ArticlePublicationIconLa presente publicación recoge las percepciones y experiencias recopiladas de los procesos eruptivos de los volcanes Pichincha y Tungurahua, que por una extraña coincidencia iniciaron su actividad a mediados del año 1999. Consideraciones químicas, epidemiológicas y clínicas han permitido dimensionar como, la ceniza volcánica puede convertirse en un nuevo agente de contaminación química, el análisis comparativo de la composición química de la ceniza volcánica de los dos volcanes y su influencia sobre la calidad de aire de la ciudad de Quito y de sus zonas aledañas; así como el impacto en lo económico, social y humano que los masivos desplazamientos humanos han inferido sobre las poblaciones afectadas, permiten avizorar un nuevo agente de contaminación química

pdf  Ceniza Volcánica: un nuevo agente de contaminación química

 Dr. Marco Álvarez y Dr. José Avilés.