Bogotá, marzo de 2018. La OPS/OMS Colombia realizó el Taller Metodología SARAR y Vivienda Saludable en Jerusalén, Cundinamarca, con el fin de generar capacidades técnicas y operativas para gestores comunitarios y facilitadores que implementan la estrategia en el Municipio.

El taller contó con la participación de 14 gestores comunitarios, 5 profesionales de la Secretaría de Salud de Cundinamarca encargados de temas de APS, y personal de la Corporación Ambiental, con los cuales se logró sensibilizar e interiorizar contenidos y prácticas relacionadas con la Estrategia de Vivienda y Entorno Saludable, de una forma práctica y sencilla de forma que facilitara el trabajo en promoción de la salud. Así mismo, contó con el apoyo del Ministerio de Salud y Protección Social en su preparación y desarrollo metodológico.

Durante los cinco días del Taller, se abordaron metodologías educativas para profundizar en conocimientos sanitarios y el manejo de herramientas de diagnóstico, planificación, implementación, seguimiento y sistematización de la estrategia de Vivienda Saludable, como de abordaje con comunidades.

Igualmente producto del Taller, se buscó armonizar los contenidos y la metodología de la Estrategia de Vivienda Saludable, con el proyecto de Ecosostenibilidad que adelanta la CAR y la Alcaldía de Jerusalén, de forma que se identifiquen y consoliden rutas de respuesta intersectorial.

Como parte del espacio de presentación de tecnologías sostenibles del Taller, se realizó la entrega de dos filtros de agua para consumo humano (uno de arcilla y otro cerámico) a la Institución Educativa Nacionalizada de Jerusalén, haciendo una práctica de su armado y mantenimiento. A su vez, se socializaron los resultados de calidad del agua realizados por la Secretaria de Salud de Cundinamarca, a dos puntos de toma de muestra al interior del Colegio, los cuales aunque reflejan un Índice de Riesgo de Calidad del Agua - IRCA medio, no representan un problema en salud pública, dado que los parámetros microbiológicos son aceptables y el único parámetro que condiciona el riesgo es por Dureza, que es muy baja y genera un efecto organoléptico de sabor salado. Ante esta situación, se aclara que la entrega de estos filtros se realiza como un ejercicio piloto y complementario para contrarrestar el efecto de sabor en el agua.