El webinar “El Derecho de las Personas Mayores en las Residencias” fue organizado por el PAMI y el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, con el apoyo de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud.

Buenos Aires, junio de 2020 (OPS/OMS).- Expertos de distintos organismos internacionales y funcionarios del Gobierno nacional advirtieron en una convocatoria online sobre el crecimiento del maltrato y abuso a las personas mayores y aseguraron que la promoción del envejecimiento saludable permite alcanzar una mayor equidad social y económica. 

Las declaraciones fueron vertidas en el marco de un evento virtual realizado con motivo del Día Mundial de la Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez, que tiene lugar cada 15 de junio y el cual fue designado en 2011 por la Asamblea General de las Naciones Unidas, con el fin de sensibilizar a los países sobre esta situación y fomentar acciones para contrarrestarla.

adultos mayores dia 2020 agendaEl webinar “El Derecho de las Personas Mayores en las Residencias” fue organizado por el PAMI y el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, con el apoyo de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS). El evento virtual también contó con la participación de la CEPAL y de la OEA.

La directora ejecutiva del PAMI, Luana Volnovich, afirmó que es clave promover el buen trato en las personas mayores y eliminar estereotipos arraigados en la sociedad sobre las posibilidades que puede tener una persona de 65 o 70 años para llevar adelante su vida. Asimismo, explicó que en este contexto de la pandemia por COVID-19 es importante mejorar la conexión de las personas mayores con los jóvenes, ya que estos últimos “pueden ayudar a resolver su cotidianeidad”. 

La falta de “envejecimiento saludable va estrechamente ligado a la desigualdad social y económica. Las desventajas en materia de salud, educación, empleo y obtención de ingresos comienzan pronto, se refuerzan mutuamente y se acumulan a lo largo de la vida”, aseguró la representante de la OPS/OMS en Argentina, Maureen Birmingham, durante el webinar.

“Las personas mayores con problemas de salud trabajan menos, ganan menos y se jubilan antes. El género, la cultura y la etnia son factores que influyen de forma importante en la desigualdad y que dan lugar a trayectorias muy diferentes de envejecimiento”, subrayó Birmingham.

Del evento virtual también participaron el jefe de la Unidad de Curso de Vida Saludable de la OPS, Enrique Vega; la comisionada en temas de Personas Mayores de la OEA, Julissa Mantilla Falcón; la experta de la sede subregional de la CEPAL en México Sandra Huenchuan; la directora de la Asociación Latinoamericana de Gerontología Comunitaria (ALGEC), Adriana Rovira; y el secretario nacional de Niñez, Adolescencia y Familia, Gabriel Lerner. El webinar fue coordinado por la secretaria general de DDHH y Gerontología Comunitaria de PAMI, Mónica Roqué.  

Un estudio realizado por la OMS en 2017, basado en la mejor evidencia disponible, estimó que el 16% de las personas de 60 años o más fueron sometidos a alguna forma de abuso. Se cree que esta cifra puede estar subestimada ya que los afectados suelen tener miedo de informar a sus familiares y amigos o a las autoridades sobre estas situaciones. Los tipos más frecuentes de abuso son: el maltrato psicológico (12%), el abuso económico (7%), la desatención (4%), el maltrato físico (3%) y el abuso sexual (1%).

El maltrato de las personas mayores puede conllevar lesiones físicas – desde rasguños y moretones a fracturas óseas y lesiones craneales que pueden provocar discapacidades, y también secuelas psicológicas graves, en particular depresión y ansiedad.

Para prevenir el maltrato, o mitigar sus consecuencias, es importante llevar adelante campañas de sensibilización para el público y los profesionales, trabajar en la detección de posibles víctimas y agresores, realizar programas intergeneracionales en las escuelas, desarrollar intervenciones de apoyo a los cuidadores, formarlos en distintos temas como la demencia, y establecer políticas para mejorar la atención en residencias y acciones, detalló Birmingham.

Este tipo de políticas cobrarán cada vez mayor dimensión, pues una persona que en la actualidad tenga 60 años, puede esperar vivir, de promedio, 22 años más.

Dada la prioridad política y social del envejecimiento a nivel mundial, ha sido declarado el Decenio del Envejecimiento Saludable 2020-2030, que consistirá en diez años de colaboración concertada, catalizadora y sostenida. Las personas mayores serán el eje central del plan, que aunará los esfuerzos de los gobiernos, la sociedad civil, los organismos internacionales, los profesionales, las instituciones académicas, los medios de comunicación y el sector privado en aras de mejorar la vida de estas personas, así como las de sus familias y comunidades.

Por otra parte, las Américas es la única región del mundo que tiene una convención que cobija los derechos de las personas mayores, a través de la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores.

El objeto de la Convención es promover, proteger y asegurar el reconocimiento y el pleno goce y ejercicio, en condiciones de igualdad, de todos los derechos humanos y libertades fundamentales de la persona mayor, a fin de contribuir a su plena inclusión, integración y participación en la sociedad.