Buenos Aires, 26 de agosto de 2016 (OPS/OMS).- La Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) y la ONG Autism Speaks, junto al Ministerio de Salud de la Nación, realizarán desde este sábado y hasta el próximo miércoles en Buenos Aires un taller regional para la capacitación a padres de niños con trastornos del espectro autista (TEA).

De la reunión, de carácter cerrado, participará la Dra Devora Kestel, coordinadora de la Unidad de Salud Mental y Uso de Sustancias de la OPS/OMS. El taller busca entrenar a formadores de países de Latinoamérica, que luego capacitarán a padres y cuidadores de chicos con TEA para mejorar la calidad de vida familiar.

Entre los aspectos a tratar, el taller abordará cómo los niños pueden aprender a través de actividades cotidianas, establecer rutinas en la casa y en el juego, las maneras en las que los niños se comunican, la creación de oportunidades para pedir y compartir y estrategias para prevenir la desregulación y la conducta desafiante, entre otros puntos.

En Argentina se estima que uno de cada cien niños tiene algún trastorno del espectro autista. El crecimiento en casos reportados en Argentina, así como en el resto del mundo, tiene estrecha vinculación con un mayor conocimiento sobre el autismo en pediatras y familiares, el cambio en las clasificaciones, la ampliación del espectro y la detección y diagnóstico temprano.

En noviembre de 2014, el Congreso argentino aprobó la Ley Integral de Trastornos del Espectro Autista, que busca promover un abordaje integral e interdisciplinario del tema en el país, que favorezca su investigación y detección temprana, al tiempo que garantice su tratamiento y la inclusión social de las personas que lo presentan.

Algunas jurisdicciones han promovido sus propias leyes, tales como Chubut, La Rioja, Corrientes, provincia de Buenos Aires, Ciudad de Buenos Aires y Santiago del Estero. Existe también en el país una amplia red  de organizaciones de la sociedad civil que impulsan el abordaje de este tema.

La cantidad de casos de niños con TEA en el mundo creció de cuatro cada mil en 2002 a 6,7 cada mil en 2007, y a 11 cada mil en 2011, de acuerdo con datos procedentes del Centro de Control de Enfermedades (CDC), de Estados Unidos. 

En tanto, la Asamblea Mundial de la Salud, que reúne a los países miembros de la OMS, destacó la necesidad de que la Organización ayude a fortalecer las capacidades de los países para abordar el espectro autista y otros trastornos relacionados, así como también facilitar la movilización de recursos, trabajar con redes vinculadas al autismo y monitorear el progreso.

El taller se encuentra enmarcado en el Programa de acción para superar las brechas en salud mental (mhGAP) de la OMS, que busca mejorar la atención de los trastornos mentales, neurológicos y por abuso de sustancias, e identificar estrategias para aumentar la cobertura de las intervenciones claves en afecciones prioritarias en entornos con recursos limitados.