El paciente tiene antecedentes de viaje a China y se está recuperando en su casa

Washington, D.C., 28 de enero de 2015 (OPS/OMS)— El Gobierno de Canadá confirmó el primer caso humano de gripe aviar A(H7N9) en las Américas. Se trata de un residente de la provincia de Columbia Británica que había viajado recientemente a China y se enfermó después de regresar. El paciente está actualmente recuperándose y no requirió hospitalización.

Canadá notificó el caso esta semana a la Organización Panamericana de la Salud (OPS), oficina regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud (OMS). La OPS/OMS considera que el riesgo de H7N9 para los canadienses y para otros países de las Américas es bajo.

La gripe aviar A(H7N9) es un subtipo de los virus de la gripe de tipo A que se han detectado en las aves en el pasado. El virus fue visto por primera vez en personas en marzo de 2013 en China. Desde entonces, se han notificado casi 500 casos humanos, casi todos en China. La mayoría de los pacientes se han enfermado gravemente, y hasta la fecha 185 han muerto.

La mayoría de los casos humanos del virus H7N9 se han vinculado a la exposición a aves de corral vivas infectadas o a ambientes contaminados como los mercados avícolas. Los datos probatorios indican que el virus no se transmite fácilmente de persona a persona, y que la transmisión sostenida de persona a persona no se ha reportado.

Canadá notificó su caso de H7N9 a la OPS/OMS bajo los requisitos del Reglamento Sanitario Internacional (RSI), un conjunto de reglas internacionalmente acordadas que rigen cómo los países notifican acontecimientos de salud que cuentan con el potencial de tener repercusión internacional. La OPS coordina la notificación del RSI que realizan los países en el continente americano.

La OMS sigue de cerca la evolución de la situación globalmente y evalúa el riesgo regularmente.

Recomendaciones de la OPS/OMS

La OPS/OMS aconseja a quienes viajen a países donde haya brotes conocidos de gripe aviar que eviten las granjas de aves, el contacto con animales en los mercados de aves vivas, la entrada en instalaciones donde se sacrifiquen aves de corral y el contacto con cualquier superficie que parezca estar contaminada por heces de aves de corral o de otros animales. Los viajeros deben lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón, y prestar atención a la inocuidad y la higiene de los alimentos.

La OPS/OMS no recomienda la realización de exámenes en los puntos de entrada ni la aplicación de restricciones a los viajes ni al comercio en relación con este evento. Como siempre, habrá que pensar en el diagnóstico de infección por virus de la gripe aviar en pacientes que presenten síntomas respiratorios agudos graves durante viajes a zonas donde haya gripe aviar, o poco después de la vuelta de dichos viajes.

La OPS/OMS alienta a los países a seguir fortaleciendo la vigilancia de la gripe, incluida la de las infecciones respiratorias agudas graves (IRAG) y a que examinen cuidadosamente todos los casos inusuales para garantizar la notificación de las infecciones humanas de conformidad con el Reglamento Sanitario Internacional, y sigan con sus medidas nacionales de preparación sanitaria.

Enlaces: