Buenos Aires, julio de 2020 (OPS/OMS).- El proyecto de cooperación de Argentina con la Comunidad del Caribe (CARICOM) para el fortalecimiento de la detección y vigilancia de la resistencia antimicrobiana (RAM) sigue avanzando con múltiples actividades, varias de ellas adaptadas a la modalidad virtual debido a la pandemia por COVID-19.

Así lo acordaron durante una reunión online de la que participaron funcionarios del Ministerio de Salud de la Nación y de la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud “Dr Carlos G. Malbrán”, la Cancillería Argentina, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA), la Comunidad del Caribe (CARICOM), la oficina regional y las representaciones de Argentina y de países del Caribe de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) y la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE).

También participaron diplomáticos de las embajadas argentinas en Trinidad y Tobago, Barbados y Jamaica. La reunión fue inaugurada por la representante de la OPS/OMS en Argentina, Maureen Birmingham, quien destacó la importancia de llevar adelante las actividades previstas del proyecto de “Fortalecimiento de la detección y vigilancia de la resistencia antimicrobiana (RAM) nacional y regional en los estados miembros de CARICOM", que se implementa a través de la Cooperación entre Países para el Desarrollo Sanitario (CCHD, por sus siglas en inglés), el enfoque adoptado por la OPS para apoyar la Cooperación Sur-Sur y Triangular.

Luego, la asesora Tamara Mancero y la consultora Genara Romero Thomas, ambas de OPS/OMS Argentina, describieron los avances de la iniciativa, las actividades implementadas durante el primer año y las previstas durante 2020.

Durante el primer año de implementación del proyecto, en 2019, se llevaron adelante numerosas misiones, entre otras actividades, para fortalecer las capacidades del personal dedicado a la detección y vigilancia de la resistencia antimicrobiana en los países del Caribe.

Entre los avances logrados, más de una decena de laboratorios de países del Caribe fueron evaluados en sus capacidades para la detección de la RAM, diez profesionales de laboratorios caribeños fueron entrenados en Argentina, más de 300 profesionales de siete países del CARICOM fueron capacitados en tomas de muestra de laboratorio, nueve países del Caribe recibieron suministros, reactivos y una guía rápida para detectar resistencias, y nueve laboratorios de dicha subregión participan en un programa de evaluación externa de calidad conducido por el Instituto Malbrán.

Para este año, está prevista la preparación de diez módulos de capacitación sobre detección y vigilancia de RAM, con la ayuda del Malbrán y de profesionales del Caribe que fueron entrenados en Argentina durante el primer año del proyecto. Estos contenidos estarán disponibles en el nodo del Caribe del Campus Virtual de la OPS. También está planificado el desarrollo de una herramienta de monitoreo para aquellos laboratorios de veterinaria entrenados durante 2019.

También se prevé el desarrollo de una sesión virtual de capacitación sobre el uso adecuado de los reactivos provistos, la traducción al inglés de documentos del Malbrán para compartir con los países del Caribe, y el desarrollo de reglas de validación sobre los datos de vigilancia para la toma de decisiones. Actualmente, laboratorios del Caribe están recibiendo soporte técnico remoto del Malbrán sobre el software WHONET, elaborado para gestionar y analizar los resultados de las pruebas realizadas en los laboratorios de microbiología.

La sesión fue cerrada por Jessie Schutt- Aine, de la oficina subregional de la OPS en el Caribe. Durante la misma, tanto CARICOM como representantes del Fondo Argentino de Cooperación Sur-Sur y Triangular (FO.AR) de la Cancillería reiteraron el compromiso para continuar colaborando y manifestaron interés en explorar la posibilidad de extender la cooperación al 2021.

La resistencia antimicrobiana ocurre cuando los microbios, como las bacterias, se vuelven resistentes a los medicamentos utilizados para tratarlas. Cada vez es mayor el número de infecciones —por ejemplo, neumonía, tuberculosis, gonorrea y salmonelosis— cuyo tratamiento se vuelve más difícil debido a la pérdida de eficacia de los antibióticos. Se estima que para 2050, 10 millones de personas morirán cada año debido a la resistencia antimicrobiana a menos que se genere una respuesta global.

La OPS/OMS apoya los países en la elaboración de planes de acción nacionales sobre la RAM basados en el plan de acción mundial. El tema también fue abordado durante la Asamblea General de las Naciones Unidas de septiembre de 2016, en la que los Jefes de Estado se comprometieron a abordar de forma amplia y coordinada las causas profundas de la RAM en diferentes sectores, en particular los de la salud humana, la salud animal y la agricultura.