OPS/OMS anuncia pasos a seguir para abordar las ENTs después de cumbre de la ONU

Los países de las Américas han sido pioneros en aplicar medidas efectivas para luchar contra la creciente epidemia de enfermedades no transmisibles (ENT), con ejemplos que otros países en el mundo también pueden adoptar, señala un nuevo reporte publicado por la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) durante la Cumbre histórica de Naciones Unidas sobre enfermedades no transmisibles.

Reporte de la organización cita modelos que pueden ser replicados en países de altos y bajos ingresos

22 de setiembre de 2011 (OPS/OMS) — Al presentar el informe este 20 de setiembre en Nueva York, la Directora de la OPS/OMS, doctora Mirta Roses anunció que la Organización convocará a un Foro para reunir a gobiernos, sector privado y sociedad civil con el objetivo de trabajar en prevención de estas enfermedades y en poner en práctica políticas exitosas en la región. La OPS/OMS prestará su asistencia técnica a este foro. La doctora Roses sostuvo que se pueden prevenir al menos tres millones de muertes en diez años a través de la colaboración entre sectores.

“El tsunami de las enfermedades no transmisibles es un producto de nosotros mismos. Será la acción humana la que nos saque de este problema”, aseguró la doctora Roses. “La meta es una: todos unidos para hacer lo que hay que hacer y que sabemos que se puede hacer ahora mismo”, concluyó.

Las “historias de éxito” del reporte de la OPS son los ejemplos de programas y políticas manejadas esta semana en la Reunión de Alto Nivel de Naciones Unidas sobre Enfermedades No Transmisibles en Nueva York, en la que los países acordaron una Declaración política de la Reunión de Alto Nivel de Naciones Unidas sobre Enfermedades No Transmisibles y en la que se urgió a implementar para prevenir y controlar enfermedades como el cáncer, las enfermedades cardíacas, las enfermedades respiratorias crónicas y la diabetes. En las Américas, tres de cada cuatro muertes se deben a una enfermedad no transmisible, y se espera que el número de muertes y enfermos por ENT ascienda un 40% más para 2030 si continúan las tendencias actuales.

Evento.

Durante el evento, el Primer Ministro de San Kitts y Nevis, Denzil Douglas, destacó el hecho de que las enfermedades no transmisibles llegaran hasta la Asamblea General de Naciones Unidas, el esfuerzo de los países del Caribe en lograrlo y agradeció la ayuda de la OPS y Canadá en impulsar esa iniciativa. Afirmó que todavía existe “una necesidad crítica de asociarse y de afrontar este problema desde toda la sociedad” y llamó a continuar construyendo espacios de colaboración que integren a todos los sectores.

En el panel, moderado por la periodista Claudia Palacios, el Secretario de Salud de México, Salomon Chertorivski Woldenberg, afirmó que para afrontar el impacto de estas enfermedades se requiere que actúen los gobiernos “pero se necesita un enfoque multisectorial, de muchos otros órdenes del gobierno y de la sociedad civil”.

El subsecretario de Salud de Estados Unidos, doctor Howard Koh, dijo que nunca pensó que se celebraría una reunión en Naciones Unidas por este tema, como años atrás se hizo con VIH, y sostuvo que se seguirán los mismos patrones en cuanto a acción y atención a estas enfermedades. La viceministra de Salud de Colombia, doctora Beatriz Londoño, se refirió a la experiencia de las ciclovías en su país y a como eso “permitió entender que la mejor forma de promover la actividad física es dotando de mejores espacios” para hacerlo.

El Director de la Coalición Caribeña Saludable, Trevor Hassell, subrayó que en la prevención de estas enfermedades en el Caribe se trabajó con sectores que eran competitivos, pero que por esta causa aunaron esfuerzos. El presidente del Foro Económico Mundial, Jean-Pierre Rosso, indicó que el sector privado “debe ser parte de estos esfuerzos y puede serlo; hay muchas compañías que están comprometidas en hacerlo”.

También el subsecretario de Salud de Chile, Jorge Díaz, se refirió a la incorporación de las ENT en la cobertura de salud en su país; Beatriz Champagne, directora de la Fundación Americana del Corazón, destacó que además de cambiar los hábitos de vida es necesario cambiar el ambiente; y Michael McCallister, Director de Humana, habló de los beneficios que estos cambios podría traer para los negocios y para los trabajadores. Al evento también asistieron el Ministro de Salud de Perú, Alberto Tejada, y la Primera Dama de Chile, Cecilia Morel.

Informe.

Para enfrentar el desafío de las enfermedades no transmisibles, los países a lo largo de las Américas han implementado iniciativas para mejorar la atención de las enfermedades no transmisibles, para llamar la atención sobre la necesidad de prevenirlas, y para alentar a los individuos a tomar opciones más saludables en su estilo de vida, lo que ha incluido también el cambio en los ambientes en los que las personas toman esas decisiones, particularmente con respecto al consumo de tabaco y alcohol, a la actividad física y a la dieta.

En este informe, “Enfermedades no transmisibles en las Américas: Construyamos un futuro más saludable”  figuran las siguientes iniciativas:

•El Fondo Nacional de Salud de Jamaica, que usa impuestos al tabaco y a las nóminas para financiar la educación en salud, mejoras en la infraestructura sanitaria y para asegurar a quienes padecen enfermedades no transmisibles el acceso asequible a los medicamentos que necesitan.
•En Perú, un proyecto para detectar cáncer cervical —el proyecto TATI— que ha demostrado que la técnica de “inspección visual con ácido acético” (IVAA) era tanto o más efectiva que la citología cuando era utilizada en zonas rurales. Desde entonces, IVAA ha sido introducida en más de 40 países de bajos recursos en el mundo, incluyendo nueve países en América Latina y el Caribe.
•Programa Nacional de Almuerzos Escolares en Brasil, que provee comidas saludables en escuelas como un derecho básico de cada estudiante, al tiempo que respalda a la agricultura local. Desde 2009, el programa ha invertido US$ 1700 millones para brindar 47 millones de almuerzos diarios a estudiantes y dirigiendo cientos de millones de dólares a familias granjeras.
•Prohibiciones de fumar en lugares públicos en Argentina, Barbados, Canadá, Colombia, Ecuador, Guatemala, Honduras, Panamá, Perú, Trinidad y Tobago, Uruguay y Venezuela. En total, 29 países en las Américas se han comprometido a implementar progresivamente prohibiciones similares y a aplicar otras medidas de control de tabaco recomendadas en el Convenio Marco de Control de Tabaco (CMCT) de la OMS.
•Esfuerzos para reducir el consumo de sal a nivel de la población en Argentina, Brasil, Chile y Estados Unidos. Estas iniciativas van desde compromisos voluntarios por parte de la industria a reformular sus productos (en particular el pan), hasta mejorar el etiquetado de alimentos con una clara identificación de los contenidos de sodio, y crear una mayor demanda en el público para productos con bajo contenido de sodio.
•El Día del Bienestar Caribeño, que se celebra en septiembre y busca promover la actividad física en las comunidades, lugares de trabajo y escuelas, así como también la elección de comida saludable y la promoción de ambientes libres de humo. Los países del CARICOM impulsan la realización de una “Semana Mundial del Bienestar”.
•Actúa Ahora Columbia Británica, una iniciativa de promoción de la salud en la provincia canadiense Columbia Británica, que incluye mensajes sobre temas de salud pública e intervenciones preventivas en la atención de salud, al igual que legislación para control de tabaco, restricciones sobre las grasas trans en los alimentos, y directrices más estrictas para la inclusión de alimentos saludables en máquinas expendedoras en los edificios públicos y las escuelas.
•En México, los programas de hipertensión que buscan llamar la atención pública sobre el tema y mejorar la detección y el tratamiento de pacientes de riesgo. Un estudio del Banco Mundial mostró que cada dólar que el programa invirtió en una detección focalizada y en tratamiento, permitió ahorrar entre US$ 84 y US$ 323 en 20 años.
•La Red CARMEN (Conjunto de Acciones para la Reducción Multifactorial de las Enfermedades No transmisibles), que comparte prácticas basadas en la evidencia y políticas de prevención y control de ENT efectivas, entre profesionales de la salud de todas las Américas. Esta red tiene 32 países miembros y muchas organizaciones de la sociedad civil que van desde centros colaboradores de la OMS hasta la Federación Americana del Corazón y las Ciclovías de las Américas.
•El CAMDI (Iniciativa Centroamericana de Diabetes), que desarrolló un modelo de atención integrada de las enfermedades no transmisibles mediante la vinculación de habilidades clínicas mejoradas de los proveedores de salud con la educación basada en la comunidad y el apoyo para quienes viven con estas enfermedades. El programa ha ayudado a prevenir muertes prematuras entre personas con ENT en Guatemala, El Salvador, Nicaragua y Honduras.
•El Plan de Acceso Universal con Garantías Explícitas (Plan AUGE) de Chile, que garantiza el acceso a la atención dentro de plazos establecidos para 69 condiciones de salud pre-definidas, 75% de la cuales son enfermedades no transmisibles. El plan mejoró las tasas de mortalidad por todas las condiciones que están cubiertas, redujo las hospitalizaciones y aumentó la cobertura de salud.
•Ciclovías, que surgieron en Bogotá y Ottawa en los 1960s y 1970s y que se han expandido por todas las Américas: en varias ciudades se cierra el tráfico los domingos o días festivos, para crear espacios abiertos para ciclistas, peatones y corredores.
•Políticas de salud pública pioneras de Nueva York, que van desde la prohibición de fumar en los lugares de trabajo —inclusive bares y restaurantes— y más recientemente en parques y playas, hasta eliminar las grasas trans de las comidas de restaurantes, campañas contra las bebidas azucaradas, que las cadenas de comida muestren las calorías de sus comidas, y la asociación con los granjas locales para aumentar la disponibilidad y el consumo de comida fresca.
•El concurso Ciudades Activas/Ciudades Saludables, auspiciado por la OPS/OMS, que reconoce a proyectos innovadores que están dando forma a ambientes urbanos saludables.
“A medida que la comunidad internacional traza el camino a seguir, es importante reconocer el liderazgo político y la innovaciones programáticas emergentes que están dando forma a respuestas exitosas a las ENT en las Américas”, afirma la doctora Roses en el prólogo del informe

Última actualización el Viernes 23 de Septiembre de 2011 09:58