Veterinary Public Health 

Since its creation in 1949, the Veterinary Public Health Program of PAHO has contributed to the establishment of the infrastructure of the Veterinary and Public Health Services of the countries of Latin America and the Caribbean. 

Veterinary doctors, together with professionals from the health and biological and economic sciences, have actively participated in the development of the work, taking as a framework the activities of technical cooperation in public health of PAHO, which has given results and achievements impact on animal production and public health in the countries of the Americas.

 

El término "salud pública veterinaria" (SPV) se empleó por primera vez en 1946, en la OMS, para determinar un marco programático que abarcara todas las actividades de salud pública que tuvieran que ver con la medicina veterinaria en el contexto de la protección y mejora de la salud humana.  En América, la OPS creó un programa de veterinaria, además del Centro Panamericano de Fiebre Aftosa (PANAFTOSA) en 1951 y en 1983 puso en marcha el Programa de Salud Pública Veterinaria.

En América Latina se ha utilizado una aproximación a la salud pública veterinaria que fue sintetizada como sigue por el Comité Hemisférico para la Erradicación de la Fiebre Aftosa (RIMSA) en 2001: "La salud pública veterinaria es un componente de las actividades de salud pública, dedicada a la aplicación de los conocimientos teóricos y prácticos o de las aptitudes de la medicina veterinaria para la promoción y protección de la salud humana". En este sentido, es una disciplina con un extenso campo de acción que pretende alcanzar dichos objetivos mediante intervenciones relacionadas con la salud y producción animal.

 

Desde su creación en 1949 el Programa de Salud Pública Veterinaria de la OPS ha contribuido al establecimiento de la infraestructura de los Servicios Veterinarios y de Salud Pública de los países de América Latina y el Caribe. 

La evolución histórica del Programa es paralela a la de los servicios, y se ha ajustado paulatinamente de acuerdo a los cambios en los escenarios y los acontecimientos importantes de salud pública y salud animal. Como resultado de ello se ha desarrollado un enfoque que se ajusta a la situación socio económica de la región y a los principios de atención primaria de la salud, que tiene como fundamento el conocimiento de las condiciones propias de cada país, el trabajo intersectorial entre salud y agricultura y la participación de todos los actores de la cadena alimentaría, principalmente de los productores y de la comunidad en general.

En Mayo 2014 fue reconocido como Centro Colaborador de la OIE en Salud Pública Veterinaria para los 180 Países Miembros de la OIE.