Organizaciones ciudadanas intercambiaron acciones, propuestas, marcos normativos, para promover el uso seguro y saludable de la bicicleta en el contexto de la emergencia por la pandemia de COVID-19. Este evento, que tuvo más de 90 participantes de Ecuador, Colombia, Bolivia y México, fue organizado por la Unión de Ciclistas del Ecuador, la OPS/OMS, con el apoyo de Ciclópolis y Deltas.

Representantes de colectivos de la sociedad civil de las ciudades de Quito, Guayaquil, Cuenca y Riobamba expusieron propuestas, reflexiones de la movilidad en bicicleta con implicaciones sociales y de inclusión activa, así como experiencias del uso de la bicicleta para ir a la escuela, al trabajo, entre otras. Se contó con la participación artística de la reconocida cantautora, Katie James.

El desarrollo de las ciclovías emergentes deben ser un imperativo categórico. La guía de transporte del Ministerio del Transporte habla de repotenciar las ciclovías existentes, que posteriormente se deberán convertir en definitivas y la implementación de estacionamientos seguros, expuso Ronald Game Intriago de la organización Ciclistas sin Fronteras.

 bicicafe 02

Jessica Buenaño Franco, de la Organización Mujeres en Bici, expuso la importancia de generar las ciclovías emergentes porque nos permiten mantener el distanciamiento y mantenernos saludables. Además, destacó los beneficios de la bicicleta porque el sedentarismo impacta mucho en el sistema inmunológico.

Nathalie Santamaría, miembro del colectivo ciclistas, sostuvo la importancia de la seguridad vial para lograr la inclusión y seguridad desde los usuarios. Así como hizo un llamado a motivar a más usuarios y entender cómo se relaciona la movilidad en este estado de pandemia.

!Es posible movilizarse en bicicleta en Quito! destacó Liz Andrade el colectivo Rodar bike.
“Recomiendo movilizarse en una bicicleta sencilla, adecuada y cómoda para que la experiencia sea placentera; relacionarse con gente del ciclismo, encontrar rutas adecuadas; estar visible y llevar agua”, expuso Liz Andrade.

Cecilia Vaca, del colectivo Delta, quien moderó este webinar, destacó que el tema de lograr incorporar la movilidad activa debe ser permanente, “recuperemos el espacio público para las personas y hagamos de forma segura y permanente … una sola voz ante la necesidad de una respuesta para salir de esta crisis sanos y activos, y buscar soluciones prácticas”, a la vez que hizo un llamado para aportar desde la sociedad civil para impulsar el ciclismo urbano en el país.

 bicicafe 03

Usar la bicicleta en estos tiempos de COVID – 19 puede ser una opción real para mantenernos sanos y saludables en el mediano y largo plazo, expuso Adrián Díaz de la OPS/OMS, a la vez que enfatizó la importancia del uso de la bicicleta en este momento de la pandemia, porque hay un enorme riesgo de rebrotes de la pandemia, a partir del transporte público.

Adrián Díaz, recalcó que otra pandemia silenciosa es la de las enfermedades crónicas no transmisibles, que, según cifras del 2015, produjo 38 millones de muertes en todo el mundo; de las cuales, 16 millones ocurren prematuramente. Uno de los cuatro factores riesgo es el sedentarismo, de ahí la importancia de la movilidad activa, como el uso de la bicicleta para combatir esta pandemia silenciosa.

La OPS/OMS acompañará los esfuerzos que se han presentado en esta reunión. Hay una sociedad civil muy activa y desde las instituciones se generan importantes iniciativas para lograr una movilidad sostenible, a la vez que aportar en la vida y salud de la población del Ecuador, expuso Adrián Díaz.

El 28 de mayo se realizará el 2do bicicafé en la que participarán Gobiernos Autónomos Descentralizados, socializando las iniciativas que llevan en curso en relación con la movilidad segura en bicicleta en estos momentos de la pandemia.

bicicafe 04