Apertura del 3º Encuentro Iberoamericano de Migración de Profesionales de Salud

1 de diciembre de 2010.- El Ministro de Salud, Daniel Olesker y el Representante de OPS/OMS en Uruguay, Dr. Eduardo Levcovitz, participaron de la apertura del III Encuentro Iberoamericano de Migración de Profesionales de la Salud, cuyo fin es abordar origen y efectos de este fenómeno.

En la oportunidad se tuvo en cuenta aspectos positivos y negativos que la migración produce en los países de la región. Para Olesker, las políticas sanitarias aplicadas en los años 90, que provocaron el colapso del sistema público de salud, fueron detonadoras del problema.

Este tercer encuentro en el que participaron ministros de salud de Iberoamérica, deriva de la Conferencia Iberoamericana de Ministros de Salud realizada en el 2006, en el departamento de Colonia. En esa oportunidad, Uruguay fue encargado de conformar un grupo de trabajo vinculado al tema de las migraciones de RRHH del sector salud, para trabajar en su diagnóstico y buscar alternativas posibles que mitiguen el impacto de ese fenómeno.

El Director General de salud, Gilberto Ríos informó que desde la declaración de Colonia se apreció la existencia de esta problemática y el grupo de trabajo uruguayo comenzó a elaborar un diagnóstico de situación, concertando a varias organizaciones a colaborar con la misión, como OPS, Escuela Andaluza de Salud Pública y Unión Europea, entre otras. Hasta la fecha se ha podido detectar que la problemática está circunscripta a dos disciplinas: médicos y enfermeros y los países atractores varían según la región, destacándose Estados Unidos y Canadá por un lado y España, Italia y Portugal por otro, mientras en América Latina Chile es el país que se destaca por absorber médicos ecuatorianos en mayor cantidad y uruguayos en calidad asistencial.

Como el problema trasciende las fronteras, repercute a nivel de la OMS y la OPS, se aprobaron en 2008 un Código de Práctica que aún está en fase de conocimiento en los países que progresivamente lo instalarán en su debate público, con el fin de obtener normas claras y éticas con las cuales actuar ante estos casos.

En este marco, Ríos sostuvo que los objetivos del encuentro, son profundizar los diagnósticos actuales con la presentación de nuevos estudios, aportar ideas y mecanismos consensuados por todos los involucrados y fijar nuevos plazos.

El ministro Olesker indicó que el fenómeno migratorio es en gran parte producto de las políticas sanitarias aplicadas en la década de los 90, en el Uruguay como en muchos países de la región. El nulo desarrollo sanitario, el cierre de instituciones y la pérdida de puestos de trabajo generaron una marcada inestabilidad en el sector, que comenzó a revertirse recién en el período de gobierno anterior con la reforma de la salud, que se extiende en la administración actual.

Son cinco los factores que a su entender producen el fenómeno migratorio, el salario, la estabilidad laboral, condiciones de trabajo, desarrollo profesional y riesgos que genera el sistema como juicios por mala praxis, etc.

La reforma sanitaria que se realiza en el país atiende gradualmente estos factores y luego de varios años estos cambios están comenzando a verse, especialmente en lo que respecta a la mejora de salarios y a la estabilidad laboral, dijo Olesker.

Coincidió con Ríos en que este encuentro deberá culminar con aportes al diagnóstico ya elaborado, con el fin de presentar en la próxima Cumbre Iberoamericana de Ministros un informe más profundo.

Entre otras autoridades que participan de este encuentro se destacan el representante de la Unión Europea, Alejandro Montalbán; la encargada de la misión OIM, Susana Leonardi; el representante de la SEGIB, Carlos Pauletti y el Coordinador Acción MPDC, Juan Martínez.

   

       Clic para agrandar                Clic para agrandar

     

     Clic para agrandar                  Clic para agrandar