Washington, DC, 22 de diciembre de 2014 (OPS/OMS).- El ébola es una enfermedad grave para la cual no existe actualmente cura ni vacuna. El 50% de quienes la contrajeron en el brote actual en África Occidental fallecieron. En las Américas, sólo los Estados Unidos han reportado algunos casos hasta diciembre del 2014, pero el riesgo de su introducción a otros países de la región es real.

ebola 590

La Organización Panamericana de la Salud/ Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) ha estado trabajando para preparar a los países frente a esta posibilidad y asegurar una respuesta rápida, la cual puede evitar la diseminación de la enfermedad.

Aquí, una breve descripción de las acciones realizadas durante este año.

Misiones de apoyo
Grupos de expertos de la OPS/OMS y organizaciones socias recorrieron una veintena de países de las Américas para colaborar en sus preparativos frente al ébola y ofrecer asistencia técnica a medida.

Entrenamiento a médicos cubanos
Antes de viajar para cooperar en la respuesta al ébola en los países de África Occidental, personal de salud cubano fue entrenado por la OPS y la OMS.

Capacitaciones para detectar y manejar casos
El ébola es un virus que se transmite a través del contacto directo con los fluidos corporales (heces, orina, saliva, semen) de una persona infectada, cuando ésta presenta los síntomas de la enfermedad. La OPS/OMS ha capacitado a profesionales médicos y de enfermería para que conozcan la epidemiología del ébola y puedan detectar y manejar casos de esta enfermedad emergente y hasta ahora desconocida en el hemisferio occidental.

Prácticas en colocación y retiro de trajes de protección personal
El uso adecuado de los equipos de protección personal (EPP) resulta la medida más efectiva para prevenir la transmisión del ébola al personal de salud que se designe para tratar a estos pacientes. Expertos de la OPS, los CDC, el NIH y el Hospital Carlos III de Madrid entrenaron a profesionales de salud de la región sobre la manera de colocarse los diversos tipos de trajes de protección personal.  

Asesorías para organizar los servicios
Tratar pacientes con ébola requiere de unidades especialmente diseñadas o adaptadas en los servicios de salud que se designen para ese fin. La OPS/OMS ha compartido buenas prácticas y brindado asistencia técnica a los países para la conformación de estos espacios.

Simulacros en manejo clínico
Personal médico y de enfermería de las Américas participó en simulacros sobre el manejo clínico de pacientes con ébola organizados por la OPS/OMS junto con expertos de organizaciones sociales con experiencia en el abordaje de estos casos. Se espera que los profesionales entrenados capaciten a otros en sus países.

Facilitando consensos en manejo de muestras y protocolos de laboratorio
Expertos en diagnóstico de laboratorio y gestión de riesgo biológico de la región fueron convocados por la OPS/OMS para analizar los procedimientos para el manejo seguro de muestras y definir protocolos diagnósticos y de monitoreo terapéutico, ante la posibilidad de la introducción de un caso de ébola en un país de la región.

Cursos para comunicar el riesgo
La comunicación clara y transparente de las autoridades con el público es fundamental para mantener la confianza del público, ayudar a gestionar ansiedades y promover comportamientos saludables en la población. Responsables de comunicación de los Ministerios de Salud de las Américas fueron capacitados por la OPS/OMS en los principios de la comunicación durante situaciones que representan un riesgo para la salud humana.

Acercando información confiable
Un sitio web dedicado a la enfermedad por el virus del Ébola fue lanzado por la OPS/OMS para brindar información confiable y actualizada a las autoridades de salud, a los profesionales y al público. Ingrese al sitio en www.paho.org/ebola.

Movilizando apoyo financiero para la preparación
La OPS/OMS está procurando movilizar recursos para que los países puedan contar con fondos y líneas de crédito que les permita fortalecer sus preparativos ante el riesgo de ébola o de cualquier otra enfermedad que pudiera presentarse, y que pueden generar graves repercusiones sociales y económicas.

Colaborando con la respuesta en África Occidental
Expertos de diversas áreas de la Organización han apoyado la respuesta de la OMS en los países afectados de África Occidental. Controlar el brote en esa región es la prioridad principal para salvar vidas y detener la diseminación local e internacional de la enfermedad.

Abriendo una ventana de oportunidad frente a cualquier emergencia
Las acciones de preparación para enfrentar la posible importación del ébola representan una oportunidad. Los países de las Américas verán fortalecidas sus capacidades para hacer frente a brotes y epidemias de enfermedades, como lo dispone el Reglamento Sanitario Internacional (RSI), un acuerdo firmado por los Estados Miembros de la OMS para responder de manera efectiva a cualquier emergencia de salud pública de importancia internacional.