Con la participación de líderes comunitarios y personal de salud de La Guajira, Arauca y Vichada que atiende a la población indígena, la Organización Panamericana de la Salud / Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) desarrolló un productivo taller para la aplicación del enfoque intercultural en la prestación de los servicios de salud.

Bogotá, septiembre 12 de 2019. La salud universal supone que todas las personas, sobre todo aquellas en situación de especial vulnerabilidad, no importa dónde estén, tengan acceso a una atención en salud eficaz y de calidad. De ahí la importancia de ofrecer herramientas para mejorar las competencias del personal de salud que atiende a poblaciones indígenas en Colombia.

 

Por eso, el pasado 9 y 10 de septiembre, en la ciudad de Bogotá, la Organización Panamericana de la Salud / Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) realizó un taller para la aplicación del enfoque intercultural a la prestación de servicios de salud con la participación de líderes y personal de salud de La Guajira, Arauca y Vichada que atiende a población indígena.

La capacitación, coordinada por la Asesora de Servicios de Salud de OPS Colombia, Laura Ramirez, y facilitado por la Asesora de Diversidad Cultural de la OPS, Sandra del Pino, se enfocó en las situaciones priorizadas por los representantes de los departamentos como son la atención a la población indígena migrante, la salud materno-infantil y la prevención del suicidio.  Así mismo, se abordaron temáticas como la falta de competencias en salud intercultural por parte del personal de salud que atiende estas poblaciones y la necesidad de adoptar enfoques interculturales para dar una respuesta culturalmente apropiada. 

De ahí que durante la jornada se llevará a cabo la socialización y se trabajará en la operativización local de la Política Regional sobre Etnicidad y Salud de la OPS/OMS, y se compartieran herramientas de trabajo como los diálogos de saberes y la que promueve el parto culturalmente seguro. Además, se generaron recomendaciones de parte de los representantes de los tres departamentos para reforzar la cooperación técnica en la prestación de servicios a los distintos grupos étnicos.

A pesar de la limitada disponibilidad de datos desglosados en los sistemas de información de salud, se evidencian desigualdades en la salud que afectan a estas poblaciones. En las zonas de población indígena, los datos permiten constatar que en el perfil epidemiológico de estos grupos poblacionales persisten altas tasas de incidencia y mortalidad por enfermedades transmisibles y no transmisibles. Se observa que las desigualdades están aún más presentes en el caso de las mujeres quienes pertenecen a la población indígena, afrodescendiente o romaní.

La salud con enfoque intercultural busca que todos los grupos étnicos, por igual, sin ninguna discriminación, tengan acceso a los servicios de salud y que, además, los mismos tomen en cuenta sus prácticas culturales, estilos de vida, organización social, sistemas de valores, tradiciones y sus formas de ver y entender el mundo.