Seguridad Vial: cada 16 horas muere un uruguayo en siniestro

24 de mayo de 2011.- Cada 16 horas muere un uruguayo en un siniestro de tránsito. Tres de cada cuatro fallecidos son hombres. El rango mayor de víctimas tiene entre 20 y 24 años. Sólo en 2010 hubo en Uruguay 28.510 lesionados.

Los datos provienen del informe 2010 sobre Siniestralidad Vial en Uruguay, presentado por la Unidad Nacional de Seguridad Vial (Unasev) ayer. El presidente del organismo, el médico Gerardo Barrios, resumió los datos más relevantes del informe durante el 4° Encuentro de la Red de Víctimas y Familiares de Siniestros de Tránsito, que se celebró ayer en la Torre Ejecutiva.

Si bien del análisis de los datos se desprende que la cantidad de personas fallecidas o con secuelas graves es menor a lo que el estudio estadístico de tendencias podía prever, algunos datos encienden la luz roja. La cantidad de víctimas mortales de entre 15 y 19 años, la velocidad excesiva en rutas como gran factor de riesgo, y el rango casi excluyente de lesionados graves en edades centrales o que las estadísticas suelen denominar "económicamente activas". Y junto a ello la falta de cumplimiento de las normas.

Esto conforma el eje de lo que ayer el presidente de Unasev planteó. "El alto índice de accidentes que presenta Uruguay no se cambia solo con educación, sino también con un marco normativo aplicable, y el posterior control y fiscalización por parte de las autoridades", señaló Barrios.

La referencia aludía directamente a los gobiernos departamentales, en particular a la renuencia de algunos de ellos en aplicar normas de la Ley de Seguridad Vial vigente desde el 14 de noviembre de 2007. Quizá uno de los aspectos que más problemas ha mostrado en su aplicación tiene que ver con el uso de elementos de seguridad, como el casco protector, aún muy resistido en varios puntos del interior del país. Y el otro reclamo de Barrios tiene que ver con la supervivencia del organismo que dirige. La Unasev no cuenta, desde su creación, con presupuesto propio. Barrios destacó esta situación que lo pone en clara desventaja, por ejemplo, con organismos similares de la región, como la homóloga de Argentina creada en 2008 y que "cuenta con presupuesto propio y en estos tres años logró disminuir un 10% la mortalidad".

De todos modos, no son negativas todas las conclusiones del informe 2010. "Lo importante entonces es que con los datos del 2010 se confirma el quiebre de la tendencia de crecimiento que se venía registrando en años anteriores, tanto en el total de lesionados como en los fallecidos, con lo que el país estaría ingresando en una especie de meseta o estabilización de las cifras", expresa el informe. Y destaca que ello podría tomarse como "el primer paso para el inicio de la reducción del nivel de muertes en el país".

Una cuenta que, por cierto, sigue teniendo resultados estremecedores en conjunto.

MÁS LESIONADOS.

El concepto de "lesionados" incluye tanto a quienes resultaron heridos, co-mo a quienes fallecen a causa de esas heridas. Una definición a tener en cuenta al considerar la cantidad de 28.510 lesionados que hubo en 2010. Ello representó un incremento del 5% respecto de 2009.

Implica, además, que el año pasado hubo un promedio de 78 personas lesionadas por día. Y que algunos de ellos perdieron la vida horas después.

Hubo 556 fallecidos, lo que también representa un aumento, en este caso del 3,9%, respecto del año anterior. Y que, en promedio, murieron 1,52 personas por día. O dicho de otro modo: cada 16 horas murió un uruguayo como consecuencia de un siniestro vial.

Los datos sobre los siniestros más severos confirman otra tendencia: el 68% ocurrió en calles y caminos de jurisdicciones departamentales. Ello hace pertinente observar con más detenimiento el desglose por departamentos.

El informe incluye una tasa de mortalidad cada 100.000 habitantes. La aplicación de la tasa revela que el departamento de Rocha es, por lejos, el que presenta los mayores niveles: 42.6 fallecidos cada 100.000 habitantes. Es seguido por Lavalleja con 37.1 y Río Negro con una tasa de 31.9.

Estos valores coinciden, asimismo, con el Índice de Severidad de Siniestros, que se calcula sobre la base de fallecidos cada 100 siniestros con lesionados. Y ello ubica nuevamente a Rocha con 9,12%, a Lavalleja con 4,67% y a Río Negro con 4,06%.

EDADES.

Los más jóvenes son los más expuestos a un siniestro con resultados mortales o muy severos.

"Es así que se constató que 3 de cada 4 fallecidos era de sexo masculino y que casi el 50% tenían edades entre los 15 y 39 años", señala el informe.

En el rango de edades de los 20 a los 24 años es donde se constató el mayor número de fallecidos, que representan un 12,8% del total de las víctimas mortales.

Pero el informe también señala con preocupación el incremento de muertes en jóvenes de 15 a 19 años. "Puede inferirse que están directamente asociados al nuevo fenómeno de las motocicletas en el tránsito del país", apunta.

El informe indica, asimismo, que la cantidad de víctimas adolescentes y jóvenes exhiben un "pico significativo que se sale del comportamiento típico que se puede ver en otros países e incluso con respecto a algunos datos anteriores que existían a nivel del MSP".

Siniestralidad vial 2010

"En los últimos dos años se registraron en el país 24 fallecidos menos que los esperados si se hubiese mantenido esa tendencia de crecimiento que se venía registrando desde el año 2005".

"Se mantiene una importante concentración en la zona metropolitana ampliada, donde si agregamos los datos de Montevideo, Canelones, Maldonado y San José, se supera el 55% de los lesionados y casi el mismo porcentaje de los fallecidos del país".

"Es de destacar que la desaceleración del crecimiento de lesionados y fallecidos se produce en un período de pleno crecimiento económico del país (aumento del parque automotor), lo cual ha tenido históricamente una directa incidencia en la evolución de la siniestralidad del país".

icon Descargar Informe Siniestralidad 2010- UNASEV (3.42 MB)

Fuente: Diario "El País", edición miércoles 24 de mayo de 2011.