Aprovechando sus años de experiencia dedicados a facilitar y fomentar la cooperación técnica entre países, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) busca fortalecer su capacidad para promover este tipo de cooperación como una herramienta viable, eficaz y sostenible para el desarrollo sanitario mediante una política renovada.

La cooperación entre países y las alianzas horizontales optimizan las capacidades existentes en materia de salud y promueven el intercambio de conocimientos prácticos y tecnologías entre asociados. Esta cooperación puede fortalecer y acelerar el desarrollo sanitario en todos los niveles y todas las regiones. A nivel nacional, la cooperación entre países puede impulsar el cambio y contribuir al diálogo nacional en torno a las políticas de salud. Estos resultados pueden multiplicarse mediante intercambios entre los países lo que, a su vez, puede repercutir en los procesos subregionales y regionales de integración, así como en el debate sobre políticas sanitarias a nivel mundial. Todos estos procesos crean espacios importantes para el diálogo y la diplomacia entre los países, y todos los niveles del desarrollo sanitario pueden beneficiarse de las innovaciones y las enseñanzas importantes que surgen de ellos. La salud puede unir a los países y asociados en torno a valores compartidos y problemas comunes a fin de lograr soluciones de salud pública sumamente necesarias.

En el último decenio, se ha dado importancia nuevamente a lo que se suele conocer como la cooperación triangular y la cooperación Sur-Sur, en gran parte gracias al firme respaldo político de los países en desarrollo y países de ingresos medianos. El crecimiento económico y la mayor capacidad de los países en desarrollo, así como el contexto, la historia, el idioma y otros factores en común, hacen que el intercambio de conocimientos especializados y tecnologías mediante alianzas directas entre los países en desarrollo sea más factible y, en algunos casos, incluso más conveniente . A medida que se ha ampliado el uso y la influencia política de la cooperación Sur-Sur, esto ha enriquecido el diálogo al presentarse nuevos retos y maneras de pensar en cuanto a la cooperación internacional.