Informe de la OMS- Reducir las consecuencias para la salud del consumo nocivo del alcohol

14 de febrero de 2011.- Un informe presentado hoy por la Organización Mundial de la Salud (OMS) insta a que se adopten medidas urgentes para reducir el consumo nocivo de bebidas alcohólicas, que mata a unos 2,5 millones de personas al año y contribuye a enfermedades y traumatismos no mortales en todo el mundo. Se describe el alto costo del consumo perjudicial de bebidas alcohólicas en cuanto a las enfermedades, las lesiones y las muertes.

En el informe, denominado Global status report on alcohol and health "Informe sobe la situación mundial sobre el consumo de alcohol y la salud", se presentan datos recopilados en países de todo el mundo acerca de las consecuencias del consumo excesivo y peligroso de alcohol. En el informe se señala que el consumo nocivo del alcohol es:

- Una causa directa de casi 4% de todas las defunciones a escala mundial, más defunciones que las que causa la infección por el VIH/sida o la tuberculosis.
- Una causa principal de 60 tipos de enfermedades y traumatismos, y una causa secundaria en otras 200.
- Uno de los principales factores de riesgo de muerte en hombres de 15 a 59 años, principalmente debido a traumatismos, violencia y enfermedades cardiovasculares.

En el informe se insta a los países a que pongan en marcha las medidas que han demostrado reducir el daño relacionado con el alcohol. Estas medidas incluyen gravar la venta de alcohol, restringir las ventas para reducir la disponibilidad, aumentar el límite de edad permitida para comprar bebidas alcohólicas, y aprobar y hacer cumplir leyes eficaces que eviten que se conduzca bajo la influencia del alcohol.

En la Región de las Américas, el consumo de alcohol es mayor que el promedio mundial y la pauta de consumo característica es peligrosa, advierte la doctora Maristela Monteiro, asesora principal de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en materia de abuso de alcohol y sustancias psicotrópicas.

“En las Américas, cuando las personas beben tienden a beber en exceso. Y lamentablemente, en nuestra región, las mujeres se están poniendo a la par de los hombres en cuanto al consumo de alcohol.”

La doctora Monteiro agrega que el alcohol tiene un efecto desproporcionado sobre los jóvenes en el continente americano: es la principal causa de muerte para las personas de 15 a 39 años de edad.

El alcohol es un contribuyente significativo a la carga de morbilidad en la mayoría de los países, pero su repercusión no es la misma en todos los países o regiones. Los índices de consumo más elevados se encuentran en los países desarrollados, incluida Europa occidental y oriental, aunque no las tasas más elevadas de consumo de alcohol de alto riesgo.

Muchos países de Europa oriental tienen tasas elevadas tanto de consumo de alcohol como de modos de beber peligrosos, lo que provoca más muertes y discapacidades relacionadas con el alcohol. Las tasas de abstención son elevadas en países del norte africano y del Asia meridional con grandes grupos poblacionales que habitualmente no consumen bebidas alcohólicas.

En el informe de la OMS se señala que el consumo nocivo de alcohol está asociado con riesgos no solo para los bebedores sino también para otros. El informe indica que una persona ebria puede poner a otros en peligro al incluirlos en accidentes de tránsito o comportamientos violentos, o al afectar negativamente a compañeros de trabajo, familiares, amigos o incluso desconocidos. Una encuesta en Australia reveló que dos terceras partes de los entrevistados habían sido perjudicados por el consumo de alcohol de otra persona en el último año.

Varios Estados Miembros de la OPS han adoptado políticas encaminadas a reducir el consumo nocivo de alcohol, por ejemplo:

- Venezuela ha aumentado los impuestos a las bebidas alcohólicas.
- En Costa Rica, el gobierno controla la publicidad de las bebidas alcohólicas.
- Chile, El Salvador y Perú están elaborando planes y políticas integrales para reducir el consumo nocivo de alcohol.
- En Canadá, México, Estados Unidos y otros países se está incorporando la detección sistemática e intervenciones breves en los servicios de atención primaria de salud para detectar mejor y proporcionar ayuda a los pacientes que corren el riesgo de consumo nocivo de alcohol.
- Brasil ha adoptado leyes de tolerancia cero con respecto a los conductores que manejan bajo la influencia del alcohol, además de emprender una campaña para los medios de difusión y aumentar la aplicación de la ley, y ha documentado una disminución significativa de las defunciones por traumatismos causados por accidentes de tránsito.

La OPS está actualmente elaborando un plan regional de acción para promover medidas similares en los Estados Miembros de toda América. Este plan de acción prestará apoyo regional a la aplicación de una estrategia mundial para reducir el consumo nocivo del alcohol que fue aprobada por la Asamblea Mundial de la Salud en mayo del 2010.


El informe de la OMS que se ha presentado hoy puede consultarse aquí.

Otros enlaces:

- El brindis infeliz: el consumo de alcohol y la agresión entre parejas en las Américas
-
Alcohol y Salud Pública en las Américas: Un caso para la acción
- Alcohol, género, cultura y daños en las Américas
- “El problema del alcohol” (artículo de la revista Perspectivas de Salud)