Ante la posibilidad de introducción de otros casos importados en las Américas y para evitar la diseminación posterior del virus, la OPS está trabajando con los países de la región para reforzar su preparación para detectar y responder rápidamente a un posible caso importado de ébola. Hasta el momento, se han registrado dos casos importados y dos casos de transmisión local de enfermedad por el virus del Ebola en los Estados Unidos. No se han registrado casos de EVE en ningún otro país de las Américas.

La Directora de la OPS, Carissa F. Etienne, creó un grupo de trabajo especial y un grupo de trabajo operativo. Este grupo asesora y apoya la implementación de las recomendaciones Comité Internacional de Emergencia del Reglamento Sanitario Internacional (RSI) y coordina la respuesta a la posible introducción de la enfermedad del virus del Ébola en las Américas.

Expertos de la Organización realizarán misiones a los países de la región para ayudar en esta preparación.

La OPS/OMS también apoya la respuesta en los países de África Occidental afectados por el brote de esta enfermedad con el despliegue de funcionarios. La Organización también presta asistencia a sus Estados Miembros con los despliegues de sus profesionales nacionales y facilita la cooperación entre los países.