Skip to content

Reglamentación de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo

El Ministerio de Salud Pública presentó ayer, la reglamentación de la Ley N° 18.987 de Interrupción Voluntaria del Embarazo. Confidencialidad, consentimiento informado, respeto a la autonomía y la seguridad de la usuaria, son aspectos medulares del decreto que entrará en vigencia diez días después de su firma. OPS y UNFPA brindaron cooperación técnica en la formulación de la reglamentación. 

21.11.2012- La presentación fue realizada en rueda de prensa llevada adelante en Torre Ejecutiva, con la participación del Secretario de Presidencia de la República, Dr. Homero Guerrero; el Ministro de Salud Pública, Dr. Jorge Venegas; el Subsecretario, Prof. Dr. Leonel Briozzo e integrantes del grupo inter direccional que ha trabajado la temática, incluido el equipo de Salud Sexual y Reproductiva.

En la oportunidad, Guerrero realizó una introducción al tema, recordando que los legisladores dieron 30 días al Ejecutivo, después de promulgada la Ley (22 de octubre), para presentar esta reglamentación. Pasados 10 días de firmado, el decreto entra en vigencia.

Por su parte, Venegas señaló que “el Ministerio de Salud Pública, ha remitido a la Presidencia de la República en el plazo que el Poder Legislativo estableció, la reglamentación de la Ley 18.987”.

“Estamos convencidos que lo que presentaremos hoy es un avance sustancial, pero estamos seguros que la práctica nos dará elementos, y esa experiencia que acumulará el sistema, sin duda será vital para futuras modificaciones. En este tema, Uruguay está siendo pionero, y como tal no hay muchos ejemplos de donde tomar experiencias”.

El jerarca agradeció “el esfuerzo realizado por el equipo técnico multidisciplinario, que en un trabajo denodado elaboro con alto grado de profesionalidad un producto de más de cuarenta artículos, que respetan integralmente a la salud y el cuidado de la vida de nuestras usuarias del Sistema Nacional Integrado de Salud por parte del personal de salud, por encima de escalas de valores, creencias y visiones filosóficas, entre otros aspectos, dedicando lo máximo en calidad técnica y sobre todo humana”.

“El invalorable aporte del Subsecretario, grado cinco, con una vasta y rica experiencia, a diario, en nuestro emblemático Pereira Rossell, como coordinador de los equipos; y la excelente disposición de la Secretaría de Presidencia asesorando desde lo jurídico, fueron la colaboración pertinente para la entrega en plazo de esta reglamentación”.

Manual y guías de procedimiento para los equipos de salud

Campaña de información a la población usuaria

El Ministro manifestó que “esta Ley, 18.987, tiene un importante antecedente en la Ley de Salud Sexual y Reproductiva”; es decir, que “esta reglamentación es una parte integrante de un todo, que se inicia con la Nº 18.426 que comienza a poner sobre el papel una fórmula integral que prioriza la promoción y prevención en el cuidado en todas sus formas”.

“En esta legislatura, se sancionó la Ley 18.987. Se encomendó elaborar la reglamentación en un plazo breve, 30 días. En MSP generamos, como ya expresamos, varios equipos que trabajaron simultáneamente coordinados por el Subsecretario: así se elaboró un proyecto de Reglamento que hoy es Decreto”.

Venegas agregó que “estamos preparando un manual y guías de procedimiento para los equipos de salud”, así como también “una campaña de información para la población usuaria del sistema de salud”; para lo cual “pediremos la máxima colaboración de los medios de comunicación para dar difusión a esta normativa”.
Por otra parte, el titular de la Cartea de Salud destacó que “es fundamental trabajar en educación”.

“Cuando el presidente Mujica asumió, dijo que había que trabajar en la Educación, Educación y Educación, y ésta, en materia de salud sexual y reproductiva, es la clave para tener un Uruguay más saludable y minimizar los riesgos y situaciones no deseadas”.

“La educación es la herramienta más eficaz para evitar las enfermedades contagiosas de trasmisión sexual (sida, sífilis), el cáncer de cuello de útero, los embarazos no deseados y sobre todo los embarazos adolescentes”.

Por último, Venegas afirmó que, “a modo de brevísima síntesis, quiero expresar la satisfacción por una reglamentación que contiene premisas rectoras como Confidencialidad; Consentimiento Informado (luego de recibir la usaría los pro y los contras); y por último, y no por eso menos importante, el Respeto a la autonomía de la voluntad de la mujer.

Confidencialidad, consentimiento informado, respeto a la autonomía y la seguridad de la usuaria

El Subsecretario de Salud Pública, Prof. Dr. Leonel Briozzo, sostuvo que esta reglamentación es equilibrada y ecuánime, y busca garantizar la procreación responsable y la seguridad de la paciente y disminuir riesgos. Asimismo, procura reducir el número de abortos.

En este sentido, dijo estar convencido de que la educación en salud sexual y reproductiva, el acceso universal a métodos anticonceptivos y la nueva Ley de IVE “redundarán en una disminución de la cantidad de abortos, porque reducirá la necesidad de abortar”.

Explicó los principales puntos establecidos en la reglamentación, que tiene un aspecto medular en la confidencialidad de la consulta, el consentimiento informado, respeto a la autonomía y la seguridad de la usuaria.

Al respecto, destacó entonces como propósitos de la reglamentación: “Asegurar que las mujeres que están viviendo por este tránsito vital en su peripecia de vida, sean atendidas de manera confidencial, de forma impecable desde el punto de vista técnico y humano. Asegurar y promover un consentimiento informado muy preciso y muy específico que tiene como objetivo que sea la mujer la que asuma conscientemente la decisión libre, informada y responsable, si es eso lo que ella requiere. En tercer lugar, el respeto a la autonomía de la paciente; en cuarto lugar, la seguridad para la usuaria, para las pacientes que requieren este apoyo desde el punto de vista sanitario y también para los equipos de salud que se van a ver enfrentados muchas veces a situaciones complejas”.

Guía clínica para la interrupción del embarazo, acorde a la realidad del país

Briozzo manifestó que se cuenta con un Manual de Procedimientos de manejo de las instituciones y personal de salud y una Guía Técnica para la interrupción voluntaria del embarazo. Asimismo, se contará con un sistema de registros y se lanzará una campaña comunicacional con el objetivo de informar clara y objetivamente y ayudar a la toma de decisión. Aseguró que “todo el SNIS garantizará la salud de las mujeres en cualquier peripecia que pueda pasar”.

Con respecto la guía técnica para la interrupción del embarazo, expresó que la misma es “muy importante y está basada en las mejores evidencias científicas disponibles, adaptadas a las peculiares circunstancias de nuestro país… (…) “No es una copia de ninguna guía, ya que no se pueden copiar las guías clínicas; sino que hay que hacerlas a imagen y semejanza de la situación que tenemos desde el punto de vista sanitario, y siempre están abiertas a que –en la medida que las evidencias vayan demostrando cambios- ir adaptándolas a los mismos”.

Objeción de conciencia

El Subsecretario destacó que se asegura en la reglamentación la objeción de conciencia para los ginecólogos que se nieguen a realizar la interrupción del embarazo, si bien la intención es que el profesional tome conciencia de anteponer los intereses de la paciente por sobre sus creencias personales.

Al respecto, los asesores legales del Ministerio, Gabriel Adriasola y Sergio Araujo, dieron algunos detalles en referencia concepto de “objeción de conciencia”, es decir, la posibilidad de que el profesional plantee que, por razones filosóficas o de creencia, no puede realizar el procedimiento. La negativa comprende solo la interrupción, no así el asesoramiento ni la atención previa y posterior. Solo pueden objetar médicos y técnicos que participen directamente, para lo cual es necesario expresar su decisión ante la dirección de la institución y se debe derivar el paciente a otro profesional para garantizar la continuidad del proceso asistencial. Asimismo, es obligación del MSP buscar el “compromiso de conciencia”, es decir, anteponer las necesidades de los pacientes por sobre los propios.

También se habla de “objeción de ideario”, cuando una institución expresa su negativa a realizar el procedimiento. Para ello deben acreditar sus objeciones ante la Junta Nacional de Salud (JUNASA). Esto no contempla los casos vinculados a motivos terapéuticos. Las instituciones tienen 15 días hábiles para presentar las objeciones luego de la reglamentación de la Ley. De aceptarse las objeciones, la institución debe garantizar la atención mediante convenio con otra prestadora.

En cuanto al vencimiento de plazo para la práctica de la interrupción, explicaron que el mismo caduca a las 12 semanas para los casos generales, 14 semanas por violación y no hay plazos en caso de motivos terapéuticos ni malformaciones incompatibles con la vida extrauterina.

JUNASA: Relevamientos para verificar el cumplimiento

La Junta Nacional de Salud (JUNASA), realizará relevamientos para verificar el cumplimiento de la reglamentación, dado que todas las instituciones del Sistema Nacional Integrado de Salud están incluidas en la Ley N° 18.987.

Así lo manifestó el Presidente del organismo, Dr. Luis Enrique Gallo, quien además brindó detalles sobre las obligaciones de las instituciones, el control y fiscalización de las mismas, y la posibilidad de cambiar de prestador. En este sentido, aclaró que solo se dispone para la población objetivo, es decir, mujeres embarazadas que son usuarias del FONASA (ASSE e instituciones privadas) y usuarias del SNIS, embarazadas afiliadas en forma particular y que se atienden en Hospital Policial y Militar, y en determinados casos.

Explicó además el mecanismo que la usuaria debe seguir para cambiar de institución. Si pertenece al FONASA, deberá concurrir en Montevideo a la JUNASA, ubicada en la Oficina 109, primer piso del MSP, a los efectos de realizar el trámite necesario. En el interior, deberá concurrir a tales efectos a los respectivos centros departamentales de salud. El procedimiento es igual para usuarias de instituciones que no integran el FONASA.

Contenidos del Manual y Guía

La responsable del Área de Salud Sexual y Reproductiva del MSP, Dra. Leticia Rieppi, expuso sobre los contenidos del Manual de Procedimientos: población objetivo, situaciones particulares, asesoramiento, prácticas de menor riesgo, alternativas, consultas con especialistas.

Destacó que la paciente debe salir de la primera consulta con el ginecólogo con día, hora y lugar para reunirse con el equipo multidisciplinario, luego de lo que se le otorgará los cinco días de reflexión. En total son cuatro consultas con ginecólogo, dado que se prevén consultas posteriores para informar a la mujer de métodos anticonceptivos.

Sobre la Guía Técnica, informó que se recomienda como método de interrupción el farmacológico (misoprostol–mifepristona), por considerarse el procedimiento de menor riesgo sanitario. Se realizaría en forma ambulatoria, para ello se indica a la paciente las señales de alarma y sólo en caso de necesidad se resuelve la internación. Si se sugiere una interrupción por el método aspirativo, la paciente de todas formas recibe el sistema de los fármacos por considerarse más seguro, aseguró Rieppi.

• Se adjunta Reglamento.
• Se adjunta Presentación de la Dra. Leticia Rieppi.


Documentos asociados:
 
icon Ver REGLAMENTACIÓN_LEY_18.987 (969.58 kB)
 
icon Ver PRESENTACIÓN_LETICIA_RIEPPI (401.26 kB)

 

FacebookFlickr

Avda. Brasil 2697, Aptos. 5, 6 y 8, 2do. Piso - cp: 11300, Montevideo Uruguay.
Casilla de Correo 1821 Montevideo Uruguay
Tel: (+598) 2707-3590; Fax: (+598) 2707-3530
Info: pwr@uru.ops-oms.org -  Web: webinfouru@uru.ops-oms.org