de participación que incluyan los aspectos de conflictos de intereses

Washington DC, 20 de octubre de 2012 (OPS/OMS).- La Organización Panamericana de la Salud (OPS) difiere firmemente con la imputación de un reciente informe de la agencia de noticias Reuters que señala que la industria alimenticia hace recomendaciones en la formulación de nuestras políticas. Lamentamos que nuestra aceptación sincera de la entrevista terminó en una desinformación.

En línea con los mandatos de los Estados Miembros de la OPS y con la Declaración de la Reunión de Alto Nivel de las Naciones Unidas sobre las enfermedades no transmisibles de septiembre de 2011, la Organización Panamericana de la Salud adhiere a un enfoque comprehensivo para combatir estas enfermedades, el cual incluye a los gobiernos, la sociedad civil, la academia, los organismos internacionales y también el sector privado. Las intervenciones efectivas van más allá del ámbito del sector de la salud e incluye acciones que involucran infraestructura, educación, promoción de buenas prácticas, participación social y compromiso de los sectores involucrados, con un objetivo común trazado por los Estados Miembros de la OPS.

En 2011, la OPS convocó a gobiernos, academia, sociedad civil y sector privado a formar parte del Foro Panamericano de Acción sobre las Enfermedades no Transmisibles (PAFNCD, por sus siglas en inglés). El objetivo es trabajar juntos en concientizar y ayudar a promover iniciativas nuevas e innovadoras, y extender las prácticas más exitosas sobre la prevención y el control de las enfermedades crónicas y la promoción de la salud a todos los niveles.

Para manejar cualquier conflicto de interés y asegurar la transparencia e independencia en la toma de decisiones, la OPS adhiere a estrictas directrices sobre las relaciones con el sector privado, aprobadas por sus Estados Miembros. Por otra parte, para mitigar la aparición de posibles conflictos de interés en el Foro, la Organización estableció reglas de compromiso para la participación y mantiene un control absoluto sobre las actividades y la dirección del PAFNCD. Además de los gobiernos, más de 40 organizaciones de la sociedad civil integran y avalan esta iniciativa. Las empresas privadas no participan en ningún tipo de instancia en la que se definan políticas técnicas sobre la salud ni en la que se tomen decisiones de la OPS.

Un Fondo Fiduciario administrado por la OPS fue establecido de conformidad con las normas y reglamentos de la Organización. El mismo cuenta con una administración, ejecución y reportes anuales públicos. Estos aportes se usarán para construir capacidades, alianzas estratégicas basadas en las estrategias mundiales y regionales, reducción de la sal, cáncer de mama y cervicouterino, control del tabaco, diabetes, actividad física y ampliación del acceso al tratamiento cardiovascular. Actualmente, sólo el 1% de los 30 millones de dólares que la OPS invierte para hacer frente a la epidemia de enfermedades no transmisibles proviene del sector privado.

Los objetivos de salud, como adoptar la recomendación de reducir la ingesta de sal a 5 gramos por día, son competencia de los gobiernos con el asesoramiento de la OPS. Pero el éxito de las estrategias de reducción de la sal en los panificados, por ejemplo, no se alcanza sólo con legislaciones. Requiere también la concientización y el compromiso de todos los sectores, incluyendo al  sector privado para la reformulación de productos. Este es el tipo de acción que el Foro busca impulsar con el compromiso de sus miembros.

La Organización Panamericana de la Salud fue establecida en 1902 y se convirtió en la Oficina Regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1948. Tiene su propia Constitución y Cuerpos de Gobierno, pero sus políticas y procedimientos están alineados y no contradicen los de la OMS.

Las enfermedades no transmisibles son la mayor causa de muerte prematura y de discapacidad en la mayoría de los países de las Américas. Estas enfermedades tienen factores de riesgo comunes que incluyen el tabaquismo, la inactividad física, el uso nocivo del alcohol y la dieta no saludable. Este tipo de enfermedades se pueden prevenir y controlar a través de cambios en el estilo de vida, políticas públicas e intervenciones de salud, y requieren un abordaje intersectorial e integrado.
 

 

 

FacebookFlickr

Avda. Brasil 2697, Aptos. 5, 6 y 8, 2do. Piso - cp: 11300, Montevideo Uruguay.
Casilla de Correo 1821 Montevideo Uruguay
Tel: (+598) 2707-3590; Fax: (+598) 2707-3530
Info: pwr@uru.ops-oms.org -  Web: webinfouru@uru.ops-oms.org