Mercurio

El mercurio es tóxico para la salud humana y representa una amenaza particular para el desarrollo del niño en el útero y temprano en la vida. El mercurio existe en varias formas: elemental (o metálico); inorgánico (por ejemplo, cloruro mercúrico); y orgánicos (p. ej., metil y etilmercurio); todas tienen efectos tóxicos, incluso en los sistemas nervioso, digestivo e inmunitario, y en los pulmones, los riñones, la piel y los ojos.

Se encuentran disponibles diferentes recursos para explorar aspectos toxicológicos del mercurio y sus compuestos, y para comprender los roles y responsabilidades del sector de la salud en la implementación de la convención de Minamata, en línea con la Resolución 67.11 (2014) de la Asamblea Mundial de la Salud.