Antecedentes

El 14 de junio de cada año se celebra el Día Mundial del Donante de Sangre. El evento sirve para dar a conocer la necesidad de disponer de sangre y componentes sanguíneos inocuos y agradecer a los donantes un regalo que permite salvar vidas humanas.

La sangre es un recurso importante en todos los tratamientos programados y en las intervenciones urgentes. Permite aumentar la esperanza y la calidad de vida de los pacientes con enfermedades potencialmente mortales y llevar a cabo procedimientos médicos y quirúrgicos complejos. Asimismo, es fundamental para tratar a los heridos durante emergencias de todo tipo (desastres naturales, accidentes, etc.) y cumple una función esencial en la atención materna y perinatal.

 

Un servicio de transfusión que ofrezca a los pacientes acceso a sangre y componentes sanguíneos inocuos en cantidad suficiente es un componente fundamental de todo sistema de salud eficaz. Para garantizar la disponibilidad de suministros sanguíneos inocuos es necesario impulsar la coordinación nacional de los servicios de sangre a partir de donaciones voluntarias no remuneradas. Sin embargo, en muchos países, los servicios de sangre tienen dificultades para conseguir que el suministro de sangre sea suficiente, y garantizar al mismo tiempo su calidad e inocuidad.

País anfitrión de los eventos del Día Mundial del Donante de Sangre

A nivel mundial, el país anfitrión del evento del Día Mundial del Donante de Sangre 2017 es Viet Nam, por intermedio de su Instituto Nacional de Hematología y Transfusión de Sangre (NIHBT), en la ciudad de Hanoi.

En el caso de Región de las Américas, la sede será el Organismo Andino de Salud-Convenio Hipolito Unanue, en la ciudad de Lima (Perú). Será la primera vez que se organiza la celebración de este día conjuntamente con un mecanismo de integración subregional. Con este gesto, se reconoce el esfuerzo hecho en los últimos años por los países que integran la subregión andina al constituir y aprobar la conformación de la Comisión Subregional Andina de Sangre Segura y la aprobación del Plan Subregional Andino de Acceso Universal a Sangre Segura 2016-2020 aprobado por resolución en la REMSAA Extraordinaria XXIX/2 de diciembre del 2015.

La meta para las Américas es que en el 2019 el suministro de sangre en los países provenga del 100% de donantes voluntarios no remunerados.

Más información y materiales para comunicación: https://www.paho.org/hq/index.php?option=com_content&view=article&id=13125&Itemid=42357&lang=es