Uruguay recibirá del Fondo Mundial casi 10 millones de dólares para la lucha contra el SIDA

 Fue aprobado por parte del Fondo Mundial de Lucha Contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria, en su décima convocatoria. Esto implica que durante el quinquenio, nuestro país recibirá 9.572.417 dólares para abordar la problemática, que tendrá como receptores principales al MSP y la ANII. Como subreceptores, se encuentran las organizaciones Mujer y Salud de Uruguay (MySU); Gurises Unidos; Instituto de Investigación y Desarrollo Social (IDES) e Iniciativa Latinoamericana.

27 de diciembre de 2010.- La información fue brindada en Conferencia de Prensa realizada esta tarde en el MSP, de la cual participaron el Ministro de Salud Pública, Ec. Daniel Olesker; el Subsecretario de Salud Pública y Presidente de la Comisión Nacional de Sida (CONASIDA – Mecanismo Coordinador País), Dr. Jorge Venegas, y representantes de OPS/OMS, de CONASIDA y su Secretaría Ejecutiva, organismos internacionales y nacionales e instituciones vinculadas a la temática.

El proyecto está orientado al diagnóstico, prevención y atención integral de las poblaciones más vulnerables en esta epidemia concentrada de Uruguay: poblaciones gay, hombres que tienen sexo con hombres y personas trans, tanto trabajadores como no trabajadores sexuales, incluyendo las personas privadas de libertad de estas poblaciones.

Este proyecto está inmerso en el Sistema Nacional Integrado de Salud (SNIS), fortaleciendo el Primer Nivel de Atención, las zonas geográficas de mayor vulnerabilidad y trabajando fuertemente en la prevención entre pares.

La Comisión Nacional de Sida funciona como Mecanismo Coordinador País y es integrado por sectores gubernamentales, Universidad y sociedad civil, que llevarán adelante este proyecto a nivel nacional.

La propuesta país que ha sido aprobada en el 2010, no es más que una continuidad de propuestas trabajadas por el sector gubernamental y sociedad civil desde el pasado quinquenio, focalizándose actualmente en las poblaciones más vulnerables.

Síntesis de la propuesta

Esta propuesta representa el compromiso de Uruguay para dar un paso crítico en la respuesta a la epidemia de VIH, centrándose en las poblaciones más afectadas y vulnerables y, sin embargo, menos atendidas: hombres gay y otros hombres que tienen sexo con hombres, incluyendo trabajadores sexuales (HSH), con prevalencia de VIH de 9%; y personas transgénero (trans, con prevalencia de 37%entre las dedicadas al trabajo sexual).

En países con epidemia concentrada, como es el caso de Uruguay, es necesaria una respuesta efectiva a los retos epidemiológicos y sociales de VIH/ITS, focalizando en estos grupos más expuestos a la infección, en particular profundizando en políticas multisectoriales.

En esta propuesta se está utilizando el Marco de Acción de ONUSIDA para Acceso Universal de Poblaciones HSH y Trans a la Prevención y Atención de VIH1, basado en tres líneas estratégicas:
a) La protección y promoción de los Derechos Humanos,
b) Las intervenciones basadas en evidencias y
c) El desarrollo de capacidades y alianzas, incluyendo a los mismos grupos vulnerables.

Asimismo, para el caso de las intervenciones referidas al sector salud, se propone utilizar el paquete de algoritmos de atención propuesto por OPS para esta población (OPS, 2010). En este sentido, como demuestra el estudio MEGAS 2007, un porcentaje muy elevado del presupuesto nacional en VIH se destina al financiamiento del tratamiento, y sólo el 0.6% se asigna a poblaciones más expuestas.

A pesar de los progresos alcanzados en el país, todavía se identifican importantes necesidades, deficiencias y brechas en la respuesta nacional hacia estos grupos que abarcan los servicios de salud, la situación de las organizaciones comunitarias vinculadas a estas poblaciones, la articulación multisectorial, y los sistemas de información estratégica para la comprensión y la vigilancia de la epidemia en Uruguay. Así, por ejemplo se observa que en el año 2009 el 56% de las trabajadoras sexuales trans y el 90% de los trabajadores sexuales masculinos no recibe ninguna atención de salud (FCS-ATRU-PPITS/SIDA, 2009).

La presente propuesta utiliza las recomendaciones del Plan Regional VIH/ITS/Sida para el sector salud 2006-2015 de OPS/OMS, orientado a estas poblaciones.
En este sentido se proponen las siguientes metas:

META 1
Promover el acceso universal a la prevención, diagnóstico y atención de VIH e ITS y coinfección VIH-TB de la población de hombres gay, de otros HSH y Trans (incluyendo trabajadores sexuales y personas privadas de libertad), con base en evidencias y en un marco de derecho a la salud.

META 2
Fortalecer las organizaciones y colectivos de HSH y Trans del país para contribuir a su integración social y consolidar un entorno favorable para el control de la epidemia.


META 3
Promover un entorno social favorable hacia la plena inclusión social y el ejercicio pleno de la ciudadanía de las poblaciones de HSH y Trans que disminuya su vulnerabilidad a las ITS y VIH.

META 4
Consolidar un sistema de información nacional oportuno, relevante y transparente, que contribuya con evidencia actualizada a la respuesta nacional

Última actualización el Jueves 18 de Agosto de 2011 11:52