PHE Annual Report 2017 Small

Durante el año 2017, la región de América Latina y el Caribe se vio afectada por tres huracanes de categoría 5 que afectaron a 19 países y territorios; así como dos terremotos de magnitud superior a 7 que azotaron a México, graves inundaciones en Perú y Chile y un derrumbe de tierra en Colombia; todo lo cual nos recuerda el nivel de destrucción de los desastres naturales. Además, la aparición del virus del Zika que afecta a 48 países y territorios se combinó con el brote de fiebre amarilla en 10 estados de Brasil con transmisión periurbana, así como la reaparición de patógenos propensos a epidemias como la malaria, la difteria y El sarampión, que elevó los niveles de alertas de salud pública en toda la Región, acentuando así los desafíos en materia de conocimiento, investigación y coordinación.

El Informe Anual 2017 del Departamento de Emergencias en Salud (PHE) describe el trabajo y los logros de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en apoyo a sus Estados Miembros en el área de gestión de riesgos de emergencia de salud y proporciona un camino de avance hacia una Sector de salud más resiliente en las Américas.

El año 2017 marcó el primer año del nuevo Departamento de Emergencias en Salud de la OPS luego de la implementación de la reforma global de la OMS en emergencias sanitarias, en un esfuerzo por mejorar la capacidad operativa y de respuesta temporal de la Organización con respecto a las amenazas sanitarias. Como hoja de ruta para el trabajo de la Organización en la gestión de desastres, el Departamento de Emergencias en Salud busca desarrollar un sector de salud con capacidad suficiente y liderazgo nacional para recuperarse rápidamente del impacto de las emergencias de salud y los desastres, y poder proteger el bienestar de sus comunidades.

El Informe Anual de PHE 2017 consiste en cuatro capítulos que corresponden a las cuatro líneas estratégicas de trabajo de la organización en la gestión del riesgo de desastres y la asistencia humanitaria:

  • Capítulo 1: Mejorar la capacidad de los Estados Miembros para proporcionar una respuesta oportuna y apropiada a los desastres, emergencias complejas y otras crisis de salud;
  • Capítulo 2: Incrementar la capacidad de los sistemas nacionales de salud en la preparación de emergencias y la reducción del riesgo de desastres; 
  • Capítulo 3: Aumentar la efectividad de la OPS y el Clúster de Salud para responder a los desastres; 
  • Capítulo 4: El trabajo de la OPS es un tema transversal que se incorpora a todas las actividades: etnicidad; gobernancia; género; y los derechos humanos

El reporte se puede descargar aquí (Disponible únicamente en inglés).