Santo Domingo, República Dominicana. 22 de abril del 2015. Con la presencia de la Primera Dama de la nación, licenciada Cándida Montilla de Medina; la ministra de Salud, doctora Altagracia Guzmán Marcelino; el ministro de Educación, licenciado Carlos Amarante Baret, así como de destacadas autoridades de ambos ministerios, se dio inicio a la Jornada de Vacunación y Desparasitación para población de 1 a 4 años, sustentada en el riesgo epidemiológico actual y la política gubernamental del "Año de la atención integral a la primera infancia".

En el marco de la Semana de Vacunación en Las Américas 2015, desde el 27 de abril al 15 de mayo, los servicios de salud en todo el país, esperan recibir 778,878 niños y niñas de un año y hasta antes de cumplir cinco, para ser inoculados contra el sarampión y la rubéola y recibir un antiparasitario, simultáneamente.

El ministro de Educación hizo notar el esfuerzo intersectorial entre Educación y Salud como un modelo de trabajo para enfrentar problemas de salud.

La ministra de Salud destacó la voluntad política para apoyar esta Jornada y convocó a toda la población para acudir al puesto más cercano y recibir estas vacunas y el antiparasitario. También hizo un reconocimiento a la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) por la cooperación técnica dada para lograr los objetivos propuestos con esta Jornada.

La Representante de la OPS/OMS, Dra. Laura Ramírez León, destacó el éxito de esta iniciativa, que comenzó en las Américas en el año 2003, a propósito de una epidemia de sarampión entre Venezuela y Colombia y, dado el éxito alcanzado en la Región de las Américas trascendió al mundo entero, celebrándose este año la cuarta Semana Mundial de  Inmunización, la cual sirve como marco para las iniciativas que se desarrollarán en las seis regiones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en las que más de 180 países y territorios planifican vacunar a más de 60 millones de personas de todas las edades mediante diversas estrategias nacionales de vacunación.

En este escenario, la doctora Ramírez felicitó al gobierno dominicano por la voluntad política de haber destinado este año a la protección integral de la infancia y a la decisión de programar este evento de salud, que espera fortalecer la inmunidad de la niñez y así evitar que el sarampión y la rubéola vuelvan a entrar a este país y, como consecuencia, generar futuras epidemias.

Destacó además, que el incremento del turismo en el país y la falta de decisión de otras regiones del mundo, exigen al sistema nacional de salud estar siempre alerta para detectar rápidamente algún caso importado y actuar en consecuencia, a fin de garantizar que nunca más el sarampión y la rubéola generen enfermedad a la población dominicana.

Finalmente expresó un reconocimiento y gratitud especial a tantos trabajadores que con compromiso y entusiasmo soslayan el calor, la distancia y la magnitud de la población, para llegar con la vacunación a todas y todos. Ellos son los héroes de esta Jornada, resaltó.