Buenos Aires, diciembre de 2018 (OPS/OMS).- La Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) destaca la reciente publicación del documento “Etiquetado Nutricional Frontal de Alimentos”, elaborado por el Programa Nacional de Alimentación Saludable y Prevención de la Obesidad de la Secretaría de Gobierno de Salud de Argentina.

Esto se encuentra alineado con una de las principales políticas recomendadas por la OPS/OMS para prevenir la obesidad, que adquiere cada vez mayor dimensión en la Argentina y la región de la Américas.

La adopción de un etiquetado frontal en los envases de los productos alimentarios y en bebidas por parte de los Estados es una de las principales políticas recomendadas por la OPS/OMS como parte sustantiva de una estrategia integral para la prevención del sobrepeso y la obesidad en la población, tal como lo señala el “Plan de Acción para la Prevención de la Obesidad en la Niñez y Adolescencia”, aprobado en ocasión del 53° Consejo Directivo de la OPS y la 66° Sesión del Comité Regional de la OMS (octubre de 2014). El plan de acción también persigue el avance de parte de los Estados de otras políticas recomendadas, tales como la regulación de la publicidad, promoción y patrocinio de alimentos no saludables y el establecimiento de políticas fiscales y de precios para ayudar a cambiar patrones de consumo poblacionales no saludables.

etiquetado intEl documento “Etiquetado Nutricional Frontal de Alimentos” fue elaborado en base a una revisión bibliográfica y a una mesa de debate intersectorial convocada en el marco de la Comisión Nacional de Alimentación Saludable y Prevención de Obesidad de la Secretaría de Gobierno de Salud.

La publicación aporta a la discusión sobre esta temática que se inició hace un par de años en Argentina, tanto en el ámbito legislativo como el ejecutivo, con una intensa demanda de la sociedad civil ante las cifras crecientes de obesidad que vienen mostrando las encuestas poblacionales, ubicando a la Argentina entre los principales países de la región con obesidad infantil.

El informe hace mención a los diferentes tipos de rotulados vigentes y luego de una intensa revisión bibliográfica en la que compara la eficacia de los mismos, en especial en modificar el patrón de compra de los consumidores, llega a la conclusión de la mejor comprensión y superioridad del sistema de rótulo de advertencia, similar al que utiliza Chile y se encuentra en proceso de implementación en Perú y Uruguay, así como en discusión en varios países de la región. Se trata de hexágonos negros con un reborde blanco en el frente del envase y el texto “exceso de … azúcar, grasas saturadas o sal “, según sea el nutriente crítico en exceso.

“Afortunadamente hay varios proyectos de ley en Argentina que proponen este tipo de sistema de información al consumidor y la postura por parte de la Secretaría de Gobierno de Salud creemos que contribuye a avanzar en ese sentido”, señaló la representante de la OPS/OMS en el país, Maureen Birmingham.

Este tipo de etiquetado frontal de advertencias permite, de una forma simple, alertar al consumidor sobre la presencia de un nutriente crítico en exceso (como azúcar, grasas saturadas y sal) y poder decidir en función de esa información. Para facilitar la regulación sobre qué productos y que límites de nutrientes críticos debieran informarse a la población, la OPS/OMS desarrolló y publicó en 2016 el “Modelo de perfil de nutrientes de la OPS”.

La OPS/OMS evalúa como muy positiva la revisión sobre un sistema de etiquetado que permita a la población argentina elegir libremente, sobre todo si se tiene en cuenta la legislación vigente, en la que todavía no es obligatoria la declaración de la cantidad de azúcares por parte de las empresas.

 

Enlaces de interés