Para aportar a la estrategia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que busca reducir las muertes por tuberculosis en un 95% y la incidencia de esta enfermedad en un 90% para 2035, en comparación con las cifras de 2015, gestores de programas nacionales y regionales de esta enfermedad, así como representantes de organizaciones no gubernamentales y de la sociedad civil participaron en el I Taller Nacional sobre el Enfoque Engage – TB en Colombia.

Bogotá, noviembre de 2019. En 2018 más personas en el mundo recibieron el tratamiento antituberculoso que salva vidas, debido en gran medida a la mejora en la detección y el diagnóstico. Como una cifra histórica, 10 millones de personas fueron diagnosticadas de tuberculosis (TB) y recibieron tratamiento para la enfermedad. Sin embargo, se estima que tres millones de personas todavía no lo reciben.

Aunque la tuberculosis es una afección curable y que se puede prevenir, 1.5 millones de personas fallecieron a causa de esta enfermedad. De ahí, que en septiembre de 2018 los Jefes de Estado acordaran una declaración política sobre la cobertura sanitaria universal en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York, destacando la importancia de ampliar la cobertura de los servicios y comprometiéndose específicamente a incrementar los esfuerzos para hacer frente a la Tuberculosis.

Colombia se une a los esfuerzos mundiales para poner fin a la tuberculosis y como parte de ello la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en su estrategia de cooperación apoya al gobierno nacional en el desarrollo estrategias, entre ellas,  en el Marco de las línea estratégica 2, de compromiso político, protección social y sistemas de apoyo en Colombia, la implementación del enfoque Engage-TB;

Según la representante de la OPS en Colombia, Gina Tambini, “para llegar a las personas no atendidas y mejorar los niveles de detección y notificación, se requieren enfoques nuevos y sostenibles que traspasen los límites de los establecimientos sanitarios y alcancen las estructuras comunitarias y los hogares. Las ONG y otras organizaciones de la sociedad cívil con frecuencia logran promover una participación eficaz entre los grupos vulnerables y remotos”.

Por eso, durante la primera semana de noviembre se realizó una reunión para socializar el enfoque ENGAGE-TB y generar de manera participativa una primera propuesta de implementación entre el Programa Nacional de Tuberculosis, los programas de TB regional y actores sociales ONG/OSC, que apoye al reto de poner fin a la TB en Colombia a 2035. 

Este taller fue organizado de manera conjunta entre la OPS/OMS, el proyecto ObservaTB manejado por socios en salud de Perú y la Alianza TB de las Américas", con la anuencia y coordinación del ministerio de salud y protección social. 

Es de resaltar la participación de los representantes de la sociedad civil tanto del orden nacional y regional, considerados actores clave por su trabajo en iniciativas comunitarias de salud y otras esferas de desarrollo relacionadas por ejemplo con la salud reproductiva, materna, neonatal e infantil; el VIH; el agua, el saneamiento y la higiene; la educación; la atención primaria de salud; la agricultura, y los medios de supervivencia y quienes pueden aportar enormemente a la meta mundial al integrar servicios de prevención y atención de la tuberculosis en sus actividades sobre el terreno.