Departamento de Emergencias en Salud (PHE) de la OPS/OMS 

Objetivo

Reducción de la mortalidad, la morbilidad y las perturbaciones sociales resultantes de emergencias y desastres mediante la detección, gestión y mitigación de patógenos de alta amenaza y actividades de reducción del riesgo, preparativos, respuesta y recuperación temprana que fomenten la resiliencia y utilicen un enfoque multisectorial para contribuir a la seguridad sanitaria.

Alcance

El departamento de PHE se centra en fortalecer las capacidades del sector de la salud en prevención, reducción de riesgos, preparativos, vigilancia, respuesta y recuperación temprana para emergencias y desastres relacionados con cualquier amenaza (natural, causada por el hombre, biológica, química, radiológica y otras). Además, cuando se abruman las capacidades nacionales, dirigir y coordinar la respuesta sanitaria internacional para contener los desastres, incluidos los brotes epidémicos, y brindar socorro y recuperación eficaces a las poblaciones afectadas.

El trabajo del departamento de PHE tiene como objetivo definir la estrategia general de la Organización sobre prevención, mitigación, respuesta y recuperación de emergencias y desastres en el sector de la salud; fortalecer las capacidades de los Estados Miembros para hacer frente a emergencias y desastres, incluidas las capacidades requeridas por el Reglamento Sanitario Internacional (RSI) (2005) para gestionar los riesgos para la salud por todo tipo de amenazas; detectar amenazas graves para la salud y emprender oportunamente evaluaciones de riesgo en respuesta a tales eventos; proporcionar liderazgo técnico y desarrollar redes para abordar los riesgos relacionados a patógenos de alto riesgo; gestionar la respuesta de la OPS a emergencias y desastres agudos y prolongados; fortalecer sociedades para promover la acción colectiva; desarrollar y promover normas y orientaciones técnicas; brindar asesoramiento técnico confiable a grupos interesados en la respuesta a eventos y emergencias agudas; y asegurar el monitoreo de riesgo y desempeño.

El Departamento fortalece la capacidad específica de los países en relación con una serie de enfermedades que pueden causar brotes, epidemias o pandemias, incluidas las enfermedades transmitidas por el agua, las zoonosis, las emergencias químicas y radiológicas, las amenazas naturales y los conflictos. Considera un enfoque de seguridad humana para crear políticas intersectoriales coherentes con el fin de proteger y capacitar a las personas para incrementar la resiliencia de la comunidad contra las amenazas críticas y omnipresentes.

El Departamento también refuerza las alianzas pertinentes y los procesos interinstitucionales, reconociendo que su impacto se optimiza coordinando, aprovechando y facilitando las funciones de implementación de otras entidades y socios locales, nacionales e internacionales que están mejor posicionados para prestar los servicios clínicos u otros servicios de salud pública pertinentes.

Por último, PHE opera bajo los principios de humanidad, neutralidad, imparcialidad e independencia al servicio de las poblaciones afectadas por emergencias y desastres. Funciona dentro de la arquitectura humanitaria general con un objetivo consistente de fortalecer la capacidad local y nacional.

Áreas de trabajo

1. Gestión de amenazas infecciosas

El objetivo de esta área de trabajo es apoyar a los países en la vigilancia, prevención y control de enfermedades de alto riesgo de potencial pandémico y epidémico (es decir, fiebres hemorrágicas virales, influenza y coronavirus, virus transmitidos por artrópodos y enfermedades bacterianas) mediante pronóstico, caracterización de enfermedades / riesgos infecciosos y desarrollo de estrategias basadas en la evidencia para predecir, prevenir, detectar y responder a las amenazas infecciosas. Esto incluye el desarrollo y apoyo a estrategias, herramientas y capacidades de prevención y control para amenazas infecciosas de alto riesgo; establecer y mantener redes de expertos para aprovechar la experiencia internacional para detectar, entender y manejar las amenazas infecciosas de alto riesgo nuevas o emergentes; además de brindar apoyo de secretaría para la gestión del Marco de Preparativos para la Gripe Pandémica.

El trabajo en esta área del programa se centra en mejorar el intercambio de los conocimientos disponibles y la información sobre las amenazas infecciosas de alto riesgo emergentes y reemergentes, mejorar la vigilancia y respuesta a las enfermedades epidémicas y trabajar a través de redes para contribuir a los mecanismos y procesos mundiales, de acuerdo con las provisiones del RSI. PHE también gestionará los mecanismos regionales para abordar la dimensión internacional de las enfermedades epidémicas, con especial énfasis en el Marco de Preparativos para la Gripe Pandémica.

PHE apoya a los países en el desarrollo y mantenimiento de los componentes pertinentes de sus planes nacionales de preparativos para emergencias multiamenazas, diseñados para responder a las epidemias más importantes, incluyendo la vigilancia epidemiológica, el fortalecimiento de los laboratorios y la creación de redes, la gestión de casos y el control de infecciones y la coordinación intersectorial para atender las necesidades de las poblaciones marginadas y las que se encuentran en situaciones de vulnerabilidad. También trabajará para mejorar la capacidad de modelar y predecir el riesgo de patógenos emergentes de alto peligro, incluidos los de la interface animal humano, para vigilar su nivel de ocurrencia y permitir una respuesta más efectiva.

PHE establece y mantiene redes de expertos e intervenciones para la vigilancia y respuesta epidemiológica: redes de laboratorio [enfermedades virales y bacterianas, bioseguridad, y bioprotección], redes de gestión clínica, red de prevención y control de infecciones y redes de vigilancia epidemiológica.

  • Líneas de acción:
    i. Patógenos de alto riesgo: gripe, plaga, cólera, fiebres hemorrágicas, meningitis, las enfermedades transmitidas por los alimentos, fiebre amarilla) y arbovirus de salud pública de importancia regional (zika, chikungunya, virus de Nilo occidental, encefalitis equina, oropuche, mayaro y otros);
    ii. Redes de expertos e intervenciones para la vigilancia y respuesta epidemiológica: Redes de laboratorio [enfermedades virales y bacterianas, bioseguridad, y bioprotección], redes de gestión clínica, redes de prevención y control de infecciones y redes de vigilancia epidemiológica.

2. Preparativos para situaciones de emergencia sanitaria en los países y Reglamento Sanitario Internacional (2005)

El objetivo de esta área de trabajo es asegurar que todos los países de la Región tengan la capacidad de manejar emergencias sanitarias causadas por todo tipo de amenazas y de gestión del riesgo de desastres, incluidas las capacidades básicas necesarias para cumplir con sus responsabilidades bajo el RSI 2005. Estas abarcan la legislación, las políticas y el financiamiento a nivel nacional; coordinación y comunicaciones de puntos focales nacionales; vigilancia y comunicación de riesgos; preparativos y respuesta; prevención y control de infecciones; recursos humanos; y la creación de capacidades y redes para laboratorios.

El PHE coordina con los Puntos Focales Nacionales del RSI para revisar, analizar y asegurar informes anuales adecuados sobre la implementación de los reglamentos, realizar ejercicios de simulación y revisiones posteriores como parte de las evaluaciones de los países para la implementación del Reglamento Sanitario Internacional (2005). También coordinará la evaluación voluntaria independiente de las capacidades básicas de los países y la aplicación del Reglamento.

Se brinda apoyo a los Estados Miembros para que incorporen el concepto de seguridad humana en los planes de salud de los países para abordar las causas fundamentales de las amenazas múltiples, interrelacionadas y generalizadas que ponen en peligro la supervivencia, el sustento y la dignidad de las personas. PHE trabajará para aumentar la coherencia intersectorial entre las medidas de protección a nivel nacional y otras políticas estatales, la atención de salud local y el empoderamiento de individuos y comunidades, especialmente aquellos en situaciones de mayor vulnerabilidad.

Esta área apoya los esfuerzos de los países para aplicar sus planes nacionales de RSI y mantener sus capacidades. Se hace hincapié en el fortalecimiento de los roles de liderazgo nacional de preparativos, monitoreo y respuesta dentro de los ministerios de salud; promover la adopción de puntos de referencia para los preparativos para casos de desastre; apoyar el desarrollo y la implementación de planes nacionales de preparativos y respuesta para amenazas múltiples; y la implementación de acciones para incrementar la preparación operativa en la OPS, países vulnerables y con alto riesgo, y socios.

  • Líneas de acción:
    i. Actividades regionales de la secretaría del RSI, incluidos aspectos relacionados con el mapeo del riesgo de fiebre amarilla, viajes y salud y puntos de entrada;
    ii. Evaluación, monitoreo y evaluación de la capacidad básica del RSI (incluida la herramienta de evaluación externa);
    iii. Desarrollo de capacidades básicas del RSI en los países;
    iv. Desarrollo e implementación de planes para amenazas múltiples, ejercicios de simulación y simulacros para planes de desastre en el sector salud;
    v. Desarrollo de lineamientos internos, materiales de aprendizaje y procedimientos operativos estándar;
    vi. Fortalecimiento de la capacidad de pronta respuesta de la OPS, mediante la identificación y capacitación de recursos humanos para asegurar una respuesta rápida y adecuada a las emergencias;
    vii. Equipos médicos de emergencia.

3. Información de Emergencias en Salud y Evaluación de Riesgos

Esta área del programa tiene como objetivo proporcionar un análisis oportuno y autorizado de la situación, la evaluación del riesgo y el monitoreo de la respuesta para todos los eventos de salud pública y emergencias de gran magnitud. PHE, como punto de contacto regional para el RSI, desarrolla continuamente su capacidad para coordinar los esfuerzos regionales para fortalecer todos los aspectos de las actividades para la detección sistemática, verificación y evaluación de riesgos de los eventos, incluidos capacitación, coordinación y difusión de información precisa y oportuna para todos los posibles eventos de salud pública de interés internacional y eventos de salud pública de gran magnitud. Se facilita el intercambio de experiencias entre los Estados Miembros, con el fin de incrementar la puntualidad y transparencia del intercambio de información sobre acontecimientos de salud pública de potencial interés internacional, y fortalecer los canales de comunicación entre los puntos focales nacionales, con fines de seguimiento de contactos internacionales.

PHE monitorea las señales de posibles amenazas y coordinará las redes de vigilancia para establecer sistemas de alerta temprana. Para todas las señales que involucren patógenos de alta amenaza o grupos de muertes inexplicadas en países de alta vulnerabilidad, La meta del Programa es iniciar una evaluación de riesgo en el lugar dentro de 72 horas. PHE publica evaluaciones de riesgo de todos los eventos de salud pública, que requieran publicación para los Puntos Focales Nacionales del RSI en el Sitio de Información del Evento, dentro de las 48 horas posteriores a la finalización de la evaluación. PHE establece mecanismos de recopilación de datos para asegurar un monitoreo preciso y oportuno de los resultados de salud y las operaciones de respuesta para todas las emergencias clasificadas y prolongadas. PHE proporciona una plataforma de gestión de datos, análisis y elaboración de informes para producir y difundir oportunamente productos de información estandarizados para todos los eventos, que incluyen análisis situacionales actualizados, evaluación de riesgos y mapeo de recursos disponibles de salud y capacidades de respuesta.

  • Líneas de acción:
    i. Detección, verificación y evaluación del riesgo de eventos de salud pública en el marco del RSI (funciones del punto de contacto regional RSI de la OMS);
    ii. Recolección, manejo, análisis e informes sobre datos relacionados con eventos de salud pública, emergencias y desastres;
    iii. Definición de la información estandarizada mínima requerida para diferentes actividades / temas relacionados con la emergencia;
    iv. Desarrollo de herramientas operacionales básicas y mapeo de riesgos; v. Apoyo a otras áreas del programa con datos para el desarrollo de herramientas de predicción y modelización; vi. Producción de perfiles de riesgo país y su actualización periódica.

4. Operaciones de emergencia

Esta área del programa brinda apoyo a los países para asegurar que las poblaciones afectadas por las emergencias tengan acceso a un paquete esencial de servicios de salud que salvan vidas. Por consiguiente, la Organización continúa realzando sus sistemas y procesos para asegurar una respuesta más previsible y eficaz a las emergencias sanitarias. Estos tienen tres elementos principales: i) fortalecer las propias capacidades operacionales de la OPS; ii) ampliar y fortalecer las capacidades internacionales para la respuesta de emergencia mediante la cooperación; y iii) apoyar a las autoridades nacionales para la coordinación de la respuesta internacional a las emergencias sanitarias.

Se fomenta la capacidad institucional para establecer sistemas integrales de gestión de incidentes y coordinar la acción de los socios de emergencias en salud en el campo en las 72 horas siguientes a la clasificación de todas las amenazas y eventos clasificados. Esto incluye el desarrollo de una respuesta estratégica y un plan de operaciones conjuntas para guiar las operaciones de respuesta.

El PHE vela por que existan mecanismos eficaces de coordinación de los socios para todos los eventos clasificados y prolongados, a nivel nacional y subnacional, para fortalecer la coordinación durante la respuesta a emergencias. Por lo tanto, el trabajo apoya el aumento de la capacidad de respuesta interoperable de emergencia sanitaria mediante la ampliación y el fortalecimiento de redes de socios operacionales, que incluyen a la Red Mundial de Alerta y Respuesta a Emergencias (GOARN), Equipos Médicos de Emergencia (EMT) y otros mecanismos que garanticen una mayor interoperabilidad entre redes.

PHE actualiza y desarrolla las normas técnicas, promueve su aplicación y monitorea la implementación, de acuerdo con las normas. Garantiza que existan políticas, procesos y mecanismos pertinentes para garantizar que se establezcan operaciones esenciales de apoyo y logística y que los suministros de emergencia se distribuyan a los puntos de servicio dentro de las 72 horas siguientes a la calificación de todas las amenazas y eventos clasificados. PHE proporciona apoyo operacional (incluyendo la flota, el alojamiento, las instalaciones, la seguridad y la tecnología de la información y las comunicaciones), garantiza la disponibilidad de suministros médicos y equipos a través de una administración eficaz de la cadena de suministro y proporciona servicios críticos especializados de logística de salud, según sea necesario para todas las emergencias clasificadas y prolongadas.

El Departamento promueve la coordinación, el seguimiento y la aplicación del Plan de Acción para la Coordinación de la Asistencia Humanitaria Internacional en Salud mediante la integración de las acciones de las áreas y redes de programas de la OSP. Entre otros esfuerzos, apoya la actualización y el establecimiento de procedimientos de coordinación basados en los sistemas y asociaciones existentes (subregionales, regionales y mundiales) para la asistencia sanitaria humanitaria, a fin de contribuir a la prevención de la mortalidad, la morbilidad y la discapacidad causadas por emergencias y desastres. Esto incluye el establecimiento de equipos de respuesta eficientes y eficaces y herramientas adaptadas para la coordinación de la asistencia humanitaria internacional en el sector de la salud.

El PHE coordina los esfuerzos para mejorar la capacidad propia de la Oficina para supervisar y coordinar la respuesta de emergencia, con especial énfasis en fortalecer el Centro de Operaciones de Emergencia de la OPS y asegurar su operación continua y óptima. También se hace un esfuerzo concertado para el fortalecimiento de la capacidad de respuesta de la OPS, incluyendo sus mecanismos de pronta respuesta a desastres, tales como el equipo regional de respuesta en salud, para permitir la implementación de las funciones críticas de la salud en emergencias humanitarias.

  • Líneas de acción:
    i. Implementación de operaciones de respuesta, incluyendo la coordinación de la red regional GOARN;
    ii. Desarrollo de planes de respuesta estratégica y operaciones conjuntas para guiar las operaciones de respuesta;
    iii. Capacidad operativa plena del Centro de Operaciones de Emergencia de la OPS;
    iv. Activación e implementación de mecanismos de respuesta a emergencias de acuerdo con la Política y Procedimientos de la Respuesta Institucional a Emergencias y Desastres de la OPS, incluyendo el apoyo total al Sistema de Manejo de Incidentes.

5. Servicios Básicos de Emergencia

El área de servicios básicos es responsable de implementar capacidades, políticas, procedimientos y sistemas que están estandarizados en toda la Organización, y aptos para el propósito de apoyar una administración eficaz y manejo de personal y financiamiento sostenible del programa de emergencias, asegurando la interoperabilidad y consistencia durante la respuesta coordinada a emergencias, mediante el trabajo en equipo. Esta área de trabajo abarca la administración, las comunicaciones, la movilización de recursos y la gestión de subsidios, la planificación estratégica, la gestión financiera y de recursos humanos, la seguridad, y la salud y el bienestar del personal.

Las principales líneas de acción incluyen el fortalecimiento de los servicios básicos para las emergencias para asegurar que las decisiones de gestión activen rápidamente la prestación sin fisuras de servicios que cumplan con los estándares de desempeño de emergencia y faciliten las operaciones del programa de emergencia. Esto se logra mediante el establecimiento de Procedimientos Operativos Estándar (SOP), políticas, directrices y plantillas estandarizadas (aprovechando las lecciones aprendidas de los esfuerzos de respuesta anteriores y las mejores prácticas de otros socios operacionales), y la revisión y evaluación en curso del desempeño en esta área. Esto conduce a una mejora continua y contribuye al objetivo general de la excelencia de los procesos de negocio.

  • Líneas de acción:
    i. Creación y revisión de Procedimientos Operativos Estándar (SOP), políticas, lineamientos y plantillas estandarizadas;
    ii. Reclutamiento y retención de personal;
    iii. Movilización de recursos y comunicación.

6. Reducción del riesgo de desastres y proyectos especiales

PHE coordina la implementación del Plan de Acción para la Reducción del Riesgo de Desastres 2016-2021, que tiene como objetivo proteger las vidas de los pacientes y los trabajadores de la salud, proteger los equipos y suministros de salud de los efectos de desastres y asegurar que los servicios de salud continúen operando efectivamente durante y después de emergencias y desastres, para salvar vidas, reducir las discapacidades y permitir al sector de la salud cumplir con sus responsabilidades continuas.

PHE trabaja con los países en la implementación de Proyectos Especiales tales como Hospitales Seguros, Hospitales Inteligentes, Poblaciones de Desplazados Internos, entre otros, para fortalecer su capacidad de proteger el bienestar físico, mental y social de sus poblaciones y recuperarse rápidamente de emergencias y desastres. Un proyecto especial sobre los países altamente vulnerables se centra en el fortalecimiento del liderazgo nacional y la capacidad sostenida del sector de la salud para fortalecer la capacidad de resiliencia de esos países y territorios.

  • Líneas de acción:
    i. Implementar el Proyecto Especial sobre Hospitales Inteligentes en el Caribe;
    ii. Poblaciones desplazadas internamente en Colombia y países vecinos;
    iii. Proyectos en países altamente vulnerables: actualmente Haití y República Dominicana;
    iv. Hospitales Seguros y la eventual ampliación de la iniciativa de Hospitales Inteligentes a otros Estados Miembros;
    v. Aplicación del Plan de Acción sobre la Reducción del Riesgo de Desastres 2016-2021.