WhatsApp Image 2018 08 15 at 9.40.04 AM

La contaminación del aire representa una amenaza para todos, las personas más pobres y marginadas se llevan la peor parte, en su mayoría mujeres y niños, quienes todos los días respiran el humo letal emitido por cocinas y combustibles contaminantes en sus hogares. "Es necesario adoptar medidas urgentes contra la contaminación del aire" dijo Piedad Huerta, Representante de la OPS/OMS e invitó al Gobierno de Honduras a liderar este esfuerzo en las Américas, implementando políticas y acciones dirigidas a la eliminación del uso de leña y queroseno para cocinar en zonas urbanas.

En el marco del Dia Interamericano de la Calidad del Aire, que tiene por objetivo recomendar a los tomadores de decisiones, organizaciones, asociaciones no gubernamentales, y agencias internacionales, a proponer soluciones participativas a los problemas relacionados con la calidad de aire y resaltar su importancia para la promoción de aire saludable, la Secretaria de Recursos Naturales y Ambiente (Mi Ambiente), con el apoyo técnico y financiero de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud OPS/OMS, lanzan dos importantes estudios:

  1. Herramienta de diagnóstico rápido de acceso a energía (HEART). Oportunidades para la transición hacia combustibles y tecnologías energéticas limpias en los hogares de Honduras, y
  1. Evaluación del uso de combustibles para cocinar en la colonia Nueva Suyapa, Tegucigalpa, Honduras

El espacio también será aprovechado para informar sobre los avances y estadísticas nacionales sobre la contaminación del aire y sus efectos a la salud.

Según diagnóstico realizado sobre “Uso de energía en los Hogares” desarrollado por las Secretarias de Salud, Ambiente, Energía y otros socios estratégicos, con el apoyo de la OPS/OMS, se destaca que en Honduras alrededor del 36 por ciento de la población urbana todavía depende de la leña y el queroseno para resolver sus necesidades energéticas de cocinado.

Además, se detalla que el uso de combustibles sólidos (leña, carbón, y residuos orgánicos) para cocinar está asociado con neumonía infantil, cardiopatías, Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), accidentes cerebrovasculares, cataratas y cáncer pulmonar.

La quema de biomasa es una de las principales fuentes de carbono negro, un contaminante climático de vida corta, pudiendo ser además una fuente importante de contaminación ambiental en las ciudades. El estudio en Tegucigalpa también sustenta que la población invierte más dinero mensualmente en la compra de leña y queroseno, que lo que pudiese invertir en la compra de gas licuado de petróleo (LPG).

Honduras ha hecho un gran esfuerzo en mejorar la calidad de vida y salud de las poblaciones en mayores condiciones de vulnerabilidad por medio de la dotación de estufas eficientes de biomasa con chimenea (Ecofogones) a estas poblaciones. Estas estufas reducen el consumo de leña, el tiempo de cocción y el riesgo a la salud, pero no lo eliminan. Continuar este esfuerzo en zonas rurales tiene sentido, sobre todo considerando que cuentan con un mejor acceso leña y los cambios pueden requerir inversiones en infraestructura que no se logran hacer en el corto plazo. Sin embargo, en las zonas urbanas se cuenta con las condiciones para transitar al uso de combustibles modernos y limpios como el LPG (Gas Licuado de Petróleo) y la electricidad cumpliendo así con las directrices de calidad del aire en la vivienda recomendadas por la OMS y contribuyendo al cumplimiento de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible.

Anualmente, 3,8 millones de personas mueren prematuramente por enfermedades atribuibles a la contaminación del aire interior causada por el uso de combustibles sólidos ineficientes (datos de 2012) para cocinar.

De acuerdo con la OMS, la carga de enfermedad atribuible a la contaminación del aire (para la población general, todas las edades) incluye:

Muertes debidas a la contaminación atmosférica:

• 40% - cardiopatía isquémica;

• 40% - accidente cerebrovascular;

• 11% - neumopatía obstructiva crónica;

• 6% - cáncer de pulmón;

• 3% - infección aguda de las vías respiratorias inferiores en los niños.

Muertes debidas a la contaminación del aire de interiores:

• 34% - accidente cerebrovascular;

• 26% - cardiopatía isquémica;

• 22% - neumopatía obstructiva crónica;

• 12% - infección aguda de las vías respiratorias inferiores en los niños;

• 6% - cáncer de pulmón.

Para asegurar que el aire de la vivienda y de su entorno sea saludable, las nuevas directrices de la OMS sobre calidad del aire y uso de combustibles en los hogares contienen recomendaciones relativas a los tipos de combustibles y tecnologías para proteger la salud, así como estrategias para la difusión eficaz de esas tecnologías energéticas domésticas.

Los beneficios de la implementación de una política nacional de calidad del aire en interiores son:

  • Lucha contra la pobreza a través de viviendas saludables para las familias hondureñas,
  • Al utilizar combustibles limpios, reducimos las emisiones de gases de efecto invernadero que contribuyen al calentamiento global y al cambio climático,
  • Mejorar la calidad de aire en las ciudades urbanas,
  • Menor incidencia de casos de enfermedades respiratorias y por ende menor atención medica hospitalaria y menor erogación económica,
  • Reducción del uso de biomasa y protección de nuestros bosques,
  • Se incentivan alianzas públicos-privadas. nec

El Día Interamericano del Aire se celebra el segundo viernes de agosto. instaurado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 28 de octubre de 2002, en México, durante la celebración del XXXVIII Congreso Interamericano de la Asociación Interamericana de Ingeniería Sanitaria y Ambiental.

La efeméride tiene como fin crear conciencia entre la población acerca de la importancia de no utilizar elementos contaminantes que perjudiquen el ambiente, así como prevenir y reducir los daños por contaminación ambiental causada por diversos factores como el calentamiento global, la contaminación vehicular, etc. La quema de combustibles fósiles y las actividades industriales vinculadas a la industria de productos químicos, representan las principales fuentes de contaminación del aire.