Agentes sanitarios de la zona del Impenetrable chaqueño participaron de un taller de capacitación para el abordaje de Enfermedades Infecciosas Desatendidas (EID), tales como Enfermedad de Chagas, rabia e hidatidosis.

Buenos Aires, diciembre de 2019 (OPS/OMS).- Agentes sanitarios de la zona del Impenetrable chaqueño participaron de un taller de capacitación para el abordaje de Enfermedades Infecciosas Desatendidas (EID), tales como Enfermedad de Chagas, rabia e hidatidosis. Los entrenamientos fueron realizados por técnicos de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) junto con profesionales provinciales, en el marco de la cooperación técnica solicitada por la provincia.

Asimismo, equipos de los departamentos chaqueños de Maipú y General Güemes, donde se emplaza el Impenetrable, fueron entrenados en el manejo de la sala de situación  para la vigilancia epidemiológica de las EID, las cuales se denominan "desatendidas" por su asociación con los determinantes sociales de la salud, es decir, el acceso inadecuado a los servicios de salud, la educación, el agua segura y el saneamiento básico, y por no recibir suficiente atención, pese a que la mayoría son tratables y pueden curarse con medicamentos que cuestan menos de 1 dólar.  

Las capacitaciones fueron desarrolladas con el aval del municipio y en el marco de la propuesta presentada por la OPS/OMS, el equipo de vectores y zoonosis del Ministerio de Salud de la Nación, la Direccion provincial de Epidemiología a las autoridades locales para fortalecer capacidades de los equipos de salud en el abordaje de enfermedades transmisibles y desatendidas, que también involucran a afecciones como la leishmaniasis, lepra y sífilis congénita, entre otras.

“Es muy importante trabajar en conjunto. Estas capacitaciones nos sirven mucho para acompañar a los pacientes y en el trabajo con los agentes sanitarios”, aseguró Feliciana Hernández, quien se desempeña como enfermera en el hospital de Nueva Pompeya y participó del taller sobre EID.

Feliciana, perteneciente a la comunidad wichí, se desempeña desde hace 26 años en el hospital, primero como agente sanitaria y luego como enfermera, desde donde acompaña el seguimiento de mujeres embarazadas y niños. También realiza rondas a la comunidad y parajes cercanos para la aplicación de vacunas y realizar controles de salud en la población. “Salimos a buscar también a las personas que necesitan un seguimiento y que, por algún motivo, no regresaron al hospital”, explicó.

agentes sanitarios 3 h  agentes sanitarios 4 h 

agentes sanitarios h  agentes sanitarios 22 h

 
Cooperación con la provincia

Los talleres fueron brindados luego de la visita realizada en octubre último a Chaco, donde se desarrollaron diversos intercambios entre las autoridades municipales, provinciales, nacionales y los técnicos de la OPS/OMS con el ánimo de delinear un plan con un abordaje multisectorial para la prevención, control y eliminación de las EID en el municipio de Nueva Pompeya, una de las zonas más vulnerables del país.

También se propuso la implementación de la estrategia ETMI Plus, una iniciativa de la OPS/OMS que busca contribuir a la eliminación de la transmisión materno-infantil de la Infección por VIH, hepatitis B, sífilis y Chagas.

Desde la provincia presentaron el perfil epidemiológico del territorio, en tanto referentes nacionales y provinciales compartieron las estrategias que se llevan adelante para el control y eliminación de hidatidosis, rabia, leishmaniasis, brucelosis y geo-helmintos o parásitos intestinales. También se discutió sobre el abordaje de otras afecciones en la zona, como la tuberculosis y el dengue.

Por parte de la provincia, asistieron referentes de Epidemiología, en tanto que por parte del municipio participaron de la misión funcionarios locales, autoridades del Hospital Rural Nueva Pompeya, agentes sanitarios, enfermeros y líderes de la comunidad wichí que vive en la zona.

Durante la misión también se vacunaron y desparasitaron mascotas y se evaluó la presencia de vinchucas -transmisoras del Chagas- en casas de un paraje cercano al casco urbano. A partir de los hallazgos de la misión, los funcionarios y expertos acordaron desarrollar un plan de trabajo para la prevención y control de las enfermedades desatendidas en la zona, que incluya la participación de la comunidad.

Las enfermedades desatendidas u olvidadas son un conjunto de enfermedades infecciosas, muchas de ellas parasitarias, que afectan principalmente a las poblaciones más pobres y con un limitado acceso a los servicios de salud. La OMS estima que más de mil millones de personas en el mundo sufren una o más de esas enfermedades y viven en zonas con elevado riesgo de contraerlas.