UNASEV instó a los conductores a no consumir alcohol durante la Noche de la Nostalgia

En el marco de la próxima edición de la Noche de la Nostalgia, la UNASEV realizó el lanzamiento de la campaña de prevención de siniestros de tránsito. Bajo el lema: “si toma no maneje”, se instó a la población a no consumir alcohol si debe conducir un vehículo. El Prosecretario de Presidencia, Diego Cánepa, informó que el Gobierno presentará al Parlamento una ley que exija "alcohol cero" a los conductores.

Cánepa destacó el avance de Uruguay al contar con un marco regulatorio para la seguridad vial, a través de una Ley Nacional de Tránsito y una mayor fiscalización.

En relación al consumo de alcohol y su participación en los siniestros de tránsito, señaló que los registros de accidentados no bajaron lo suficiente, ya que continúan constituyendo la principal causa de muerte en los menores de 35 años. Por ello consideró imprescindible concientizar a la población sobre este problema.

Aseguró que el Gobierno promoverá una ley de "Alcohol Cero" para quienes conduzcan, que llegará al Parlamento en los próximos días. Actualmente, se permiten 0,3 gramos de alcohol por litro de sangre en los conductores.

El Jefe de Relaciones Públicas de la Dirección Nacional de Policía Caminera, Ruben Fernández, dijo que este organismo coordinó con las Intendencias de Montevideo y Canelones los operativos de fiscalización. Los números estadísticos de las últimas Noches de la Nostalgia muestran que existe un cambio favorable en los controles que se realizan en carretera, así como los patrones de conducta de los conductores.

Fernández explicó que en el área metropolitana se redistribuirán 30 efectivos para reforzar las tareas de fiscalización, mientras que en el resto del país se trabajará con más personal en los destacamentos y principales arterias de acceso a las ciudades.

En caso de ser positivo el examen de espirometría, el conductor deberá abonar 15 UR y se retirará el carné de conducir, el cual se remite a la Intendencia que lo otorgó para que aplique una suspensión que puede ir desde seis meses a dos años o hasta la suspensión definitiva.

El Representante en Uruguay de la Organización Panamericana de la Salud, Eduardo Levcovitz, resaltó la importancia de la coordinación entre las políticas del Estado. Recordó que en 2011 comenzó la década mundial de la seguridad vial, por lo que este será el primer 24 de agosto dentro de esta década. Por tal motivo, el jerarca abogó para que no ocurran ningún siniestro durante esa noche.

El Secretario General de la Junta Nacional de Drogas, Julio Calzada, dijo que el mayor desafío en materia de consumo de alcohol es un tema cultural. En las últimas décadas se cambió los patrones de consumo relacionado con el alcohol. Este cambio implicó que la media nacional de inicio de consumo pasara de 20 años a 13 años. Al tratarse de un tema de salud pública debe encararse desde la inclusión social, enfatizó.

El director de UNASEV, Gerardo Barrios, destacó que Naciones Unidas, a través de la década de Acción para la Seguridad Vial, establece siete medidas reconocidas para salvar vidas de forma más rápida en el tránsito: la obligatoriedad del uso del casco, el cinturón de seguridad y el sistema de retención infantil, las luces encendidas, el respeto de la velocidad, no beber alcohol si se conduce, el traslado de heridos graves en helicópteros y las campañas masivas de difusión.

Barrios destacó que Uruguay es uno de los países con porcentajes más bajos de espirometría positiva durante las fechas donde más gente concurre a centros bailables. Por lo tanto, el mensaje es que si se desea consumir alcohol no se debe conducir vehículos.

Fuente: Presidencia de la República