Las medidas de aislamiento permitieron hacer conciencia sobre el impacto de las actividades humanas sobre la contaminación del aire y los efectos en la salud humana. Con el retorno gradual a las actividades en varios países aparecen nuevos retos como el transporte masivo en tiempos de COVID-19 y el impacto de los incendios forestales de la Amazonía y la Orinoquia, reflexiones que se discutieron en el panel ‘Calidad del Aire y Salud’, realizado en el marco de la conmemoración del Día Mundial del Medio Ambiente.

 Bogotá, junio 5 de 2020. “La contaminación del aire es una de la mayores amenazas ambientales para la salud pública a nivel mundial”, afirmó la representante de la OPS/OMS en Colombia, Gina Tambini, durante el panel Calidad del Aire y Salud, que se llevó a cabo en el marco de las actividades de conmemoración del Día Mundial del Medio Ambiente, y que este año tuvo como país anfitrión a Colombia.

Esta discusión fue moderada por el alcalde de Medellín, Daniel Quintero y contó con la participación de la Ministra de Ambiente de Perú, Fabiola Muñoz; la directora de la Secretaría de la Coalición del Clima y Aire Limpio, Helena Molin Valdés; el director de políticas de la Iniciativa Global de Aire Limpio del Fondo de Defensa Ambiental; Sergio Sánchez, el director para la Región Andina de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación, Martin Jaggi, y la representante de la OPS Colombia, Gina Tambini.

Durante la apertura el alcalde Quintero explicó que Medellín, un valle con 4 millones de habitantes, enfrenta los mismos retos que muchas ciudades del mundo como son cambio climático, calentamiento global y especialmente la mala calidad del aire que somete a los ciudadanos a grandes niveles de contaminación, lo que causa la muerte de miles de personas cada año en esta ciudad.

La Organización Panamericana de la Salud estima que cerca de 7 millones de personas en el mundo mueren a causa de la contaminación del aire. Además, la contaminación es uno de los 5 factores de riesgo para enfermedades no transmisibles y se asocia a enfermedades respiratorias y cardiovasculares, cáncer de pulmón, enfermedad pulmonar obstructiva crónica y episodios asmáticos.

La evidencia de los impactos en salud de la contaminación del aire continúa ampliándose e incluye impactos en bajo peso al nacer, nacimientos prematuros, afectación del desarrollo gestacional, diabetes infantil y afectación del desarrollo neurológico.

En Colombia se atribuyen 15.681 muertes al año por efectos de la contaminación del aire, el 64% por material particulado. Además, para el 2015, 12.2 billones de pesos le costó a Colombia los efectos en salud asociados a la contaminación del aire, equivalente al 1.5  del PIB.

La pandemia por COVID-19, según los expertos, se convirtió en una suerte de respiro para la naturaleza. Algunas ciudades tuvieron mejoras en la calidad del aire y, como aseguró Tambini, “pudimos reflexionar y repensar sobre la respuesta que estamos dando a riesgos ambientales que afectan la salud humana”.

La Ministra de Ambiente de Perú aseguró que hay que poner en marcha acciones que permitan reducir las emisiones de carbono de una manera rápida. Destacó la construcción de ciclorrutas en su país y además hizo un llamado a ser mas creativos e innovadores, “debemos ampliar nuestra ambición y nuestro sentido de urgencia”, indicó la ministra Muñoz. 

Así mismo, el director ejecutivo del Fondo de Defensa Ambiental, hizo un llamado a desarrollar soluciones integrales para tener sistemas de transporte sustentables, para evitar viajes innecesarios en modos de transporte motorizados, cambiar a modos de transporte más sostenible, a mejora la tecnología y los combustibles y a introducir sistemas de transporte eléctrico. Con respecto al transporte masivo en tiempos de COVID-19 recomendó dosificar las medidas, por ejemplo, incentivar el teletrabajo para evitar las aglomeraciones,

Precisamente sobre este tema el Alcalde Quintero afirmó que su apuesta es hacer de Medellín una ecociudad para lo cual busca implementar una nueva línea de metro, una gran ciclorruta norte sur y la financiación de 50 mil bicicletas eléctricas.

Durante el panel también se habló sobre el tema de los incendios forestales de la Amazonía y la Orinoquía que afectaron la calidad de aire de algunas ciudades colombianos durante la cuartena. El alcalde Quintero hizo un llamado a la acción global par frenar la quema de bosques que afecta a nuestro planeta y a la calidad del aire.