Índice del artículo

 prevencion

En los países con transmisión intensa de la EVE donde hay brotes, como Guinea, Liberia y Sierra Leona, las recomendaciones son:

  • Practicar una buena higiene personal. Lavarse las manos con agua y jabón o utilizar un producto a base de alcohol.
  • Evitar el contacto con la sangre y fluidos de una persona infectada.
  • No tocar objetos que puedan haber estado en contacto con la sangre o los líquidos corporales de una persona infectada.
  • Evitar los rituales de sepultura y costumbres funerarias que requieran tocar el cuerpo de alguien que haya muerto por la enfermedad del Ébola.
  • Evitar el contacto con murciélagos y primates no humanos, o con la sangre, los líquidos corporales o la carne cruda preparada de esos animales.
  • Evitar ir a los hospitales donde reciben tratamiento pacientes con la enfermedad por el virus del Ébola.

    Para los trabajadores del sector sanitario que puedan estar expuestos a personas con la enfermedad por el virus del Ébola, las recomendaciones son:

    • Utilizar Equipo de Protección Personal apropiado.
    • Poner en práctica las medidas adecuadas de control de infecciones y esterilización.
    • Evitar el contacto directo con los cadáveres de personas fallecidas por la enfermedad.
    • Notificar al personal sanitario competente si se ha tenido contacto directo con la sangre o los líquidos corporales, como las heces, la saliva, la orina, el vómito y el semen de los pacientes infectados.

    El personal de salud debe estar familiarizado con el protocolo de actuación del país ante un caso sospecho de EVE.

Más información en este enlace

Transmision de Ébola

  • El virus se transmite a través del contacto directo con fluidos corporales (sangre, heces, vomito) de una persona enferma, tocando el cuerpo de una persona que murió de ébola o a través del contacto con superficies u objetos contaminados con secreciones infectadas. El riesgo de transmisión se puede reducir con una limpieza y desinfección adecuadas.
  • El virus puede entrar al cuerpo a través de lesiones en la piel lesionada o de las membranas mucosas no protegidas, por ejemplo, los ojos, la nariz o la boca.

Más información en este enlace.