Personas se protegen con botas de plástico y mascarillas en la ciudad de Copiapo debido a los aniegos de las calles y el alto contenido de material particulado en el ambiente. Salud ha comenzado a registrar el incremento de EDAs e IRAs en la población. Los vectores y roedores pueden constituir el siguiente factor de riesgo.

La poblaciónn se proteje del polvo con mascarillas entegadas por la autoridad de salud. Se ha registrado un incremento de IRAs.

Comienzan a normalizarse las actividades de la población tras el feriado largo de la Semana Santa.

Las inundaciones también generan oportunidades de trabajo en Copiapo

 

 

Las inundaciones que afectan desde el 25 de marzo a tres regiones del norte del país (Antofagasta, Atacama y Coquimbo), han dejado más de 30.000 damnificados y severos daños en la infraestructura critica de la zona, particularmente en las redes de abastecimiento de agua potable y alcantarillado, energía eléctrica y vías de acceso a las zonas afectadas.

El Ministerio de Salud de Chile activó sus mecanismos de respuesta local, regional y nacional, para proteger y recuperar la salud de la población afectada por el desastre.

La Organización Panamericana de la Salud se unió de inmediato a los esfuerzos de las autoridades de salud a través de su Representación en Chile, y el 27 de marzo activó al Equipo Regional de la OPS de Respuesta a Desastres. Ese mismo días se movilizaron, desde el Perú y Washington, expertos internacionales en coordinación y manejo de emergencias y en servicios de salud, para apoyar las acciones de evaluación de daños y necesidades y recuperación de los servicios de salud en Antofagasta y Coquimbo y el manejo de información y toma de decisiones en el Ministerio de Salud. Además, expertos en agua y saneamiento, salud ambiental y toxicología fueron movilizados luego desde Washington y México para apoyar las acciones del sector salud en las zonas afectadas.

El sistema de emergencia de Chile responde con acciones en todos los sectores y a nivel local, regional y nacional. El sector salud ha implementado medidas urgentes para recuperar completamente la operatividad total de la red de servicios de salud y para garantizar las mejores condiciones de agua, saneamiento e inocuidad de alimentos a los damnificados y albergados.

Hospitales y otros establecimientos de salud que fueron inundados, se encuentran funcionando y atendiendo la creciente demanda de pacientes afectados, especialmente debido a enfermedades respiratorias y gastrointestinales.

La Dra. Carissa Etienne, Directora de la OPS, envió una nota formal de solidaridad al Gobierno de Chile y ratificó que la cooperación con este país es prioritaria en estos momentos. Es por ello que decidió movilizar los recursos técnicos y financieros del Departamento de Preparativos para Emergencias y Socorro en Casos de Desastres para reforzar la capacidad de la Representación de la OPS/OMS en Chile.

La OPS/OMS continuará brindando cooperación a las autoridades nacionales y seguirá coordinando acciones con las otras agencias de Naciones Unidas para brindar asistencia humanitaria a la población afectada, limitar el sufrimiento humano, recuperar completamente los servicios de salud, prevenir brotes de enfermedades, evaluar el potencial impacto a la salud de la contaminación química y abordar otras situaciones que surjan por la emergencia.

pdf Chile Inundaciones Reporte de Situación No. 1

pdf Chile Inundaciones - Min Salud Reporte de Situación 31 de Marzo, 2015