Skip to content

Aplicación de Normativa y conciencia ciudadana son claves para reducir siniestralidad vial

UNASEV llevó a cabo una Conferencia de Prensa preparatoria del IX Encuentro Iberoamericano de Responsables de Tránsito y Seguridad Vial a desarrollarse –entre los días 3 y 5 de mayo- en nuestro país. En la oportunidad se destacó que las tendencias de los 2 últimos años –desde que se instaló la UNASEV- muestran una detención en el constante incremento de los lesionados por siniestros viales, en relación a años anteriores.

En la ocasión, el Presidente de UNSASEV, Gerardo Barrios, difundió cifras por demás elocuentes acerca de la realidad vial del país. En este sentido, presentó el balance de los dos años de gestión de la Unidad desde su creación. En primer término explicó que el tema del tránsito integra las estrategias de seguridad pública y ciudadana. En esa línea, comparó un arrebato en la vía pública con un accidente de tránsito y añadió que ambos poseen similares costos familiares, sociales y económicos.

Previo a la divulgación de datos, Barrios indicó que para extraer conclusiones y tomar medidas eficaces, se deben establecer períodos de tiempo no menores a cuatro años.

Durante los años 2008 y 2009 el incremento de lesionados resultó significativamente inferior al registrado en los años anteriores. Si bien es la mitad de un período –para UNASEV- muestra una variación que puede significar un resultado positivo de las acciones desarrolladas en materia de seguridad vial, con la aplicación de las Leyes 18.113 y 18.191.

Esta variación en el período 2008-2009 representó un descenso del 8%, que se puede traducir que en ese lapso de tiempo, hubo unos 1.840 lesionados menos.

Explicitó que el descenso se produce, aunque se haya experimentado un incremento del parque automotor y de la movilidad.

Esto –según Barrios- abona la teoría de que las políticas de Estado redundan en beneficio de la ciudadanía.

En proyección y en cuanto a cifras en dinero, el descenso de la cantidad de lesionados registrado en el año 2009 representa un ahorro en el costo país ubicado en U$S 73.600.000.

Por otra parte, la distribución de siniestros en el territorio nacional muestra que se ha alcanzado una meseta a nivel de zonas urbanas en tanto que se registra un incremento de lesionados en rutas nacionales. Esto determina la necesidad de incorporar y reforzar acciones específicas en materia de controles de factores desencadenantes.

En cuanto a fallecimientos, el comportamiento es el mismo, se produce un descenso en la cantidad de muertos en zonas urbanas, mientras que se incrementan los fallecidos en rutas nacionales.

La tasa de mortalidad nacional para el año 2009 fue de 15,9 por 100.000 habitantes.

La distribución departamental muestra un abanico que va desde aquellos departamentos que registran tasas muy inferiores a la nacional, hasta aquellos que trepan a más del doble.

Barrios señaló que son varios los factores que pueden explicar esas diferencias. Asimismo, la experiencia nacional e internacional es concluyente en cuanto a que la utilización de implementos de seguridad y el cumplimiento de las normas, son los factores que mayor impacto tienen en el descenso de la mortalidad.

A modo de ejemplo, en 2009 Montevideo tuvo 126 muertos en una población de 1:325.968 habitantes, en tanto que Flores con 25.104 habitantes, tuvo 13 muertos.

A los efectos de la utilización del casco en motociclistas, en atención a la normativa impuesta en la Ley 18.191, las Unidades Departamentales y Locales de Seguridad Vial realizaron una encuesta de observación. Se llevó a cabo en 30 ciudades de los 19 departamentos, sobre 100 motociclistas, en las principales ciudades departamentales, en horas diurnas y días laborales. Si bien no contó con rigor científico, igualmente posee valor a los efectos de evaluar una conducta vial. Los resultados muestran que hay ciudades con una utilización del dispositivo cercana al 90%, mientras que en otras ningún motociclista utiliza casco. En algunos departamentos, coincide la mayor tasa de fallecidos, con la baja utilización de este dispositivo de seguridad.

Ante estos datos, Barrios dijo que UNASEV es una repartición que establece normativa y reglamento, pero añadió que cada departamento es una Unidad Ejecutora. En esa dirección, llamó a instar a gobernantes y candidatos a que den al tema la relevancia que tiene y que en todo el país, se torne obligatorio el uso de cinturones, luces cortas encendidas y casco, entre otras medidas.

A modo de conclusiones, se afirma que las tendencias muestran que en los dos últimos años se detuvo el incremento constante de los lesionados de años anteriores; que las medidas desarrolladas –en el marco de la aplicación de las Leyes- muestran su utilidad para el logro de las metas de descender la cantidad de víctimas de siniestros de tránsito y la necesidad de profundizar las medidas de control y fiscalización en todo el territorio a fin de uniformizar los resultados.

Por su parte, la representante de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, Alma Belenguer, explicó que su país ha apoyado todos los encuentros internacionales con dos propósitos fundamentales. Por un lado, propender al avance internacional hacia la constitución de los mecanismos que conllevan a la reducción de la siniestralidad vial. Por otro, el convencimiento de que fortalecer la interacción entre las redes públicas, es uno de los retos que debe enfrentar el concierto internacional. Añadió que se trata de identificar aquellas claves que a nivel internacional favorecerán el encuentro de soluciones a partir de diferentes experiencias.

Última actualización el Miércoles 02 de Junio de 2010 10:09

FacebookFlickr

Avda. Brasil 2697, Aptos. 5, 6 y 8, 2do. Piso - cp: 11300, Montevideo Uruguay.
Casilla de Correo 1821 Montevideo Uruguay
Tel: (+598) 2707-3590; Fax: (+598) 2707-3530
Info: pwr@uru.ops-oms.org -  Web: webinfouru@uru.ops-oms.org