En el 2000, la OMS solicitó al Comité Consultivo Mundial sobre Seguridad de las Vacunas (GAVCS por su sigla en inglés) que evaluara las inquietudes de seguridad respecto al uso de timerosal. En el 2003, el GAVCS llegó a la conclusión de que no había necesidad de cambiar las prácticas de inmunización con vacunas que contienen timerosal, los siguientes años se ha seguido revisando el perfil de seguridad de las vacunas reiterando la conclusión de que no existe evidencia que apoye una relación causal entre los trastornos neurológicos de comportamiento y las vacunas que contienen timerosal.

Puede consultar más acerca del tema en los siguientes links:

Sobre el timerosal y el autismo

Seguridad del timerosal en las vacunas: Informe CAVEI 06/06/11