Funcionarios de diversas instituciones del sector salud y otros sectores se reunieron en Costa Rica durante los días 5 y 6 de diciembre con el objetivo de actualizar conocimiento e intercambiar experiencias para mejorar su capacidad de respuesta ante situaciones de emergencias y desastres.

El taller, organizado por la OPS/OMS, reunió a alrededor de 40 funcionarios de las instituciones a cargo de la respuesta a emergencias y desastres en Costa Rica como el Ministerio de Salud, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), la Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias (CNE), el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados y la Cruz Roja Costarricense. 

El Representante de la OPS/OMS en Costa Rica, el Dr. Jorge Luis Prosperi, resaltó la importancia de la participación de diferentes sectores además de salud, como es el caso de la Fuerza Pública, puesto que la atención de las emergencias y desastres requiere de respuestas coordinadas e integradas.

La Ministra de Salud, la Dra. Daisy Corrales agradeció a la OPS/OMS su apoyo técnico, dado que esta ha sido una línea de cooperación prioritaria que solicitó a la Organización desde el inició de su gestión.

Igualmente, señaló necesario fortalecer capacidades de los equipos en el uso de herramientas para la coordinación, planificación y ejecución de las responsabilidades en la respuesta en salud a desastres, considerando que existe un porcentaje de poblaciones expuestas a diferentes riesgos dadas sus condiciones de vulnerabilidad y a las cuales, las instituciones deben dar una atención coordinada, oportuna y efectiva.
 
También mencionó que en la 28ª Conferencia Sanitaria Panamericana se aprobó en septiembre de 2012 el proyecto de resolución Coordinación de la Asistencia Humanitaria Internacional en Salud en Caso de Desastres y se instó  a los países a fortalecer los equipos nacionales de respuesta del sector salud frente a emergencias.

Por otra parte, el Dr. Edgardo Acosta, Director de Gestión de Riesgo de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), señaló la importancia estratégica del taller para mejorar la coordinación interinstitucional. Reconoció que en la emergencia por el terremoto de Nicoya (septiembre de 2012), sin bien hubo una respuesta de todas las instituciones, también hubo muchos fallas de coordinación que afectó la atención de la misma.