En el mundo diariamente fallecen 830 mujeres, 21 en la región de las Américas, en su mayoría por causas prevenibles relacionadas con el embarazo, el parto y el postparto. Reducir la mortalidad materna es una prioridad para la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

 

Bogotá, abril 24 de 2019 (OPS). El 75 por ciento de las muertes maternas en la región de las Américas son causadas por hemorragias graves e infecciones, especialmente después del parto; hipertensión gestacional, preclampsia y peclamsia; complicaciones en el parto y abortos peligros.

Estas muertes se registran de forma desigual. El 99% de las defunciones maternas prevenibles ocurren en países de ingresos bajos y medianos; y al interior de los países, el riesgo de fallecer es desproporcionadamente más elevado entre los segmentos más vulnerables de la sociedad. Por otro lado, en comparación con otras mujeres, las adolescentes, principalmente las menores de 15 años, corren mayor riesgo de complicaciones y muerte a consecuencia del embarazo.

La mortalidad materna prevenible sigue siendo un problema pendiente por resolver y uno de los desafíos más cruciales en todo el mundo, pese a los progresos alcanzados en el último decenio. De ahí que en los Objetivos de Desarrollo Sostenible se establezca, de aquí a 2030, ningún país debería tener una razón de mortalidad materna superior a 70 muertes por cada 100 000 nacidos vivos,

Para avanzar en este propósito, hoy y mañana, la Secretaría de Salud de Bogotá y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) están realizando un taller para fortalecer las competencias de 80 profesionales de salud en el antenatal, en la atención del parto y en el manejo de las principales emergencias obstétricas. Según la delegada de la OPS Colombia, Gina Tambini, “una atención especializada antes, durante y después del parto puede salvar la vida de las mujeres embarazadas y los recién nacidos”, aseguró.

Esta capacitación es presidida por el Dr. Bremen De Mucio, Asesor Regional en Salud Materna, del Centro Latinoamericano de Perinatología Salud Mujer Reproductiva CLAP/SMR de la OPS/OMS. De Mucio, quien en dos oportunidades obtuvo el Premio Nacional de Medicina que otorga la Academia Nacional de Medicina de su país, dio a conocer las nuevas recomendaciones de la OMS para la atención antenatal e intra parto, así como las estrategias para la vigilancia y respuestas de la mortalidad materna, para contribuir en poner fin a las muertes maternas prevenible.

La OPS/OMS recomienda a los países reducir las desigualdades en la calidad y acceso de los servicios de atención de la salud reproductiva, materna y neonatal; lograr una cobertura sanitaria universal para una atención integral a la salud reproductiva, materna y neonatal; abordar todas las causas de mortalidad materna, de morbilidad reproductiva y materna, y de discapacidades conexas; reforzar los sistemas de salud para recopilar datos de alta calidad a fin de que respondan a las necesidades y prioridades de las mujeres y niñas, y garantizar la rendición de cuentas con el fin de mejorar la calidad de la atención y la equidad.

“Reducir la mortalidad materna es nuestra prioridad. Salvar las vidas de las mujeres y de los recién nacidos permite que se logren sociedades más justas, sostenibles y que nadie se quede atrás”, concluyó la doctora Tambini.