Los brotes epidémicos requieren de una respuesta  interinstitucional donde, según las necesidades, el sector salud se integra con otros sectores, técnicos políticos y las Oficinas de Desastres al Nivel Nacional

La epidemia actual de Enfermedad por el virus del Ebola (EVE) en África Occidental, que fue declarada una Emergencia de Salud Pública de Importancia Internacional bajo el Reglamento Sanitario Internacional (RSI), requiere acciones de preparación por las autoridades de los países en las Américas.  Dichas deben estar orientadas a prevenir el establecimiento de la transmisión local ante la eventual introducción de un posible caso importado.

Por lo cual, además de ser una oportunidad para verificarlos planes, procedimientos, y protocolos y recursos existentes - tanto de salud pública, como clínicos, de laboratorio, de los servicio de atención, operativos - la preparación para hacer frente a la posible importación de uno o más casos de infección por el virus del Ebola requiere que se pongan en práctica las capacidades nacionales que han desarrollado como parte de la implementación del RSI, enfocándose sobre:

  • La detección de casos compatibles con EVE en viajeros; el aislamiento de casos compatibles o confirmados de EVE en hospitales designados para ese fin, adhiriéndose a las precauciones estándares de prevención y control de infecciones;
  • La identificación y el seguimiento a los contactos de los casos compatibles o confirmados con EVE;
  • La concientización y comunicación del riesgo en la población sobre EVE;
  • La coordinación con sectores específicos (cancillería, migración, aviación, entre otros).  Es oportuno actualizar los contactos de los responsables en cada área técnica de salud y otros sectores involucrados.

Es sumamente importante que, a fin de evitar cualquier retraso en el manejo de la importación de un caso compatible o confirmado de EVE, las Oficinas de Desastres de los Ministerios de Salud identifiquen aquellos aspectos de coordinación interinstitucional - sobre todo a nivel de cadena logística - que, de no funcionar de manera eficiente podrían comprometer la eficacia de las acciones para prevenir la propagación de virus del Ebola.

Para mayor información y recursos sobre la Enfermedad por el virus del Ebola pueden consultar en la página dedicada a este tema (enlace).