This page has been archived and is no longer updated.
Esta página ha sido archivada y ya no es actualizada.
Antecedentes

healthy-citiesEl movimiento es una de las principales estrategias para fortalecer la ejecución de las actividades de promoción de la salud en la Región. Integra una serie de acciones en las áreas de la salud pública, la educación popular en salud y el desarrollo de la comunidad. La participación del gobierno local y la participación activa de la comunidad son los componentes esenciales del movimiento al igual que la participación de otros sectores en un frente unificado para promover la salud. La promoción de la salud enfatiza la participación y la acción de la comunidad en la formulación de política pública saludable, el mantenimiento de los ambientes saludables, la creación de estilos de vida saludables y la reorientación de los servicios locales de salud. El enfoque de ámbitos o espacios saludables adopta un marco que pone énfasis en la equidad y el facultamiento de poder como las bases principales a la promoción de la salud, que no solo considera los problemas y necesidades de los grupos de población en ese espacio específico sino también la estructura y el comportamiento organizacional Dentro del contexto del gobierno local pone énfasis en las dimensiones sociales, políticas y económicas para lograr una política pública saludable y planes de acción de desarrollo humano.

Concepto

Se dice que un municipio ha empezado el proceso de promover la salud en el espacio geográfico y con los grupos de población involucrados, cuando las organizaciones locales, los ciudadanos y las autoridades elegidas se comprometen y firman una acta de compromiso y ejecutan un plan de acción que mejorará continuamente las condiciones sociales que producen salud y bienestar para todas las personas que viven en ese ambiente. Esencialmente, un municipio saludable es un proceso que requiere convicción y fuerte apoyo político, al igual que gran participación y acción de las comunidades.

Marco

En las Américas, la OPS (OMS/AMRO), ha adoptado un marco de participación de desarrollo. El compromiso es entre el alcalde, el gobierno local (todos los sectores) los representantes y las personas (líderes de la comunidad, representantes de grupos de la comunidad y organizaciones. Se observaron las siguientes actividades similares en el proceso de edificar municipios saludables en la Región de las Américas:

  1. Aspectos en la fase inicial del proceso:

    • reuniones de las autoridades gubernamentales locales y líderes de la comunidad para comprender el concepto de espacios sanos y el enfoque a la promoción de la salud en los establecimientos, estos fueron muchas veces iniciados por el sector de la salud,
    • una afirmación y declaración pública conjunta del compromiso del gobierno local y organizaciones comunitarias para edificar un municipio saludable,An organized intersectoral planning committee with representatives from community groups,
    • organizar un comité de planificación intersectorial con representantes de grupos de la comunidad, y de todas las secciones pertinentes en el municipio,
    • crear consenso y determinar prioridades de acción.

  2. Pasos en la fase de planificación del proceso:

    • participación del comité intersectorial en adiestramiento y esfuerzos conjuntos para comprender lo que significa el concepto saludable, el enfoque a la promoción de la salud en los establecimientos y participación metodológica (evaluación de necesidades, planificación, evaluación y educación sanitaria),
    • elaborar un plan de acción con consenso amplio entre las autoridades gubernamentales locales, los representantes de todos los sectores y las organizaciones comunitarias,
    • desarrollar y presentar proyectos específicos para mejorar las condiciones locales, la salud, la educación, la vivienda, el empleo, la recreación y los ambientes psicosocial y físico,
    • movilización de recursos (personal, material y financiero) para ejecutar el plan de acción,
    • establecer un sistema de información, un directorio y un plan para vigilar y evaluar el proceso y los resultados para construir un municipio saludable (comenzar una base de datos).

  3. Momentos en la fase de consolidación del proceso:

    • ejecución de actividades en el plan de acción y tareas específicas del proyecto,
    • establecer escuelas promotoras de salud, lugares de trabajo, mercados, hospitales y otros ambientes saludables,
    • ejecutar las campañas de comunicación y programas de educación sanitaria para crear modos de vida sanos y prevenir los comportamientos y condiciones de riesgo,
    • sistematización y evaluación de experiencias, calidad de la participación y los enfoques a la participación, y a los resultados del plan de acción: mejoramiento de las condiciones sanitarias y calidad de vida,
    • compartir el conocimiento y las experiencias con otros municipios, ciudades, pueblos y comunidades, estableciendo redes locales y nacionales, creando oficinas del proyecto de municipios saludables, boletines informativos, talleres, seminarios, etc.

El movimiento se enfrenta a muchos retos puesto que presenta muchas oportunidades de seguir fortaleciendo los enfoques de promoción de la salud en la región. Sin duda, existe la necesidad de continuar fortaleciendo la participación comunitaria, en las fases de planificación y evaluación. Las redes y los proyectos necesitan continuar formando consenso y alianzas con muchas de las instituciones y organizaciones dentro del sector de la salud y con otros sectores.

Es importante seguir manteniéndose alertos a los riesgos de manipulación de los partidos políticos, y desarrollar aptitudes para manejar los conflictos que se pueden suscitar como resultado de temas ideológicos. Los movimientos en todos los países defienden firmemente la necesidad de aceptar a los representantes gubernamentales locales de todos los partidos políticos. El movimiento también necesita seguir manteniéndose alerto a los riesgos de control excesivo del sector de la salud. La promoción de la salud requiere del liderazgo y plena participación de todos los sectores, muchas estrategias y actividades van más allá de la capacidad del sector de la salud. El sector de la salud necesita seguir apoyando los enfoques de promoción de la salud, y necesita formar su capacidad de ejecutar las actividades de promoción de la salud.

La necesidad de movilizar los recursos internos y externos sigue presentando muchas limitaciones para la ejecución del plan de acción para fortalecer el movimiento y los municipios saludables en la mayoría de los países y para proporcionar cooperación técnica a nivel regional. La reorientación de los servicios de salud es un reto importante y una oportunidad fundamental que debe perseguirse en el contexto de este movimiento. A manera que el gobierno local y los líderes de la comunidad entiendan el concepto de los municipios saludables y las metas y enfoques de la promoción de la salud, es indispensable que más recursos sean asignados a los retos principales a los que se enfrenta la salud pública hoy en día.

Sin lugar a duda este movimiento presenta una oportunidad fundamental para establecer las políticas de salud pública en los niveles regional, nacional y local. El movimiento apoya a los procesos de descentralización, requiere descentralización de los procesos de toma de decisiones y fortalece la capacidad local para tomar decisiones y controlar el uso de los recursos. El movimiento de municipios saludables requiere participación y acción comunitaria fuerte y determinada y proporciona una oportunidad concreta de continuar fortaleciendo y consolidando los procesos democráticos en la región. También contribuye a capacitar a los pueblos a que participen en "reinventar al gobierno" y proporciona oportunidades a las personas para participar en decisiones públicas y en decisiones que les conciernen en relación a su familia y su comunidad.